Inicio Reportajes Archivo Municipal, registro de nuestro pasado

Archivo Municipal, registro de nuestro pasado

206
0
Compartir
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

Con motivo de la inauguración de la nueva sección en la web municipal que permite a cualquier persona acceder a los registros del Archivo Municipal, La Revista de Valdemoro ofrece un reportaje sobre este servicio municipal muy poco conocido entre los vecinos y al que puede tener acceso cualquier ciudadano. Gracias a este nuevo apartado en la web del Ayuntamiento de Valdemoro, el ciudadano podrá consultar la información básica de los documentos con más antigüedad que se encuentran en la Casa Consistorial.

Esta nueva iniciativa virtual nace con el fin de acercar al usuario la documentación sobre la que se asientan los pilares del municipio y sobre la que se ha construido la historia de Valdemoro.

UN MUNICIPIO CON HISTORIA

En el Archivo Municipal se conservan los documentos producto de la gestión municipal desde que se constituye el concejo. No se sabe con exactitud cuándo se constituyó, sólo tenemos constancia del concejo desde el documento más antiguo (1520). En otros municipios poseen la carta puebla, que da derecho a unos vecinos a situarse y vivir en un determinado lugar y constituirse como aldea o concejo. Valdemoro no posee una carta puebla y, por lo tanto, se desconoce cuándo se produjo su nacimiento. A partir del primer registro del concejo, se conservan todos los documentos que genera el Ayuntamiento fruto de sus principales competencias.

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

EditadaAunque en la actualidad Valdemoro pueda parecer, lo que se denomina, una ciudad dormitorio, lo cierto es que la localidad posee una amplia historia registrándose su primera actividad a finales del siglo XII cuando, mediante un privilegio del rey Alfonso XIII, Valdemoro pasa a formar parte del concejo segoviano. Sin embargo, el documento más antiguo que posee el Archivo Municipal es un pergamino datado en 1520. En el siglo XVI, Valdemoro pertenece al arzobispado de Toledo y en dicho pergamino se encuentra una carta de derechos por la que el arzobispo de Toledo concede al concejo un privilegio con la finalidad de que dentro del municipio no se vendieran tierras a gente “exenta de pechar”, es decir, a gente que no pagaba impuestos. En aquellos momentos, si los terrenos del municipio pasaban a formar parte de gente que no pagaba impuestos, el ayuntamiento se veía perjudicado ya que dejaba de recaudar dinero por estos bienes raíces. El privilegio se concedió al concejo en 1456 pero no es hasta 1520, cuando se realiza una transcripción de dicho privilegio, cuando se posee un impreso que es el que ha llegado hasta nuestros días.

Tal es la importancia de esta documentación, que en la Edad Media se denominaba “arca de los privilegios” al lugar donde se encontraba dicha documentación. A este lugar sólo tenían acceso tres personas: el alcalde, el justicia y el regidor. Cada uno de estos personajes tenía una llave del arca de los privilegios y solamente se podía tener acceso al mismo con una de esas tres llaves. Durante la historia valdemoreña existen diferentes momentos en que, los justicias, el alcalde de turno o el escribano, se han preocupado de que los documentos estuvieran bien conservados; gracias a este interés, podemos consultar en la actualidad documentos históricos.

Hasta finales del siglo XX no ha habido una figura de archivero encargada de la gestión y mantenimiento de la documentación, el responsable era el secretario del ayuntamiento del momento. Durante todo este tiempo se han perdido algunos documentos; la documentación que se ha perdido ha sido por diferentes motivos como inundaciones o incluso paso de tropas por la villa durante el siglo XVII. Según reflejan algunos documentos, desapareció documentación como motivo del paso de ejército, pero lo cierto es que no se tiene constancia de qué documentos desaparecieron. Otro de los principales motivos por los que ha desaparecido información ha sido la minusvaloración de dicha documentación. En muchas ocasiones se tiende a pensar que la documentación no tiene un valor más allá de la función administrativa. Los documentos poseen tres tipos de valor: el valor administrativo, el jurídico-fiscal y también tienen valor histórico. Este último es el más difícil de delimitar ya que se desconoce si dicha información será de utilidad para algún usuario en un futuro. En el caso de las licencias de obras, por ejemplo, pueden ser muy útiles con el paso del tiempo ya que prueban la historia de las edificaciones y del municipio.

UN SERVICIO PARA TODOS

_DSC7021Dentro del Ayuntamiento, el Archivo Municipal es un departamento más del ayuntamiento como puedan ser la secretaria, estadística, etc. María Jesús López es la archivera municipal responsable del patrimonio documental del Ayuntamiento de Valdemoro. Su máxima responsabilidad reside en la documentación que se conserva en el archivo, es decir, la que los diferentes departamentos van transfiriendo paulatinamente al archivo.

Al estar dentro de la casa consistorial, el archivo tiene la seguridad que tiene el propio edificio. El archivo tiene un sistema de alarma de incendios independiente ya que no es usual que existan robos. Las instalaciones del archivo necesitan unas condiciones ambientales específicas ya que la humedad es uno de los graves problemas para la documentación. En el ayuntamiento de Valdemoro existen dos depósitos diferenciados físicamente. El primero de ellos, al encontrarse ubicado dentro del edificio, tiene unas condiciones de estanqueidad que no tienen la ampliación que se realizó posteriormente. Esta ampliación necesita de un dispositivo que deshumidifica el ambiente las veinticuatro horas del día debido a que hay una mayor humedad. Las condiciones de humedad, temperatura y luminosidad deben ser las adecuadas para que el papel no se deteriore.

Los dos depósitos del ayuntamiento son salas contiguas, esto agiliza el traslado de la documentación de un depósito a otro. En uno de los depósitos se almacena la documentación que llega hasta que se trata, clasifica y custodia debidamente. Es labor del archivo eliminar todos aquellos artefactos que puedan erosionar el papel tales como grapas, gomas o clips. En el archivo la documentación se mantiene unida con un cordón de algodón y un lazo, de esta manera no se daña el papel y se conserva en mejores condiciones.

El Archivo Municipal, aparte de ser un departamento del Ayuntamiento de Valdemoro, también es un servicio público del que puede servirse cualquier ciudadano, sea o no sea ciudadano de Valdemoro. En algunos reglamentos de archivos se establece una mayoría de edad de 16 años, en el caso de Valdemoro esta condición no existe. Para conocer cómo nos puede ser útil el archivo debemos saber que existe una clasificación de los usuarios que tienen acceso al archivo. La división se establece en dos grandes grupos: usuarios internos y usuarios externos. Los primeros son aquellos usuarios que pertenecen al ayuntamiento y que, por lo tanto, requieren de documentación para el desempeño de sus funciones. Estos usuarios son los únicos a los que se les puede prestar documentación que tenga relación con la función que desempeñan. En el segundo grupo, el grupo de usuarios externos, se engloba al resto de ciudadanos que acceden al Archivo Municipal, estos pueden consultar documentación pero en ningún caso se podrá realizar un préstamo.

_DSC6984Como ciudadanos y usuarios debemos saber que dentro del archivo se pueden realizar dos grandes tipos de gestiones: labores de investigación y tareas de consulta administrativa. La primera de ellas es la menos usual pero no por ello deja de ser una actividad muy importante, hablamos de la labor de investigación científica. Cualquier usuario que quiera llevar a cabo una labor de investigación simplemente debe acudir a la Casa Consistorial y rellenar una solicitud justificando el motivo de su investigación. A partir de ese momento, el investigador tendrá acceso al Archivo Municipal y al asesoramiento por parte de los profesionales del departamento que en todo momento estarán a su disponibilidad. Dentro de las labores de investigación más cercanas a los vecinos puede estar la elaboración del árbol genealógico de la familia.

En segundo lugar nos encontramos las consultas administrativas. Este tipo de servicio es el más utilizado por los valdemoreños y su finalidad es la de solventar problemas que tengan que ver con la administración en general. El primer paso para realizar una consulta administrativa es rellenar una instancia general en el registro. En esta instancia se deberá justificar debidamente que el solicitante de dicha consulta tiene una relación directa con la información que se solicita. Cuando la solicitud es aceptada, el usuario tiene a su disposición la ayuda del departamento del archivo para cualquier duda o resolver cualquier problema administrativo. La mayoría de las consultas administrativas están relacionadas con el urbanismo y el conocimiento de la propiedad de determinados territorios que no están registrados.

Cualquier usuario puede tener acceso incluso a los documentos más antiguos. En el caso de Valdemoro, al contrario que en otros municipios, los documentos no están muy deteriorados. Esto se debe a que el Ayuntamiento ha llevado a cabo una política de restauración, con presupuesto municipal y con subvenciones de la Comunidad de Madrid, con la que se ha restaurado e incluso digitalizado prácticamente la totalidad de la documentación del siglo XVI y XVII. Estos documentos son los que podemos encontrar en la nueva sección de la página web del Ayuntamiento. Desde el Archivo se facilita la ayuda que sea necesaria en la tarea de investigación. Se trata de un servicio muy cuidado en el que los profesionales están a disposición del ciudadano en todo momento para encontrar la información que el usuario necesita.

FONDO FOTOGRÁFICO

El fondo fotográfico del Archivo Municipal de Valdemoro cuenta con más de 11.000 imágenes procedentes, fundamentalmente, de la gestión administrativa del Ayuntamiento, pero en él ocupan un lugar destacado las cedidas por los vecinos que, poco a poco, van incrementado el patrimonio documental del municipio. Su origen está en 1990 cuando desde la alcaldía se impulsó un proyecto para recoger las fotografías de los vecinos con el fin de realizar un catálogo y una exposición. El éxito de esta propuesta fue tal que cuatro años más tarde, en 1994, se promovió otro proyecto de recolección de material fotográfico de Valdemoro llegando a recaudar hasta 400 fotografías.

_DSC7039El proceso de transferencia de esas fotografías comienza con la firma de un documento de cesión de dichas fotografías en el que el usuario presta el material visual para que el ayuntamiento lo utilice con fines de difusión cultural, histórica y que pasen a formar parte de patrimonio documental municipal, pero nunca con fines lucrativos. Cuando el personal del Archivo Municipal ha realizado la digitalización, las fotografías son devueltas a sus propietarios a excepción de que el usuario desee que tales documentos pasen a formar parte del Ayuntamiento de Valdemoro.

Desde entonces, el fondo de vecinos ha aumentado y en la actualidad cuenta con casi 3000 fotografías catalogadas en su totalidad. Estas aportaciones totalmente desinteresadas han permitido rescatar con documentos gráficos la apariencia gráfica de la localidad desde 1880 hasta la actualidad, algunas han podido ser contempladas con motivo de exposiciones. Cualquier usuario que quiera colaborar con el fondo de vecinos sólo tendrá que ponerse en contacto con el Ayuntamiento de Valdemoro a través de la información que se facilita o acudir a la Casa Consistorial; allí será atendido por el personal del ayuntamiento, que en todo momento le indicará cuáles son los pasos a seguir.

Las fotografías contienen una información muy importante, pero también es muy importante cómo ha llegado esa foto al archivo. Una de las historias curiosas del archivo tiene que ver con la figura de Estrella de Elola. A raíz de una exposición sobre este personaje, un ciudadano se puso en contacto con el ayuntamiento haciendo saber que poseía un retrato de Estrella de Elola. Al intentar establecer comunicación con esta persona no se obtuvo un resultado positivo debido a que la persona había fallecido por problemas de salud. Al tiempo, se contactó con uno de los familiares gracias a la rehabilitación del mausoleo de la familia en el cementerio de Valdemoro. A través de este contacto se consiguió un árbol genealógico, fotografías y más información acerca de la historia de este personaje desconocido de Valdemoro.

VALDEMORO DE CINE

Aparte de la importancia histórica de la fotografía las películas también son de una gran importancia en el conocimiento cercano de nuestro pueblo. Hace aproximadamente tres años se llevó a cabo un proyecto para conocer qué películas se habían rodado en Valdemoro. Se conocía qué existían películas en las que algunas de las localizaciones se habían rodado en nuestro municipio. El proyecto se denominó “Valdemoro plató de cine” y consistía en registrar todas las películas que se habían rodado en el municipio. Se realizó un trabajo muy exhaustivo ya que se consiguió obtener información gracias a fuentes orales que habían participado en dichas películas o tenían recuerdo de ello. Tras varios meses de investigación se logró conseguir un listado de más de veinte películas en las que Valdemoro había sido escenario de largometrajes. Las películas que están registradas datan desde 1949 hasta principios de los años 2000. Entre las películas más importantes destacan producciones como “Orgullo y Pasión” o “El turismo es un gran invento”.

 

Sergio García Otero

Fisioterapia Valdemoro

Anuncio Patrocinado

Zonauto Sur