Inicio Reportajes Unidad de Cardiología del Centro Médico Valdemoro El Restón

Unidad de Cardiología del Centro Médico Valdemoro El Restón

150
0
Compartir
patrocinado
Al Compas Valdemoro Academia de Baile

La clínica amplía su cobertura con la introducción de tres pruebas nuevas

 

La Unidad de Cardiología del Centro Médico El Restón nace producto del gran esfuerzo de profesionales de la salud especializados en el tratamiento y manejo integral de las enfermedades cardiovasculares. Su cobertura que alcanza desde la prevención hasta la rehabilitación, y produce así un impacto favorable sobre la vida y la calidad de esta. La clínica ha incorporado a la Unidad de Cardiología de Valdemoro tres pruebas diagnósticas que tienen como objetivo alcanzar un diagnóstico más rápido y cómodo para el paciente: ergonometría o prueba de esfuerzo en cinta, ecocardiogramo Doppler Color, y Holter de ECG y Holter de Tensión Arterial.

Ergometría o prueba de esfuerzo en cinta

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

¿Qué es la ergometría y para qué se utiliza?

Es conocida también como prueba de esfuerzo. Consiste en la realización de ejercicio físico sobre un tapiz rodante o bicicleta estática bajo control electrocardiográfico. Es una técnica diagnóstica fundamental que se utiliza principalmente para el diagnóstico de la angina de pecho en pacientes con dolor torácico y para la valoración de la respuesta del corazón al ejercicio físico. De esta manera se ponen en evidencia problemas cardíacos que no se pueden diagnosticar en condiciones de reposo o que presentan pocos o ningún síntoma durante el esfuerzo habitual y cotidiano. Para lograr el correcto diagnóstico se estudia la actividad eléctrica durante el esfuerzo.

El músculo cardíaco se nutre a través de unas arterias denominadas coronarias. La obstrucción repentina de una de ellas puede producir el infarto cardíaco. La mayoría de las obstrucciones repentinas se producen en coronarias con cierto grado de obstrucción previa, a veces importantes, que solo se ponen en evidencias ante los esfuerzos. Si existe una obstrucción coronaria, al hacer un esfuerzo se producirá un déficit de riego sanguíneo que provocará la aparición de angina de pecho o alteraciones en el electrocardiograma. Esto es, entonces, provocar una isquemia, pero de manera controlada. Otra utilidad de la prueba de esfuerzo tiene lugar en el campo de las arritmias. Algunas alteraciones del ritmo cardíaco se evidencian durante el esfuerzo.

¿Quién debería realizarse una prueba de esfuerzo?

Los pacientes conocidos como cardiópatas tendrán su prescripción por el cardiólogo que les atienda. Según qué patología, se requerirá su estudio con una determinada periodicidad.

En cuanto a la prescripción de la prueba de esfuerzo en población sana, no hay acuerdos en general. Es altamente recomendable en pacientes mayores de cuarenta años con factores de riesgo cardiovasculares. Dentro de este sector se incluyen quienes padecen de hipertensión arterial, fumadores, diabéticos o personas con cifras altas de colesterol. Por otro lado, es recomendable también para los familiares de primer orden de pacientes con enfermedad coronaria precoz o de muerte súbita.

No obstante, es recomendable la prueba de esfuerzo —además de un estudio ecocardiográfico— a todo aquel que practique deporte o quiera iniciarse, aunque no tenga factores de riesgo cardiovasculares. En concreto, aquellas personas que han realizado poco ejercicio a lo largo de su vida o, por el contrario, lo practican de manera intensa de forma habitual. 

Ecocardiograma Doppler Color

¿Qué es la ecocardiografía?

Es una prueba sencilla con la que se obtienen imágenes del corazón en tiempo real mediante ultrasonidos. Para la cardiología actual, la ecocardiografía —o ecocardiograma Doppler Color— es una herramienta indispensable, tanto como el fonendo. Para muchos cardiólogos ya no es posible hacer un estudio cardíaco básico sin dicha prueba, que es totalmente inocua y fácil de ejecutar. Como su nombre indica, es una ecografía cardíaca donde se puede estudiar la función mecánica del corazón, la contractilidad de sus paredes, la función de sus válvulas y el estado de la membrana que lo cubre (pericardio). También se pueden estudiar las primeras porciones de la arteria aorta.

¿Quiénes deberían realizarse un ecocardiograma?

Un estudio ecocardiográfico normal descarta muchas enfermedades y, como ya hemos mencionado, es una prueba indispensable para la valoración elemental del estado cardíaco. Digamos que no existe una prueba única que estudie toda la función cardíaca. El corazón es como una casa, que tiene estructura, paredes, fontanería, electricidad, desagües, etc. La ecocardiografía estudia la parte estructural de esa casa, que no se logra ver con otras pruebas convencionales, al menos igual de inocuas y baratas —mediante el TAC y la resonancia magnética se pueden detectar los mismos problemas, pero no son pruebas inocuas, baratas, ni sencillas—.

Por eso, para cualquier persona que desee un chequeo cardiovascular, esta prueba debería ser imprescindible. En el caso de los deportistas, antes de una prueba de esfuerzo, es necesario descartar problemas estructurales que no son detectables mediante un electrocardiograma y un examen físico y que, en muchas ocasiones, cursan sin síntomas durante años. En especial porque algunos problemas estructurales —valvulares, por ejemplo— contraindican la realización de la prueba de esfuerzo en sí, o al menos obligan a su realización con determinadas precauciones.

Holter de ECG y de TA

¿Qué son las pruebas de Holter?

Se trata de dos tipos de pruebas diferentes que consisten en un registro durante veinticuatro horas.  En el caso del Holter de ECG se lleva a cabo una grabación del ritmo cardíaco. Por su parte, el  Holter de TA mide la tensión arterial (TA).

En el caso del Holter de ECG (electrocardiograma), se colocan unas pegatinas en el cuerpo del paciente que contienen los electrodos del ECG que, a su vez, van conectados a una grabadora que deberá portar durante horas. En ella queda registrada la actividad eléctrica del corazón. Esta prueba es muy útil para detectar arritmias cardíacas, sobre todo cuando producen síntomas (palpitaciones o dolor torácico) de corta duración y que desaparecen sin que al paciente le de tiempo de acudir a un servicio de urgencias. Esto es útil, puesto que en muchas patologías el ECG es normal cuando se realiza en ausencia de síntomas.

En el caso del Holter de TA, se instala en el paciente un tensiómetro que va conectado a una grabadora-programadora. La máquina se programa para que haga mediciones de la tensión arterial con la periodicidad que se quiera y guarda los registros. Suelen programarse mediciones cada quince minutos durante el día, y cada hora durante el sueño nocturno. Es muy útil para el diagnóstico de hipertensión arterial (HTA) y para saber si la medicación del paciente y los horarios en que la toma son efectivos. Por todo ello, está indicada en pacientes con HTA para su evaluación y el control del tratamiento, así como ante la sospecha de HTA.

Para más información o solicitar cita previa, puedes ponerte en contacto en el teléfono 918 954 957. El Centro Médico Valdemoro El Restón se encuentra en la avenida Mar Mediterráneo 1. Su horario de atención es de lunes a viernes de 8:00 a 20:00 horas.

Fisioterapia Valdemoro

Anuncio Patrocinado

Ingenia Valdemoro

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here