Inicio Entrevistas ONSE, pop rock de la mano de cuatro valdemoreños

ONSE, pop rock de la mano de cuatro valdemoreños

576
0
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

No son buenos tiempos para el arte y la cultura. Por este motivo, todo lo que se pueda hacer para la difusión de nuevas iniciativas culturales y artísticas es de obligada necesidad. En esta ocasión conocemos a Juanma, Pedro, Javier y Aitor, cuatro valdemoreños que hace algo más de un año decidieron unirse en un garaje para lanzar al mundo su propia versión del pop rock nacional. Juanma pone la voz y notas de guitarra en la banda, por su parte, Pedro es el guitarra solista, Javier es el batería de la banda y Aitor se encarga de marcar el pulso con su bajo. Gracias a su calidad, trabajo y esfuerzo han conseguido crear una banda que da sus primeros pasos en el mundo de la música.

¿Cómo surge Onse?

En el año 2016 Juanma y Pedro se conocieron en La Leyenda de la Música, un bar de la localidad en el que coincidían y en el que se juntaban para tocar. Juanma dio un pequeño concierto en solitario. Previamente, Juanma llevaba algún tiempo tocando la guitarra y haciendo covers [versiones] que compartía en las redes sociales. Estas covers tuvieron muy buena aceptación y poco a poco fueron dando a conocer a Juanma como músico. Goyo Atanasio, exdueño del local La Leyenda de la Música y amigo del grupo, le propuso celebrar una fiesta con los amigos en la que tocar alguna de las versiones en directo. Pedro era el técnico de sonido del local y le echó una mano con el sonido de ese primer concierto.

¿Qué visteis cada uno en el otro para animaros a trabajar juntos?

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

Pedro también tocaba en el local y cuando escuchó a Juanma le gustó lo que oía, fue entonces cuando le propuso quedar un día y tocar algunos temas juntos. Los comienzos fueron los de dos amigos que empiezan a tocar por diversión. Juanma puso en común las letras que iba componiendo y fue a raíz de publicar una versión en acústico de lo que sería el primer single de Onse, Temas pendientes, cuando las tardes de dos amigos tocando la guitarra comenzaron a tomar otra dimensión.

¿Cuándo empezáis a concebir esas reuniones como un proyecto mayor, como un grupo de música?

Temas pendientes llamó la atención de Javi, el batería de grupo, quien en ese momento no tenía una banda y nos propuso reunirnos para charlar. Su intención era conformar un grupo de música nacional, pop rock, algo que coincidía con las influencias de Pedro y Juanma. Hasta ese momento Pedro y Juanma ensayaban para preparar algunas actuaciones en La Leyenda de la Música, pero sin ninguna pretensión más. Con la idea de formar un grupo los tres nos pusimos manos a la obra y comenzamos a tocar. Tras algo más de un mes tocando juntos veíamos que, si queríamos dar un paso más, necesitábamos un bajista. Estábamos preparando el videoclip de nuestra primera canción y queríamos que todo sonara bien. Por un conocido nos pusimos en contacto con Aitor, actual bajista de la banda, a quien le atrajo la idea de tocar temas propios.

¿Cómo fue vuestro proceso de dotar de personalidad a la banda?

Cuando empezamos fue de forma muy natural. El concepto de Juanma y Pedro era muy sencillo: dos guitarras y una voz. Hasta que Javi no entró en el grupo no nos planteamos hacer una banda, con todo lo que conlleva. Uno de los puntos en común que sí ha estado desde el comienzo, y que se ve reflejado en las primeras versiones de temas, es una preferencia por un estilo de música similar. Nos gusta el pop rock nacional de Los Rodríguez, Calamaro, Quique González, Sabina o Pereza.  Nos hemos nutrido de este tipo de canciones desde hace mucho tiempo, y nuestro objetivo era enfrentarnos al proceso de creación de los temas con un estilo en el que nos sintiéramos cómodos porque nos gusta.

Aunque supongo que todavía queda trabajo, ¿cómo definiríais vuestro estilo?

Lo podríamos definir como pop rock, con un toque muy importante de rock and roll. Apostamos por un estilo con calidad que no pretende gustar a todo el mundo. Nos gusta cuidar las letras y la armonía. No podemos clasificarlo puramente como pop porque nuestras referencias siempre están ahí, y en el proceso de creación siempre salen notas que apuntan al rock. Aunque estamos perfilando el sonido, de un año a esta parte la banda ha ido evolucionando y eso es lo que ha ido dotando de identidad a nuestra música por un género que se está denominando como rock indie o rock and roll alternativo.

¿Cómo ha sido el proceso de construcción de la identidad del grupo?

Mentiríamos si dijéramos que no ha sido complejo. Al final somos cuatro cabezas que no tienen por qué ponerse de acuerdo siempre. Nosotros también hemos sufrido un proceso de conocimiento mutuo, y eso hace que la visión de cada uno de los cuatro se asemeje cada vez más a la visión común sobre hacia donde debe ir el grupo. La elección del nombre fue una de las decisiones más complicadas. Onse es un apodo que tiene Juanma desde hace mucho tiempo. Él mismo al principio se oponía a utilizar ese nombre, pero lo cierto es que no estábamos queriendo verlo. Teníamos un nombre corto y que sonaba muy bien, era cuestión de tiempo dotar de personalidad y significado a esas cuatro letras. Ahora Onse es el apellido que nos podríamos si tuviéramos que elegir uno.

Contadnos vuestros primeros pasos como banda.

Los primeros ensayos fueron en el garaje de Pedro. Javi tiene una batería electrónica que llevamos al garaje, la conectamos a un equipo de voces, con la voz de Juanma, y allí estuvimos ensayando unos meses. No solo ensayamos, en el garaje también armamos algunas canciones e incluso grabamos un par de temas, Temas pendientes y Número 8. Con la entrada de Aitor el grupo empezó a coger forma y a ser algo más serio. El garaje no valía porque necesitábamos preparar la banda en un formato más serio. En octubre de 2018 alquilamos un local que hemos armado con nuestros instrumentos y estética y hoy es nuestro rincón donde todas las semanas nos reunimos varias veces para ensayar. Lo que nos gusta de este proceso es que todos los pasos que hemos dado han sido muy naturales, no crecemos con la presión de crear algo muy grande, pero nuestra búsqueda de la calidad es la que hace que poco a poco tengamos una mayor percepción de cómo sonamos y cómo podemos mejorar.

Un aspecto muy importante de la personalidad de la banda son los temas propios. ¿Cómo es vuestro proceso de creación?

El compositor de la letra y la melodía es Juanma. Cuando la canción se ha trabajo y madurado la traslada a la banda en lo que sería la versión más natural del tema, guitarra acústica y voz, el origen. Los cuatro la escuchamos y nos ponemos a trabajar sobre esa versión. Trabajamos el pulso de la canción, le damos una vuelta a la estructura y, cuando tenemos la base, solo tenemos que ir escuchando y entendiendo la canción. Ella misma nos va revelando qué necesita, las armonías, arreglos, etc. Hay una parte muy importante de instinto.

¿Sobre qué temas suelen versar vuestras canciones?

No hay una temática concreta. Escribimos sobre situaciones que ocurren en la vida cotidiana. Nos gusta hablar de esos aspectos de la vida cotidiana a través de un proceso de búsqueda constante, de «encontrar o encontrarte en canciones», esa es la clave. Nos gusta pensar que pasado un tiempo, si volviéramos a empezar esa misma canción, saldría otra cosa. Ahí reside lo interesante de esto.

Marzo es vuestro primer álbum y carta de presentación.

Marzo nace gracias a que contactamos con Sergio Valdehita, teclista del grupo Sidecars, y le mandamos nuestro segundo tema, Número 8. Él mostró interés por nuestro material y coincidió en que quería comenzar una etapa en la que aportar a la producción de nuevas bandas todos los conocimientos que ha adquirido en su carrera. Casi por obra de un milagro surgió la posibilidad de grabar en los estudios Audiomatic, de José María Rosillo, productor de grandes figuras como Serrat. Por supuesto, no pudimos rechazar la oportunidad de trabajar con gente que está detrás de nuestros referentes. Trabajamos con Sergio cada uno de los temas como lo haríamos nosotros en el local. Él había escuchado los temas en acústico y tenía claro que Nieve blanca y Temas pendientes debían formar parte del disco. Cuando no cantas y Baila, baila eran los temas más actuales y que más veníamos tocando en ese momento. Las canciones han sufrido un proceso de perfeccionamiento y depuración del que estamos muy orgullosos porque mantienen la esencia de lo que es Onse. El mes de marzo para Onse es el nacimiento de una banda que sale de la nada. Este mes ha sido clave en la breve trayectoria de la banda porque hemos podido sentir por primera vez lo que significa trabajar con profesionales del panorama musical español. Ha sido un mes de mucho trabajo y muchas experiencias. En el grupo creímos que nuestro primer EP debía llevar el nombre de este mes que ha sido tan bonito para nosotros.

Las redes sociales han sido una plataforma muy importante para vosotros.

Desde el comienzo entendimos que las redes sociales iban a jugar un papel muy importante en el desarrollo de la banda porque son el mayor escaparate para cualquier proyecto. Nos gusta cuidar la imagen de Onse para que lo que llegue al público sea lo que somos, una banda seria que busca la calidad. Se invierte mucho tiempo, dinero e ilusión en este proyecto y eso tiene que ir acompañado de una imagen para que la gente te ofrezca su confianza. Otro de los motivos por el que cuidamos la imagen de la banda en las redes sociales es porque estas son una fuente muy importante de feedback para nosotros. Nos gusta ser cercanos y naturales con la gente que nos sigue porque fomenta la comunicación y también la difusión de nuestro trabajo.

Fuera de las redes también habéis trabajado duro para estar presentes en salas de nuestra localidad y la capital.

Poco tiempo después de unirnos como grupo, y aunque teníamos pocos temas, dimos nuestro primer concierto en Valdemoro, en la sala Deltoya Rock Bar, para que la gente del pueblo nos conociera. Pudimos tocar cuatro temas como banda, algo importante porque apenas llevábamos unos meses como grupo, y Juanma también estuvo defendiendo algunas canciones en acústico. La evolución ha sido muy orgánica, hemos ido defendiendo nuestras canciones en salas cada vez más grandes y en formato eléctrico. Eso nos ha obligado a salir de Valdemoro para tocar. El pasado mes de marzo tocamos en la sala Alive de Madrid. Tocar en directo requiere un esfuerzo muy grande para las bandas que están empezando. Por parte de las instituciones no hay iniciativas que fomenten este tipo de actos y la mayoría de los locales no tienen las licencias necesarias para dar un concierto. La mejor manera es colaborar con organizaciones como Mad Fuzz Fest, que junta a varias bandas emergentes para fomentar la trasferencia de públicos de manera que se juntan varias bandas en una noche y ofrecen su música.

En las fiestas patronales de mayo tuvisteis la oportunidad de subiros al escenario principal de la plaza de la Constitución. ¿Cómo vivisteis esa experiencia?

Fue una experiencia brutal que se hizo posible gracias a toda la comunidad que nos apoyó por las redes sociales con su voto. Afrontamos ese concierto con una ilusión terrible porque suponía exponer nuestro trabajo a nuestros vecinos de Valdemoro, a nuestra gente. Hubo mucho trabajo previo para que el concierto fuera lo mejor posible. El concierto de Valdemoro supuso un momento de distensión y disfrute después de todo el trabajo que habíamos hecho desde el mes de marzo con la creación del EP. La gente que siempre nos apoya estuvo ahí y entre todos pudimos contagiárselo al resto de vecinos y disfrutar todos juntos de la música. Algo que nos llamó la atención es que la gente que pasaba por la plaza escuchaba lo que estaba sucediendo y se quedaba con nosotros a disfrutar del concierto. Es algo que ni en tus mejores sueños puedes llegar a pensar que ocurra.

¿Cuáles van a ser los siguientes movimientos de Onse tras la vuelta del verano?

Queremos empezar a buscar fechas en salas de Madrid para presentar el EP. Vamos a realizar una versión física de Marzo y nos gustaría poder compartirlo con nuestros amigos y seguidores. En definitiva, comenzar a promocionar Marzo y seguir trabajando duro para crear nuevos temas que nos permitan crecer y disfrutar de la música como lo estamos haciendo hasta el momento.

Texto_Sergio García Otero

Fotografía_Ncuadres