Inicio Entrevistas Grupo de Facebook Valdemoro Hoy y Siempre

Grupo de Facebook Valdemoro Hoy y Siempre

280
0
Compartir
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

La memoria de nuestro municipio tiene un lugar en internet 

Dicen que la experiencia es un grado y, en algunas ocasiones, la juventud debe dejar hablar a las personas que han vivido más que tú. En esa tesitura me hallo, y por ello quería comenzar este reportaje con unas palabras de los administradores del grupo Valdemoro Hoy y Siempre, que estoy seguro de que a muchos les hará recordar momentos inolvidables.

«Hemos viajado todos juntos en el tiempo: nos hemos comido unos caramelos Sacis y hemos comprado cajitas de jalea y cromos en la tienda de Trini; hemos comprado un corte de tres sabores en el quiosco de helados del Pozo Bueno. Hemos montado en la ola cuando la ponían en la plaza de las monjas, hemos cambiado un tebeo en El Canario, hemos saboreado una mejicana y una bandeja de pasteles de La Manolita, hemos ido a comprar a la Chuchera y a Casa de Don Paco; hemos acompañado a nuestras madres y abuelas a asar el cordero de Navidad y hacer mantecados en el horno de González, hemos bebido agua de la fuente de la Villa y alguno que otro se ha caído al pilón.

»Hemos dejado rodar las botellas de Pepsi desde la última fila del cine Alarcón mientras asistíamos a la sesión continua. Hemos bajado las escaleras de el Cojo, hemos jugado en el patio del colegio al balón prisionero, hemos jugado a la lima en los corralones, nos hemos sentado en los bancos de la carretera de Andalucía a ver pasar los coches. Nos hemos apelotonado en torno al primer televisor del vecino. Hemos bailado con Los Brincos en Quinito, tomado una Mirinda en La Azucena” cenado conejo al ajillo en El Maño y comido codornices a la plancha en el bar San Pedro».

Elia Rosell, Paco Torres y Mila Tovar son tres valdemoreños que coincidieron como miembros de un grupo de vecinos de Valdemoro en Facebook que se estableció con el propósito de rememorar tiempos anteriores a través de las fotografías y los recuerdos de los vecinos. Por diferentes desavenencias, y con la experiencia de ser partícipes de una comunidad muy numerosa, los tres decidieron aunar esfuerzos para construir un nuevo grupo desde cero que mantuviera los valores que les motivaron a introducirse en el anterior colectivo, un grupo basado en el respeto, formado por valdemoreños que tienen un vínculo especial con la localidad, que participan activamente de ella y que contribuyen a la identidad local. De esta manera surge Valdemoro Hoy y Siempre.

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

Los tres han nacido y son vecinos de Valdemoro de toda la vida, igual que sus antepasados que llegaron a ser gente de nombre en el pueblo; y como ellos nos cuentan, a lo largo de todos estos años se han cruzado decenas de veces compartiendo un simple saludo; pero lo cierto es que gracias a internet han conseguido entablar una relación más estrecha.

El grupo nace el 8 de septiembre de 2014. La fecha no es casualidad; y es que coincide con el día de la festividad de la Virgen del Rosario. Cada uno de los administradores envió invitaciones a todos sus conocidos valdemoreños, y poco a poco fue creciendo. El grupo es cerrado y privado, tan solo se puede acceder a él por la invitación de un miembro y previa aceptación de las normas de convivencia.

El nombre no es casualidad, ¿por qué decidís aunar estas tres palabras?

Mila. El nombre viene motivado por el cambio que ha sufrido Valdemoro desde nuestros primeros recuerdos hasta hoy. Publicamos fotografías actuales, pero también hay muchas antiguas. Creo que es una de las esencias del grupo, la gente abre sus cajones y baúles para buscar fotografías familiares antiguas y compartirlas con el resto de miembros. Todo este material nos recuerda el Valdemoro de antes, que era un pueblo y no la ciudad en la que vivimos. Y el nombre viene a describir lo que es el grupo, un espacio en que hablar del Valdemoro que vivimos hoy pero sin olvidar nuestro pasado.

El material gráfico juega un papel muy importante en la actividad de vuestro grupo.

Paco. Las fotografías siempre van a estar ahí, pasen cincuenta o quinientos años. El recuerdo permanece y, además, te hacen rememorar otras épocas de tu vida y nos gusta ver otros momentos de la historia de nuestro pueblo.

Mila. Yo creo que cumple al menos una doble función. Por un lado, cuando alguien sube alguna fotografía, la comunidad comenta en el post y en cierta medida se genera un recuerdo colectivo del que todos participamos y que te enriquece porque te permite recuperar hechos olvidados o tener una visión más amplia. Por otro lado, el grupo también sirve como una herramienta con la que mostrar a las nuevas generaciones cuál fue nuestra realidad en Valdemoro hace varias décadas. Valdemoro ha cambiado tanto que ahora parece imposible que fuéramos a la lechería a comprar la leche recién ordeñada de las vacas, por ejemplo. Todas estas cosas nos sirven para que a nuestros hijos no solo les llegue un relato sino que puedan tener una imagen de lo que fue nuestro pueblo.

Elia. Todo el material que se comparte en el muro es exclusivo para el grupo. Una de las normas principales es que las fotografías publicadas no pueden salir del grupo, ya que en la mayoría de las ocasiones son fotografías con un alto valor sentimental y recuerdos muy personales de familiares y tiempos ya desaparecidos. Que el material se exponga en un grupo de internet no significa que todo valga y que llegue a otras personas ajenas al grupo que se apropien de él y lleguen incluso a lucrarse con ello. Desde la administración del grupo nos encargamos activamente de salvaguardar la intimidad y la confianza que depositan los miembros en Valdemoro Hoy y Siempre.

En estos cuatro años de actividad habéis creado una comunidad de más de setecientas personas, ¿cómo se ha ido asentando una comunidad tan destacable?

Mila. Desde el principio teníamos claro que no queríamos un grupo masivo. Entre los tres comenzamos a invitar a nuestros allegados para que el método de acceso fuera más selectivo. Desde la administración realizamos una especie de filtro simplemente para garantizar a nuestros miembros que las personas que acceden tienen un interés real por la actividad del grupo y que, a priori, van a participar de la misma y pueden aportar algo valioso al grupo.

Elia. Creamos un vídeo de presentación del grupo que enviamos vía Messenger para que las personas conocieran cuál era nuestro propósito con la creación de este grupo. Actualmente somos unos setecientos miembros, aunque ha habido temporadas en las que hemos sido más. No buscamos la cantidad. El grupo se ha creado para que la gente participe. Algunos miembros invierten parte de su tiempo en crear posts muy interesantes que comparten gratuitamente. Creemos que el deber del resto de la comunidad es, por lo menos, reconocer el esfuerzo de esas personas con un me gusta, un agradecimiento o participando en los comentarios si tienes algo interesante que aportar.

¿Qué actividades se desarrollan en internet y cómo se extrapolan a la vida en Valdemoro?

Elia. Diariamente se felicita el cumpleaños a todos los miembros que suman un año más. Es una iniciativa que tiene muy buena acogida porque es gesto de reconocimiento por parte del grupo a uno de sus miembros en un día especial. La actualidad también está muy presente y se publican los sucesos más destacados.

Paco. Al ser un grupo importante se han creado también subgrupos de personas que comparten aficiones como la cocina, la gimnasia, el senderismo… Diariamente el grupo de Andarines, (así es como los llamamos), hace rutas urbanas por el pueblo, que ayudan a poner en forma a los participantes. Con esta iniciativa se han forjado lazos muy estrechos entre los miembros y su relación ya no solo se vincula con las marchas, son frecuentes las quedadas y las cenas.

Mila. Por ejemplo, todos los años, en el contexto de la Feria Barroca, con Rafael García de las Peñas organizamos una ruta cultural por Valdemoro explicando el valor artístico de la iglesia parroquial. Otro ejemplo: en navidades se compra lotería que se vende sin recargo a los miembros del grupo. También llevamos a cabo una iniciativa de cestas de navidad en la que cada persona del grupo aporta algún elemento a la cesta y entra en el sorteo. En la última edición conseguimos elaborar un total de siete cestas que se sortearon con las terminaciones del número de la lotería nacional de navidad. Además, también se celebra un concurso de belenes y árboles de navidad en el que a todos los participantes se les entrega un diploma creado por los administradores. Para la festividad de San Marcos también se organizó una quedada, etc.

Elia. Pero quizás el evento por excelencia fue la primera quedada del grupo Valdemoro Hoy y Siempre, en un local emblemático, la discoteca Spacio donde nos juntamos más de trescientas personas y practicamos juegos como el concurso Un, dos, tres; entregamos los premios del concurso culinario y de la actividad Los Andarines, sorteamos regalos y nos reunimos y nos reconocimos todos los componentes del grupo.

La actividad de un pueblo en la red

El grupo goza de una muy buena actividad. Atendiendo a las estadísticas, la participación es muy alta, supera los seiscientos usuarios de un total de setecientos. El perfil más activo se enmarca a partir de los cincuenta años y, principalmente, es de género femenino. En líneas generales, el grupo abarca una horquilla de edad que va desde los 40 años en adelante. La memoria, los recuerdos y las anécdotas tienen mucho peso en los temas del grupo, es por ello que todos sus integrantes tienen una edad más avanzada, aunque en ninguno de los casos se cierra las puertas a la gente joven.

Hay muchos valdemoreños que están fuera de su pueblo: en Puerto Rico, Suiza, Alemania, Italia, Portugal, Argentina, Canarias… además de en otras ciudades y pueblos de la península, como Barcelona, Alicante, Toledo. Como miembros del grupo ven, por medio de la red, como va creciendo su Valdemoro, además de reencontrarse con amigos de la infancia.

El grupo también es una herramienta de contacto para aquellas personas que no gozan de tanta compañía en el día a día. La confianza que se ha generado en la comunidad permite a sus miembros hacer partícipes al resto de los momentos más importantes de sus vidas, como puedan ser el nacimiento de familiares, enfermedades, operaciones, defunciones o vacaciones. Todos ellos encuentran una respuesta y el apoyo de la comunidad.

Valdemoro es uno de los municipios que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos años, ¿internet ha sido la herramienta idónea para preservar esa identidad de pueblo en una ciudad en la que los ritmos de vida han cambiado tanto?

Mila. En gran medida es así. Hoy en día la vida de Valdemoro es totalmente diferente a la que tenemos en nuestros recuerdos. El grupo de Facebook nos ha permitido crear un ambiente muy específico que intenta conservar esa identidad de pueblo que siempre fue.

Elia. Internet también nos da una flexibilidad que permite que esto funcione tan bien. Cualquier persona puede estar en contacto con el resto, participar y enterarse de la actualidad de Valdemoro mientras está de vacaciones, en la peluquería, en el médico, sentada en su sofá después de cenar o en el descanso de su trabajo. Este factor es muy importante porque no requiere de la presencia física que antes era imprescindible.

Paco. La actividad se dispara principalmente por la noche, después de cenar se crea una burbuja de la que no se sale hasta altas horas de la noche. Pero lo cierto es que a cualquier hora que publiques un post hay gente que te lee y comenta, es algo que, personalmente, siempre me ha parecido curioso y fascinante.

Elia. El grupo te hace partícipe de su actividad. La gente está en su casa viendo la televisión y no puede interactuar, es una actividad totalmente pasiva. Sin embargo, en el grupo pueden comentar y entablar conversaciones que al final te hacen sentir parte de algo, de un colectivo.

En estos cuatro años de actividad habéis recopilado tanto material gráfico como testimonios sobre la historia de Valdemoro muy interesantes que, sin duda, serían de interés general para el resto de vecinos que no pertenecen al grupo. ¿Os habéis planteado llevar a cabo alguna iniciativa cultural a través de la cual acercar todo este conocimiento al resto de vecinos de Valdemoro?

Mila. Así es, en todo este tiempo hemos recopilado fotografías de aspectos de Valdemoro muy interesantes como los negocios de toda la vida, la evolución de espacios como las plazas y calles del pueblo o, incluso, de las cuevas que tanto caracterizaron a Valdemoro. El problema de hacer público todo este material es que desde la administración del grupo no pretendemos apropiarnos del mismo. Habría que consensuar con los miembros que lo aportaron y estudiar una forma viable de poder compartirlo con el resto de vecinos.

Elia. Siempre hemos tenido en mente llevar a cabo una iniciativa de este tipo. Los administradores hemos creado videos temáticos con las fotografías antiguas subidas por los miembros, que abarcan desde «El ayer y el hoy de nuestros miembros», «Nuestros mayores» «La vuelta al cole», «Enlaces matrimoniales a través de la historia de Valdemoro», «Comuniones», «Rincones de Valdemoro», «Día de la Madre», etc. Quizás puede ser interesante ponerse en contacto con la concejalía para llevar a cabo una iniciativa conjunta, con una reproducción pública de esos vídeos y una exposición fotográfica.

¿Participáis en algún tipo de colaboración con otras agrupaciones o asociaciones locales?

Mila. Nuestra intención como grupo es la de promover la actividad local siempre y cuando no se busque un beneficio particular. Tenemos contacto con diferentes asociaciones y entidades. Una de las últimas en estar presentes en nuestro muro ha sido el refundando Club Atlético de Valdemoro, que nos compartió sus próximos partidos y actividades y nosotros les dimos difusión en el grupo con el objetivo de motivar a la gente a participar de una actividad promovida por un equipo de fútbol local. La Asociación Con Otra Mirada también está muy presente, ayudamos a que su obra se extienda por internet. También valoramos iniciativas individuales que no tienen ánimo de lucro y que pueden ser de interés para los miembros como actividades al aire libre, por ejemplo.

Como administradores estáis en continuo contacto con la gente que participa en el grupo, ¿qué opinión tienen sobre su localidad?

Mila. A la gente le gusta el Valdemoro de antes; la plaza de la Piña con su arboleda, que las fiestas locales no se marchen del centro a la periferia… Cuando se publica algo en relación al pasado, el 90 % de los comentarios suelen destacar lo bonito de aquellos tiempos.

Elia. La nostalgia siempre está presente en ese tipo de publicaciones. En la actualidad hay muchas cosas que están mucho mejor que antes, pero esas fotografías rescatadas del baúl de los recuerdos suelen estar estrechamente vinculadas con memorias de nuestra niñez, de otros tiempos felices que ya no volverán.

¿Cuáles son los valores que más se destacan?

Mila. Valdemoro es una ciudad muy abierta a recibir gente de fuera. Cuando alguien entra al grupo y da las gracias, siempre hay usuarios que se ofrecen para lo que necesite esa persona. Lo que más se puede destacar es la unión de los vecinos. Si alguien tiene un problema y lo expone en público se le ayuda aunque no se le conozca en persona. El hecho de estar presentes cada día en las publicaciones indudablemente tiende lazos entre los miembros. Como ejemplo, las pasadas navidades una persona nos comentó a los administradores que tenía una situación económica complicada que se expuso en el grupo y en seguida varios miembros le ofrecieron ayuda económica. Es un gesto digno de destacar porque al fin y al cabo a esas personas no les une nada, ni siquiera se conocen en persona.

¿Qué actividades tiene prevista el grupo en los próximos meses?

Paco. Continuamos con nuestras publicaciones diarias y, recientemente, con motivo de la festividad de San Marcos, hemos realizado, como viene siendo habitual, una kedada en el parque Bolitas de Airón. La próxima semana comenzamos con una nueva actividad, «Ponte en Forma con Isis», donde un miembro del grupo se ha ofrecido a dar clases de gimnasia y marcha a todos los compañeros que lo deseen.

Elia. Para el mes de junio, en la noche de San Juan, nos reuniremos como otros años en el parque Tierno Galván. Es una velada muy entretenida y divertida en la que se cuentan historias y relatos relacionados con fantasmas, espíritus y el mundo de lo oculto.

Mila. Y de cara al futuro, para la vuelta del verano y con motivo del aniversario, nos gustaría celebrar una nueva kedada similar a la del año en el que fundamos el grupo (2014). Como en la anterior edición, podrán acudir todos los miembros del grupo y sus acompañantes. Estamos seguros de que, si la iniciativa recibe apoyo, será una celebración con muchos momentos bonitos. 

Para finalizar me gustaría que los tres, valdemoreños de toda la vida, me contarais cuál ha sido vuestra percepción del pueblo y cómo ha ido cambiando.

Elia. Yo nací en Valdemoro, frente a la casa de Pedro Antonio de Alarcón y mi niñez fue muy feliz. Una infancia muy distinta a la que viven la mayoría de los niños en la actualidad. Antes se podía jugar en las calles sin peligro porque solo pasaba un coche una o dos veces al día. Siempre encontrabas algún amigo en el barrio con quien jugar. Una de las cosas que más echo de menos es la luz de Valdemoro. Cuando era pequeña, en el verano, todo tenía un color muy particular, más brillante y luminoso, y los olores también se han quedado grabados en mi mente. Si cierro los ojos, todavía puedo oler las palomitas blancas que crecían en los árboles de la calle Grande y de la plaza de la Piña, y el olor del musgo por los rincones sombríos de las calles.

Mila. La evolución ha sido muy notable. En mi infancia no había agua corriente en las casas y teníamos que ir al lavadero a lavar la ropa y sacar el agua del pozo para beber. Solo había televisión en el bar de mi abuelo, La Parada, y en el Quinito. Las aceras las hacían los vecinos y las calles no estaban asfaltadas. Valdemoro ha evolucionado y yo con él. Quizás el amor que tengo a esta localidad sea porque ha sido parte de mi vida. Ha pasado de ser un pueblo en el que no había de nada, pero mucha riqueza humana, a ser una gran ciudad con todos los servicios.

Paco. Lo que compartimos los tres son recuerdos de la juventud, una juventud que por otra parte no era tan individualista como lo es ahora. No nos queda otra cosa que preferir esa juventud de antes, que afortunadamente es la que nos tocó vivir y que la gran mayoría de nuestra generación no la cambia.

Elia. Lo bueno de Valdemoro es que aquí siempre ha habido una unión muy fuerte entre los vecinos. Si un vecino sabía que otro pasaba necesidad, se hacía lo que fuera para solucionarlo. Los valdemoreños siempre han sido muy abiertos y solidarios. Como administradores queremos aprovechar este medio para dar las gracias a todos los que conforman este grupo, ya que no sería nada sin la colaboración, el respeto y el saber estar de todos ellos: a los que comentan, a los que se ríen, a los que compartís momentos alegres y tristes, a los que nos enseñáis historia, a los que con vuestros mensajes de buenos días hacéis que no nos sintamos solos cuando comenzamos la mañana, a los que con asiduidad dejáis vuestras huellas en el grupo. A todos y a cada uno de vosotros, sin quienes Valdemoro Hoy y Siempre no sería nada. Gracias por estar ahí y formar parte de un grupo que con tanta ilusión fue creado y compartir el amor por nuestro pueblo, Valdemoro.

Texto_Sergio García Otero

Fotografía_Ncuadres

 

 

Fisioterapia Valdemoro

Anuncio Patrocinado

Zonauto Sur

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here