Inicio Reportajes Parroquia Nuestra Señora del Pilar, punto de encuentro social y espiritual

Parroquia Nuestra Señora del Pilar, punto de encuentro social y espiritual

1294
0
Compartir
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

Ubicada en el barrio de El Restón, es una de las jóvenes parroquias que tiene el pueblo de Valdemoro

El Doce de Octubre, fiesta nacional, se celebra el Día de la Hispanidad y el Día de la Virgen del Pilar. Esta fiesta tiene una especial repercusión en nuestro pueblo de Valdemoro, pues una parroquia lleva su nombre y el cuerpo de la Guardia Civil la reconoce como su patrona. En este número nos acercamos a estas dos realidades que configuran el pueblo.

Con motivo de su festividad y el quinto aniversario de la inauguración del nuevo templo por parte de la parroquia que lleva su nombre, hemos querido acercarnos hasta el barrio de El Restón para conocer más de cerca su comunidad y la nueva iglesia que, cuando menos, llama la atención de todos aquellos vecinos que pasan por sus alrededores.

Allí nos ha recibido amablemente el padre D. Jorge M. Revuelta Cazorla, párroco desde el año 2002. Nada más entrar nos abruma la amplitud de su sala central de base octogonal. En el centro, una piscina bautismal dispuesta bajo la cobertura de quince frescos que ilustran y abrazan su cúpula. Tras varios pasos, el padre Jorge nos advierte de la simbología de toda la construcción, muy inusual comparada con la de los templos católicos tradicionales de Occidente.

_DSC2406

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

La historia de la parroquia surge desde la nada cuando en septiembre de 1999 la Diócesis de Getafe envía un cura a un prematuro barrio llamado El Restón para que conforme una comunidad parroquial. Ante la ausencia de cualquier medio, comienza a celebrar misa en el salón de actos del Colegio Lagomar, a cambio de un pequeño alquiler. La situación fue provisional hasta que el primer párroco D. Ignacio F. López Ortega consiguió por diez años la cesión temporal de un local por parte del Ayuntamiento. Ubicada en la calle Marte, la comunidad fue conformándose y creciendo poco a poco.

Nos cuenta el padre Jorge que los comienzos no fueron nada sencillos pero sí apasionantes. La feligresía fue surgiendo gracias a las visitas a las casas y al contacto con los vecinos en las acciones más cotidianas como ir a la compra o tomar un café. Los inicios permitieron establecer vínculos muy familiares entre las personas. Hoy se puede decir que la parroquia es una gran familia formada por muchas familias que consideran este templo como su casa.

La pequeña comunidad parroquial fue creciendo y el local se quedó pequeño.  Los feligreses, con el párroco a la cabeza, se pusieron manos a la obra para conseguir el terreno actual, cedido por la Junta de Compensación de El Restón, y la financiación para levantar el proyecto, pues se nutre íntegramente de donativos y suscripciones de los propios feligreses y vecinos que sustentan las hipotecas bancarias. Lo llamativo es la ilusión y entrega que manifiestan sus feligreses.

El 12 de octubre del año 2011 el obispo D. Joaquín M.ª López de Andújar y Cánovas del Castillo inauguró el nuevo Templo de la Parroquia de Nuestra Señora del Pilar, en el vigésimo aniversario de la Diócesis de Getafe. Más de 1500 personas participaron de este acontecimiento.

_DSC2717

Lugar de reencuentro artístico y espiritual

La construcción está inspirada en la experiencia eclesial del Camino Neocatecumenal iniciado por Kiko Argüello. Las pinturas, la arquitectura, las celebraciones o las canciones tienen detrás una concepción cristiana de vivir la fe en pequeñas comunidades donde se aprende a vivir en humildad y sencillez. En la actualidad hay tres comunidades neocatecumenales que junto a una variada realidad de grupos de niños, jóvenes, adolescentes y matrimonios, configuran la comunidad parroquial.

El templo responde a una estética puramente neocatecumenal, donde la pila bautismal se encuentra en el centro como símbolo de la importancia del bautismo como primer paso para la introducción en la comunidad cristiana. A modo de piscina, la pila cuenta con cinco escalones de descenso más dos ubicados a la entrada del templo que hacen un total de siete, en referencia a los siete pecados capitales.

La disposición de una cúpula en el centro evoca la representación del cielo, mientras que la planta en cuadrado irregular simboliza la tierra. El templo viene a retomar la simbología de la arquitectura y pintura cristiana que a lo largo de los siglos se ha expresado en las diferentes iglesias. Su apariencia es fruto de la combinación de la nueva estética  moderna en el uso de los materiales como el cristal y de la significación más tradicional con elementos como los frescos. La cúpula es sostenida  por una corona mistérica compuesta por quince iconos que representan los distintos momentos del misterio de la salvación.

_DSC2399

La arquitectura recuerda a las iglesias orientales. Este aspecto es interesante, pues la Parroquia de Nuestra Señora del Pilar es también un punto de encuentro para la comunidad ortodoxa, con quien gozan de una estrecha relación. Llaman la atención las dos cruces que coronan la edificación, no es casualidad que se combinen la cruz latina y la cruz griega como símbolo de la unión de ambas corrientes.

La expresión de sus pinturas y simbología la han posicionado como un punto de interés artístico para muchos colectivos. En estos cinco años han sido numerosas las visitas; a través de distintos proyectos europeos para maestros, este templo se ha explicado a docentes de origen turco, alemán, lituano o italiano. Por su peculiar estética, hablamos de un templo que suscita mucho interés tanto para creyentes como para amantes del arte.

Comunidad con conciencia social

Bajo esta construcción cargada de simbolismo, la Parroquia de Nuestra Señora del Pilar desarrolla su actividad, que se articula en tres pilares principales: evangelización, caridad y liturgia.

La evangelización se refiere a catequesis, cursos de teología, conferencias, cursos de formación de adultos, para jóvenes y explicación de la Sagrada Escritura. La parroquia también quiere llegar a todos aquellos que no tienen fe, la han perdido o la están buscando. A partir del día 17 de octubre, los lunes y jueves, de 20:30 a 21:30, se van a impartir quince catequesis para jóvenes y adultos que buscan un sentido en la vida y no saben dónde encontrarlo. Está abierto a todos los que quieran asistir.

El otro gran foco del trabajo de la parroquia se centra en la caridad. Su acción se concreta en acciones de ayuda a los más desfavorecidos a través de Cáritas. Sumado a la labor de Caritas, la Parroquia también lleva a cabo diferentes acciones sociales como becar a los jóvenes que no pueden costearse un campamento, evitar el desahucio de una familia con el pago de alguna cuota de alquiler o sufragar el coste de alguna operación que no cubre la Seguridad Social.

_DSC2405

Dentro de su labor también promueven la actividad económica financiando algún proyecto emprendedor o trabajando con los desempleados para ofrecerles la formación que les impulse a su reinserción en el mercado laboral. Su relación con la Concejalía de Asuntos Sociales del Ayuntamiento es muy estrecha y gracias a esta coordinación han podido llevar a buen puerto situaciones delicadas de algunos vecinos del municipio.

El otro pilar de la vida parroquial es la liturgia. Se celebran sacramentos que alimentan a los fieles espiritualmente: misas, confesiones, bodas, bautizos, confirmaciones y unción de enfermos. La parroquia hace especial hincapié en conformarse como un espacio de paz para los que a ella se acercan. Todo esto es posible por la gran implicación de los fieles laicos. Ellos son los que sacan adelante las peregrinaciones para adolescentes, campamentos para niños, convivencias para jóvenes. Todas estas actividades y muchas más están abiertas a todos aquellos que deseen participar.

_DSC2408

La Parroquia de Nuestra Señora del Pilar se está consolidando como una realidad viva que conforma el barrio de El Restón y sus gentes. Su templo, un exponente cultural del arte eclesiástico más primitivo de la Iglesia, se está convirtiendo en punto de encuentro de hombres y mujeres de diferentes confesiones. Es la materialización de una comunidad que se ha ido creando en estos últimos diecisiete años y que en la actualidad juega un papel fundamental para muchos vecinos y familias de Valdemoro.

Texto_Sergio García Otero

Fotografía_Ncuadres

 

Fisioterapia Valdemoro

Anuncio Patrocinado

Zonauto Sur

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here