Inicio Reportajes Reportaje Centro Ramón Areces

Reportaje Centro Ramón Areces

528
0
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

Emplazamiento de la Concejalía de Industria, Comercio, Trabajo, Consumo e Innovación Tecnológica

Es quizás es uno de los edificios más desconocidos por la ciudadanía pero a su vez uno de los centros que más servicios presta a los vecinos de Valdemoro y alrededores. El centro Ramón Areces lleva prestando servicio al consistorio desde su creación en 1995. Entre sus diferentes funciones, sus bajos han sido la sede de la Policía Local y ha albergado otros departamentos, como el de Sanciones. Hoy, la totalidad de sus instalaciones ofrecen cobertura a la Concejalía de Industria, Comercio, Trabajo, Consumo e Innovación Tecnológica y en él están ubicadas la mayor parte de las áreas excepto el Centro de Empresas, que es el único órgano de la concejalía que no se ubica en las instalaciones del Ramón Areces.

Antes de entrar en materia, conviene saber quién es la persona que durante todo este tiempo ha dado nombre al edificio. Ramón Areces Rodríguez fue un empresario de origen asturiano y segundo presidente de El Corte Inglés. Ligado al mundo del negocio textil desde su etapa como emigrante en Cuba, Areces regresó a España a mediados de los años treinta. Fue entonces cuando traspasó una sastrería especializada en confección infantil para la ampliación de Galerías Preciados. Areces se sirvió de su experiencia acumulada en La Habana y los modelos anglosajones de grandes almacenes que había visto a su paso por Estados Unidos y Canadá para crear un sistema de ventas por departamentos en España. Gracias a esta visión se constituyó como uno de los principales impulsores de los almacenes El Corte Inglés en toda España. El Centro Logístico de El Corte Inglés se asienta en Valdemoro y es uno de los pilares sobre los que sustenta la economía municipal.

Una vez dentro, los servicios para el público se encuentran en su mayoría ubicados en la planta baja, a excepción de la Oficina de Consumo (OMIC) y Comercio, que están en la primera planta. Esta distribución pretende que la visita del usuario que acude al centro sea lo más cómoda posible.

Las aulas de formación se distribuyen entre la primera y la segunda planta. En total hay más de una decena de aulas, todas ellas homologadas por la Comunidad de Madrid atendiendo a su naturaleza: aulas blancas o aulas de informática. Dicha homologación habilita al centro para impartir formaciones concretas promovidas por el Gobierno autonómico. Además, el centro cuenta con el certificado de calidad EFQM 300.

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

Aproximadamente una veintena de profesionales con más de quince años de experiencia en esta concejalía trabajan en las cuatro grandes áreas de servicio del edificio: Agencia de Trabajo, Oficina Municipal de Consumo (OMIC), Industria y Comercio e Informática e Innovación Tecnológica.

Agencia de Colocación

Es el área con mayor trayectoria en el centro. Desde su creación se ha instalado en el edificio Ramón Areces y representa, probablemente, la principal actividad por la que se conoce al centro.

Gracias a la dilatada trayectoria en la colocación, la agencia recibe numerosas ofertas de empleo de empresas de Valdemoro y sus alrededores. Desde esta área se seleccionan previamente todas las ofertas de empleo. Para ello se lleva a cabo un proceso de estudio atendiendo a aquellos aspectos que son relevantes para garantizar un empleo de calidad, en la medida de lo posible. Este organismo municipal actúa como garante de las ofertas de empleo que presenta a los usuarios de la bolsa de empleo, mediando entre la empresa y el trabajador para asegurar el cumplimiento de las condiciones laborales acordadas.

A su vez, la Agencia de Colocación tiene comunicación directa con las grandes empresas del tejido empresarial local. Gracias a esta toma de contacto, estas conocen la existencia de esta bolsa de empleo y se establece una vía de comunicación a través de la cual pueden surgir futuras propuestas de empleo tanto de las empresas como de sus subcontratistas. El área de búsqueda de empleo de la agencia se extiende a municipios próximos a Valdemoro, como Pinto, Fuenlabrada, Móstoles o Aranjuez.

Para pasar a formar parte de la bolsa de empleo de la Agencia de Colocación se debe concertar una cita cuyos tiempos de espera son mínimos. La Agencia hace un seguimiento de cada usuario mediante una entrevista personal con un técnico de empleo, con la que se pretende conocer mejor cuáles son las aptitudes y potencialidades de cada usuario, con el fin de poder optimizar las ofertas de empleo que reciba. Otro de los servicios que recibe el usuario es la orientación en la búsqueda de empleo con el objetivo de adecuar sus aptitudes laborales a las nuevas demandas del mercado. El seguimiento es cercano y el usuario recibe una alerta de oferta de trabajo vía telefónica o por correo electrónico. Periódicamente se revisa la situación de todos los usuarios con el fin de mantener la bolsa de empleo actualizada.

Otra de las principales actividades que se llevan a cabo dentro de la Agencia de Colocación del Ayuntamiento de Valdemoro son los cursos de formación. El equipo de técnicos municipales analiza continuamente cuáles son las necesidades formativas más recurrentes y a qué sectores de la población afectan principalmente.

Uno de los principales puntos de actuación para la creación de empleo es la formación de los desempleados. El abandono de la formación es uno de los mayores agravantes del desempleo. La Agencia de Empleo municipal programa dos tipos de acciones formativas conducentes a la obtención de Certificado de Profesionalidad:

  • Accciones de formación dirigidas a jóvenes (menores de 30 años) inscritos en el Fichero Nacional de Garantía Juvenil.
  • Acciones de formación dirigidas prioritariamente a trabajadores desempleados.

Asimismo, la Agencia de Colocación programa talleres gratuitos con una duración de entre ocho y veinticuatro horas que pretenden aportar a los usuarios desempleados las herramientas necesarias para enfrentarse a una oferta de trabajo. Formación en la redacción de un currículo atractivo o estrategias para encontrar en internet puestos de trabajo de calidad son algunas de las materias que se abordan en estos cursos de formación y que permiten aumentar la tasa de éxito a la hora de optar a un puesto de trabajo.

Estos cursos y talleres se imparten en las aulas del centro entre una y tres veces por mes atendiendo a la demanda de los usuarios. Cada curso o taller se compone de entre doce y dieciséis alumnos con el fin de garantizar una formación personalizada. El personal encargado la formación son profesionales propios de la concejalía que acumulan más de una década de experiencia en la búsqueda de empleo. Los formadores de los talleres poseen un amplio conocimiento del proceso de obtención de empleo, lo que les permite impartir una formación que hace especial hincapié en aquellos apartados clave para incrementar el valor del perfil laboral del usuario.

Los ciclos formativos no solo aportan conocimientos a los usuarios, sino que son una gran oportunidad para generar comunidad entre alumnos. La comunicación entre usuarios es muy importante porque fomenta la información entre ellos y disminuye el abandono en la búsqueda de empleo.

La oferta formativa de la Agencia de Colocación se complementa con programas mixtos de formación y empleo promovidos por la Comunidad de Madrid que abarcan un periodo más amplio, de aproximadamente nueve meses. Esta formación se orienta por grupos de edades y por nivel de formación. Atendiendo a las diferentes necesidades de los las concejalías del Ayuntamiento, se ofertan plazas de formación en prácticas remuneradas a profesionales que disponen de una formación previa en ámbitos tan dispares como la economía, la administración de empresas o la gestión cultural. Un aspecto muy importante de esta formación es que contabiliza como tiempo cotizado para la jubilación. Asimismo, supone una solución para aquellas personas que han perdido su empleo a pocos meses de culminar la cotización para la jubilación.

Por último, y como novedad, existe una tercera vía de formación que surge gracias al acuerdo entre la concejalía y las empresas. Estos cursos, aunque son menos frecuentes, atienden a necesidades muy concretas del sector empresarial, por lo que su tasa de éxito en la obtención de trabajo es mayor. La concejalía también ha establecido una vía de comunicación con las principales escuelas de formación profesional de Valdemoro para que sus alumnos puedan beneficiarse de las prácticas que oferta la Agencia de Colocación.

Toda la información para participar en estos cursos de formación se puede obtener en la publicación quincenal y las redes sociales del Ayuntamiento. Los requisitos para optar a las diferentes formaciones se especificarán en cada una de las ofertas.

La Agencia de Colocación gestiona una media de 500 ofertas anuales, así como más de 13 500 atenciones para gestiones de empleo (ofertas, renovaciones, consultas asesoramientos, etc.). Anualmente se inscriben en la agencia unas 2000 personas nuevas. La agencia, antigua Bolsa de Empleo, ha sido siempre un referente de servicio en materia de formación y empleo en Valdemoro, tanto para los ciudadanos como para las empresas de la zona. Cada año se dirigen a la agencia por primera vez más de un centenar de empresas.

Oficina Municipal de Consumo (OMIC)

El segundo área de trabajo que se desarrolla en el Centro Ramón Areces es la Oficina Municipal de Consumo (OMIC). Entre sus funciones se encuentran informar, ayudar y orientar a los consumidores, así como gestionar la tramitación y mediación de las reclamaciones.

El principal objetivo de este organismo es simplificar al usuario el proceso de reclamación. Conviene saber que cualquier ciudadano, con independencia de ser o no vecino del municipio, puede hacer uso de este servicio. De igual manera, las reclamaciones no se centran en el ámbito local, sino que abarcan cualquier tipo de institución. A través de las OMIC se tramita la reclamación y se traslada a los organismos competentes sin que el usuario tenga que salir del municipio.

Los profesionales destinados a esta unidad de la concejalía poseen una dilatada experiencia en este ámbito, lo que posibilita en muchas ocasiones obtener una valoración y orientación previa por parte del técnico. Dichas valoraciones se hacen en una entrevista personalizada que se debe solicitar previamente.

Tras una primera orientación del técnico se formaliza la reclamación, y se obtiene un número de registro. Si la reclamación debe trasladarse a instancias superiores, la OMIC se encarga de transmitirla a la Comunidad de Madrid y toda la información al respecto se centraliza a través de la oficina municipal.

Es importante destacar que comerciantes y empresarios también pueden recibir orientación acerca de sus derechos. La OMIC es también un punto de formación y educación de los consumidores sobre qué cuestiones son reclamables y cuáles no.

Los últimos datos nos indican el elevado volumen de trabajo que gestiona la OMIC, que atendió casi 5000 consultas, de cuales 1350 se formalizaron como reclamaciones, y se distribuyeron 1280 hojas de reclamaciones, así como numerosas inspecciones en colaboración con la Policía Local y el Área de Comercio. Entre sus funciones conjuntas con la Policía Local destaca la organización y control del mercadillo local, con un total de 78 puestos.

Industria y Comercio

Una de las laborales más importantes de esta área de la concejalía ha sido actualizar el censo de comercios e industrias locales. Uno de los problemas más generalizados en el control de la industria y el comercio es la falta de información sobre la modificación y cierre de las empresas. Esta laboriosa tarea ha recorrido las más de 2000 empresas, entre industria y comercio, para obtener un censo actualizado de su actividad. Además de esta actualización del censo se han llevado a cabo una campaña de control del cumplimientos de las normativas vigentes y una actualización de los datos de contacto de los interesados.

Prácticamente el 99 % de la actividad económica del municipio se sustenta en la industria y el sector servicios. Por su ubicación en una de las principales vías del país, que establece conexión directa con el sur de la península y África, Valdemoro cuenta con la presencia de grandes empresas nacionales e internacionales, como El Corte Inglés, Mercadona, E.leclerc, Carrefour, Somauto, DAF, Composan o Total S. A. El resto del tejido empresarial local lo componen cerca de un millar de pequeñas y medianas empresas y un millar de comercios.

En paralelo y trabajando estrechamente con Industria y Comercio, el Centro de Empresas se ha convertido en los últimos meses en la mejor ubicación para muchas empresas locales. Rozando la plena ocupación, ha mejorado sus servicios y se articula como uno de los focos de emprendimiento en la localidad. Gracias a la labor del Centro de Empresas y el Área de Industria y Comercio, todos aquellos emprendedores que lo desean reciben asesoramiento acerca de su modelo de negocio, con el fin de atenuar los inevitables riesgos que se asumen al crear una empresa.

Esta área colabora con la Comunidad de Madrid y diferentes empresas privadas con el resultado de ferias como la Feria del vino, la Ruta de la tapa, Foodtruck, Comercios Mágicos y campañas comerciales como Blackfriday o la campaña de Navidad, entre otros. También se ha fomentado el asociacionismo, dando lugar recientemente a la aparición de dos asociaciones: Asociación de Comerciantes y la Asociación de Hosteleros. El objetivo de estas ferias es promocionar el comercio e industria local y fomentar la comunicación entre los propios comerciantes y empresarios del municipio.

Informática e Innovación Tecnológica

En plena era digital, ofrecer a los ciudadanos un Ayuntamiento completamente digitalizado agiliza los procesos y permite un servicio más cómodo y accesible a los usuarios y a los empleados del consistorio. Los sistemas informáticos son una de las más importantes funciones dentro de cualquier organización, debido a la necesidad de conexión y flujo de información desde el Ayuntamiento con los distintos organismos oficiales por medio de los programas institucionales establecidos.

Entre las competencias más destacables de esta área destaca el soporte y asistencia técnica a las necesidades tecnológicas más actuales, tales como pasarelas de pagos, gestión de entradas y trámites administrativos o creación de redes wifi en los diferentes edificios municipales, y de redes internas (intranet) de correo electrónico, telefonía fija y móvil.

El mantenimiento y reparación de los equipos, la revisión y actualización de las necesidades de informatización, los estudios de viabilidad, adquisición e instalaciones de equipos y software, así como la formación del personal y la elaboración de manuales y documentación para este son labores que también se desarrollan en esta área.

Además de las siete personas en plantilla de este departamento, el Área de Informática e Innovación Tecnológica cuenta con empresas externas para la evolución y soporte de sus los paquetes de software específicos para la comunicación con instituciones externas como Hacienda o Empleo entre otros. Existen más de una veintena de softwares imprescindibles para el desarrollo de la actividad de cualquier concejalía o ayuntamiento. Para tener una idea aproximada de la magnitud e importancia que adquiere esta área dentro del Ayuntamiento, cabe destacar que el presupuesto que se destina a esta partida ronda los 400 000 euros.

Con el fin de facilitar la labor al usuario, durante los dos últimos años se ha realizado un plan de mejora y actualización de equipos y software. Del mismo modo, se inició un plan de ahorro optimizando contratos de mantenimiento de software y telefonía que supondrá una reducción de los costes en 150 000 euros.

En definitiva, nos encontramos frente a uno de los puntos neurálgicos de la actividad municipal. Como hemos podido comprobar de primera mano, en este centro se desarrollan actividades tan importantes para el municipio como son el desarrollo tecnológico, la promoción, control y asistencia del tejido empresarial y comercial y la creación de empleo. Una piedra angular de la que muchos vecinos hemos tenido que hacer uso en algún momento de nuestra vida en Valdemoro.

Texto_Sergio García Otero

Fotografía_Ncuadres