Inicio Salud Síndrome del latigazo cervical

Síndrome del latigazo cervical

193
0
Compartir
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

El centro Reyes Medina nos informa sobre los riesgos y precauciones que debemos tomar

El termino síndrome del latigazo cervical se utiliza para describir la lesión de uno o más elementos de la región del cuello, que puede ocurrir cuando se sufren fuerzas de inercia sobre la cabeza en un accidente de un vehículo a motor, y que ocasiona una sintomatología que puede ser severa en la región cervical. Es una patología que, además del dolor, lleva asociados otros síntomas como la rigidez articular, mareos o vértigos, que también deben de ser tratados durante el proceso de recuperación.

Debido al aumento progresivo de la siniestralidad por accidentes de tráfico, es una de las patologías dolorosas que cada vez con más frecuencia sufren las personas. Está presente en el 20 % de los accidentados y la incidencia de problemas graves derivados de un esguince cervical es de uno por cada mil. Sin embargo, la incidencia de síntomas por esguince cervical es de 3,8 habitantes por cada mil, y de 14,5 por cada mil en mujeres trabajadoras.

Aunque los síntomas derivados del esguince cervical suelen desaparecer, existe una prevalencia de que se cronifiquen en un 1 % en dolor moderado y un 0,4 % en dolor severo. Al año de haber sufrido el accidente, el 62 % de los pacientes sigue presentando síntomas, el 20 % tiene síntomas que reclama judicialmente y el 8 % presenta síntomas y dolor severo indefinidamente.

¿Qué es el síndrome del latigazo cervical?

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

El síndrome del latigazo cervical fue descrito por Crowe en 1928 como una lesión de la columna cervical que acontece como un mecanismo de hiperextensión seguido de una hiperflexión rápida y brusca de la columna cervical.

Posteriormente, en 1995, un grupo de especialistas en Quebec estudiaron y trataron un grupo de trastornos asociados al latigazo cervical y lo definieron como una transferencia de energía al cuello resultante de una aceleración y desaceleración, que puede provenir de un impacto desde atrás o lateralmente. La mayor parte de las veces causada por un accidente de tráfico. Aunque también son frecuentes en accidentes de inmersión brusca en el agua o maniobras traumáticas del cuello. El impacto traumático o transferencia de energía puede producir lesiones óseas ligamentosas o de tejidos blandos que pueden causar lesiones neurológicas graves.

La sintomatología que presentan los pacientes está descrita, clasificada y estudiada por distintos especialistas en la materia. Los síntomas que con más frecuencia aparecen en este síndrome son: cefaleas, cansancio, dificultad para concentrarse, alteración en la acomodación visual y, a veces, alteración visual, dependiendo de la intensidad de la luz. También son frecuentes la rigidez articular, con pérdida de la flexibilidad muscular por contractura muscular, el dolor en la nuca punzante y el dolor irradiado a miembros superiores, que produce disestesias o trastornos de la sensibilidad en brazos antebrazos o incluso en manos, dependiendo del grado de afectación o compromiso neurológico. Este suele desaparecer coincidiendo con la relajación de la contractura muscular.

Según el cuadro de síntomas que presenta el paciente existen distintas clasificaciones, pero la clasificación clínica de la severidad del esguince cervical y lesiones asociadas según Quebec 1995 es la siguiente:

Diagnóstico del síndrome del latigazo cervical

Un buen diagnóstico médico debe ser siempre realizado por un traumatólogo. Por eso, los fisioterapeutas siempre recomiendan que, después de un accidente de tráfico, por leve que parezca, el paciente pase por el servicio de urgencias del hospital más próximo al accidente para ser estudiado clínica y radiológicamente si así lo estima el servicio de urgencias.

Es importante saber que los síntomas que aparecen en la columna cervical después de un accidente pueden parecer leves, pero sin un buen diagnóstico médico preciso se pueden convertir en graves o muy graves, incluso permanentes con lesiones medulares irreversibles.

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

  1. Una buena anamnesis
  2. Exploración neurológica
  3. Exploración articular
  4. Exploración muscular
  5. Pruebas complementarias de radiología convencional
  6. Resonancia magnética

Tratamiento de fisioterapia y pronóstico de recuperación

Después del tratamiento traumatológico con antiinflamatorios y relajantes musculares, y dependiendo de la fase en que se encuentre el paciente, en el centro se llevan a cabo tratamientos con diferentes técnicas, como termoterapia, masoterapia o cinesiterapia. En el centro Reyes Medina también aplican las técnicas más novedosas para el tratamiento de las contracturas musculares y la recuperación de la movilidad articular, como el tratamiento con INDIBA, diatermia y punción seca.

En cuanto a la recuperación, el tiempo suele oscilar entre las cuatro y las seis semanas cuando hablamos de la fase más aguda. El tiempo de recuperación depende del grado de afectación de las partes blandas y el grado de afectación y compromiso neurológico que presente el paciente. En algunos casos puede llegar a los seis meses o más. El grupo de Quebec también admite que en las manifestaciones clínicas y el pronóstico en la recuperación de esta compleja lesión influyen los factores psicosociales.

Para más información, puedes visitar el Gabinete de Fisioterapia Reyes Medina en la calle Cristo de la Salud, 5; o ponerte en contacto en el teléfono 918 955 721. También puedes consultar sus páginas web: fisioterapiareyesvaldemoro.es y fisiovaldemoro.es.

 

¿Has leído el último número de nuestra revista?

 

Fisioterapia Valdemoro

Anuncio Patrocinado

Zonauto Sur

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here