Inicio Reportajes Indumentaria tradicional de Valdemoro, patrimonio inmaterial

Indumentaria tradicional de Valdemoro, patrimonio inmaterial

2221
0
El peinado suelto y el manteo como foco de atención. La imagen se actualiza a través del color rojo en las uñas o el velado de los elementos de prestigio como son las alhajas.
patrocinado

El 9 de enero de 2015 se presentaba en la Sala de Exposiciones del Centro Cultural Juan Prado la exposición Intangible Heritage Photo. Reconstrucción de una moda: el traje.

Pero ¿qué tiene de especial este proyecto?

Una foto de grupo, coro o ronda. Toda esta historia empezó con una imagen de grupo, coro o ronda publicada por el Ayuntamiento de Valdemoro entre los años 1990 y 1994 dentro del libro de fotografías Memoria de Valdemoro. vol 1, 2. La imagen corresponde a un posado de grupo, donde los diferentes personajes presentan su porte y gracia para la escena, presidido por un estandarte con el escudo de nuestra villa. La publicación y difusión de la imagen inspiró al grupo Madrid Tradicional para confeccionar la indumentaria adecuada en la representación escenográfica de un grupo musical tradicional de la provincia de Madrid, de finales del siglo XIX o principio del XX. El documento fotográfico cedido por vecinos de Valdemoro y comunicado a través de los trabajos de la archivera municipal, María Jesús López Portero, dio inmediatamente sus primeros frutos: la conservación conceptual.

Fondo vecinos. Archivo Municipal de Valdemoro. Grupo de coro o ronda. Memoria de Valdemoro. (1990) Finales XIX-principio XX.

El taller de costura de la Universidad Popular de Valdemoro.  Si existen las casualidades, o no, nunca lo sabremos. Lo cierto fue que tras actuar el citado grupo de música tradicional madrileña en el Teatro Municipal Juan Prado y presentar la indumentaria como única y de Valdemoro, tardaron lo que duró la actuación para que las alumnas del taller de confección plantearan el proyecto a su monitora. Así María del Carmen Poveda, monitora del taller en los años 90 y primeros años del 2000, lidera el proyecto de patronaje y confección de las prendas más importantes de la indumentaria tradicional de Valdemoro.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Una mujer que revoluciona el taller.  La necesidad de conocer los fundamentos para la confección de esta tipo de prendas junto con la efectividad de las antiguas redes sociales, básicamente cafés con tertulia incorporada, conectó a nuestra monitora con la antropóloga, especialista en etnología y vecina de Valdemoro Paz Gómez. Las explicaciones conceptuales y prácticas de Paz sobre las formas y modos de vestir esta especial indumentaria dan un gran impulso al proyecto, materializando poco a poco cada patrón, cada puntada, cada prenda. Patronaje directamente sobre la persona, tipología de tejidos, estampados y bordados de identidad, adornos y alhajas, ropa de guarda y peinados sociales, son algunos de los conceptos que van incorporándose al día a día del taller.

Posado e interpretación libre de la indumentaria. Las prendas tienen una superposición aleatoria, valorando la imagen desde componentes como el color, las texturas o la sensualidad.

Es una falda o un camisón. Tras la confección del traje femenino, se dispuso confeccionar uno para hombre. Ambos corresponden a trajes de fiesta o ropa de guarda, con una función social muy marcada. No se olvidaron otras formas de vestir que corresponderían a la profesión u oficio, mucho más variada y conocida por llegar casi a nuestros días.

En este punto es donde comienza la segunda fase del proyecto vinculando a los alumnos de fotografía de Ncuadres y a su profesor Julián Villar.  Para esta fase diseñamos el proyecto justo a la inversa. ¿Se había creado la indumentaria perfecta para nuestra sociedad?, ¿eran reconocibles las prendas y su función?, ¿correspondía con la actual imagen corporal y social de mujeres y hombres?

Recreación con ropa ligera similar a la de diario. La identidad de cada comarca, población y familia se hacía evidente a través de bordados similares a los que se representan en nuestro modelo.

El alumnado de fotografía fue citado para hacer una sesión con dos modelos, mujer y hombre. No sabían nada sobre los trajes, su función, dimensión social, del trabajo artesanal, ni mucho menos de la primera fotografía. Las sesiones fueron dirigidas por el alumnado donde vistieron y revistieron, para hacer una serie de fotos de estudio conceptualmente libre.

La segunda sesión ser realizó por exteriores de Valdemoro, y fue dirigida tanto en la forma de vestir como en el tratamiento de algunos posados. Con esta doble sesión, pretendimos comparar a través de la imagen el conocimiento que la sociedad tiene de este tipo de patrimonio inmaterial, frente a la recreación ideal bajo la dirección especializada.

Paseos, calles, plazas, casas de labor, campos, edificios religiosos, el mercado, el baile, lugares dondese proyecta socialmente la vida cotidiana.

La enagua fue vestido; las medias de lana, objeto de culto; las ligas, lazos para el pelo; y las alpargatas, ideales para las camisas masculinas. Con esta coherencia o incoherencia visual proyectamos la exposición, donde exhibir los resultados fotográficos y las piezas desmontadas para su valoración como piezas artesanales únicas.

Fotos y más fotos.  La exposición comunicó con creces nuestra idea de acercar la cultura inmaterial a través de la fotografía libre, al arte corporal, social, histórico y cultural. En ningún caso se buscó plantear el lenguaje de la moda como una forma arqueológica o rigurosa del vestir. Tampoco lo fue la primera foto, una escena de ronda de representación social de aquel Valdemoro que formó parte del presente a través de la fotografía. Conseguimos, por tanto, revitalizar nuestro patrimonio, comunicarlo y dotarlo de sentido social para poder activar la tercera fase del proyecto, que se presentará en breve.

Las prendas de guarda forman parte de la herencia e historia de cada familia. Algunas se utilizaban como bienes de prestigio durante varias generaciones.

 

Lourdes Almendros Zaragoza.

Gestora de patrimonio histórico y arqueóloga.

Servicio de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Valdemoro.

Fotografía_Ncuadres

 

Publicidad LRDV