Inicio Publireportajes Las ventajas de la ortodoncia invisible en niños

Las ventajas de la ortodoncia invisible en niños

333
0
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

Corregir la sonrisa de los más pequeños de forma cómoda ya es posible

El tratamiento con ortodoncia invisible para niños de 6 a 12 años ya está disponible desde hace un año. Si te preocupa su comodidad y confort a lo largo de todo su tratamiento, este artículo te interesa.

Ya es posible un tratamiento de ortodoncia temprana discreto, invisible y que apenas se note. Reducir el número de visitas y minimizar el riesgo de urgencias por brackets que se despegan y arcos que hacen heridas ya es una realidad. Los alineadores invisibles se adaptan a sus pequeñas bocas, están impresos con tecnología 3D y se adaptan perfectamente gracias al escaneado digital que hacemos en nuestra clínica, eliminando también la molesta toma de impresiones para conseguir una reproducción exacta de sus bocas. Cada alineador transparente se cambia semanalmente. Este producto creado por la marca pionera en ortodoncia invisible (Invisaling First) tiene una garantía de 18 meses. Esto quiere decir que cualquier contratiempo por pérdida de los aparatos o desajuste durante ese periodo queda cubierto por la garantía que ofrece el fabricante y que nuestra clínica repercute directamente en cada pequeño paciente.

Este tratamiento nos permite realizar con la última tecnología digital 3D casi toda la ortodoncia interceptiva que hacíamos de forma clásica a edad temprana. Además evitamos los disgustos que producía perder o deteriorar el aparato por cualquier tipo de accidente. Con este tratamiento de ortodoncia temprana se solucionan dientes apiñados, recuperamos el espacio ocasionado por la pérdida prematura de dientes de leche, creamos espacio para dientes que no lo tienen, es posible corregir mordidas estrechas o incluso cruzadas, cerrar mordidas abiertas ocasionadas por mantener una deglución infantil o una lengua baja y, sobre todo y más importante, favorecer el correcto crecimiento del maxilar y la mandíbula.

Queremos destacar, ante todo, su comodidad y discreción, ya que no se nota y no provoca ni llagas ni heridas. Se quitan para comer, lo que facilita no tener que adaptar la alimentación durante el periodo que dura el tratamiento y, por supuesto, les facilita a nuestros niños la higiene, ya que esta se puede hacer de la forma habitual sin ningún tipo de dificultad añadida, de manera que además reducimos considerablemente el riesgo de caries.

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

Si todos estos motivos te parecen suficientes y quieres que tu hijo disfrute de todas estas ventajas, para cualquier duda o consulta puedes acudir al equipo de profesionales de la Clínica Crea Odontología a través de sus redes sociales @creavaldemoro o en su teléfono de consultas: 911 744 720. También puedes visitar su centro en la calle Anna Frank, 9.