Inicio Reportajes XX aniversario del grupo de teatro Al Mudena

XX aniversario del grupo de teatro Al Mudena

272
0
Compartir
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

La agrupación teatral es la más antigua, en activo, del municipio

 Este 2017 es el año del teatro en nuestra localidad. En el pasado número de mayo recordábamos los comienzos de este género en Valdemoro con motivo del XXX aniversario del Teatro Municipal Juan Prado. Diez años más tarde, en 1997, nacía el que a día de hoy ostenta el título de grupo de teatro en activo más antiguo, Al Mudena.

El origen de este grupo se encuentra en la Asociación Casa de Andalucía de Valdemoro, donde algunos socios que tenían cierta predilección por el teatro decidieron unirse como agrupación. La principal responsable de que el grupo Al Mudena se creara fue Marisa Vegas, socia de la Casa de Andalucía y una apasionada del teatro.

Bajo su dirección fueron cinco los actores y actrices que fundaron el grupo: Concha Salazar, Manoli Alonso, Manuel Gámez, Braulio Ocaña y Nacho Arroyo. Juntos crearon una agrupación que tuvo como objetivo fundacional ofrecer una alternativa al resto de actividades culturales y artísticas relacionadas con Andalucía que ya desarrollaba la asociación.

Los comienzos no fueron fáciles, pues ninguno de los integrantes tenía experiencia previa en este medio. A pesar de ello, Marisa, que también era una directora aficionada, consiguió asentar una base sólida gracias a su pericia con la dirección y una gran intuición teatral que aún hoy mantiene. Además de dirigir, Marisa es una escritora muy polivalente y consiguió facilitar la introducción de los actores en la interpretación creando personajes que se adaptaban al perfil de cada intérprete.

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

Su primera representación fue muy temprana, en noviembre de 1997, con motivo de la celebración de una de las dos semana culturales de la Casa de Andalucía. El grupo se estrenó representando La boda de la niña, una pequeña pieza de corte andaluz. Durante la etapa de Marisa Vegas las obras representadas estaban escritas o adaptadas por la directora. Los textos, en su totalidad comedias, se caracterizaban por un humor generoso, ágil y amable; factores que permitieron establecer una conexión con la sensibilidad del espectador de la Casa de Andalucía.

El objetivo inicial del grupo fue representar espectáculos para la Casa de Andalucía, ya que era el sitio que les ofrecía un techo, un escenario, algunas pequeñas ayudas para la producción y la imprescindible presencia de un público frente al que actuar. Este mismo público ha sido el que ha dado alas al grupo, ofreciéndoles su crítica y la confianza para continuar progresando. La gran aceptación y el reconocimiento que tenían las obras motivó a sus integrantes a continuar realizando representaciones, e incluso, adentrarse en nuevos retos tanto narrativos como de puesta en escena.

Pasión, ilusión y trabajo

En el año 2005 representan la obra Maribel y la extraña familia, punto de inflexión de la proyección del grupo teatral. La interpretación de la obra de Miguel Mihura supuso el despegue del colectivo, superando las pequeñas interpretaciones para realizar una función completa. La obra estuvo presente en el XXI Festival de Teatro Villa de Valdemoro, el Teatro Municipal de Ciudad de Los Ángeles y en el III Certamen de teatro FECACE celebrado en el municipio de Tres Cantos. En este último evento obtuvo el premio a mejor representación.

La puesta a prueba del grupo tuvo un impulso definitivo en certámenes de la Comunidad de Madrid; sobre todo, en el que se llevó a cabo siguiendo una iniciativa comunitaria de la Unión Europea, en fomento de la igualdad entre hombres y mujeres bajo el título Tiempo y Espacio Compartido: «Conciliando que es gerundio», en 2004 con la obra Una doncella con valores, de Marisa Vegas. Esta pieza supuso un antes y un después para todos los componentes. Por su parte, Marisa resaltó los valores de las mujeres enriqueciendo al personaje de la criada de la casa.

La siguiente de las obras del grupo a destacar fue la representación de Maribel y la extraña familia de Miguel Mihura; el nivel de exigencia se mantuvo con La sopera de Robert Lamourex. Esta obra llega al grupo fruto de una interpretación ajena en un festival de verano de Andalucía. Se trata de un texto muy interesante donde la intriga se trata desde un cierto punto atrevido y los personajes son muy entrañables.

En el año 2013, tras dieciséis años de dedicación y empeño, Marisa Vegas abandona la dirección del grupo y la sustituye el actual director, Manuel Lozano. El trabajo de Marisa con el grupo de intérpretes durante casi dos décadas estableció los sólidos cimientos sobre los que hoy se asienta el grupo Al Mudena.

El cambio de dirección también trae consigo una nueva motivación para seguir el camino que se había iniciado respecto a las representaciones que en el futuro se iban a afrontar. La nueva dirección recoge el espíritu de crecimiento y superación que tanto ha caracterizado al elenco y lo impulsa hacia nuevos retos. Desde el año 2013 hasta esta parte las representaciones han evolucionado hacia funciones de mayor duración, e incluso de varios actos, y gozan de una madurez que es fruto de la experiencia de todos sus integrantes.

La puesta en escena es otro de los puntos fuertes del grupo, y un ámbito mediante el cual también manifiestan su pasión por lo que hacen, pues los integrantes son los encargados de crear la ambientación, el vestuario y el atrezo de las representaciones. Una de las obras que destaca por su trabajada ambientación fue Diez negritos de Agatha Christie, donde invirtieron dos años de trabajo para su representación. Enmarcada en la época victoriana, requiere de unos decorados y una puesta en escena de mayor complejidad debido a su ambientación histórica.

Gracias a la pericia, la maña y, por qué no decirlo, el desparpajo de alguno de los integrantes del grupo, consiguieron realizar una decorado victoriano que incluía una chimenea de la época y una construcción de un balcón hacia el exterior en el que gracias a una proyección de efectos especiales en un ciclorama se conseguía la intensidad requerida por la propia autora  conocida como «La reina del crimen». Diez Negritos se representa en el año 2010 y se establece como la obra más significativa en cuanto a puesta en escena se refiere.

Otra obra que hay que destacar por la factura de su puesta en escena es Los pendones de Castilla, donde hombres y mujeres se encargaron de diseñar sus vestuarios de época con una fidelidad asombrosa. Se trata de una obra en verso repleta de gracia y golpes de efecto que recrea el ambiente medieval y los enredos de cama a la vuelta del rey a su castillo después de batallar sin cuento en compañía de un árabe singularmente bello. La reina, las cortesanas, los pajes… no hay nadie que esté libre de pecado y las rimas son un acierto que no cesa en toda la obra.

Al Mudena en acción

La actividad del grupo se centra en la creación y realización de tres representaciones anuales. Dos de las obras se construyen expresamente para su representación en las dos jornadas culturales que celebra la Casa de Andalucía a lo largo del año, en el mes de febrero, coincidiendo con el día de Comunidad Autónoma, y otra en el mes de noviembre.

Atendiendo al breve espacio de tiempo entre ambos eventos culturales, las representaciones se caracterizan por una mayor brevedad y una complejidad menor. Estas representaciones son el nexo más directo con los orígenes del grupo, pues suelen tratar una comedia más popular. El tercer y último trabajo que realizan a lo largo del año es la obra enfocada a su representación en el Festival Villa de Valdemoro que organiza el Ayuntamiento de Valdemoro en mayo. La propuesta anual es más compleja y los integrantes del grupo llevan a cabo una especial y ardua tarea de selección del texto. En este sentido, son muchos los factores que entran en juego (edad, sexo, número de decorados y personajes, derechos de autor) y que limitan la oferta de obras que se pueden representar. Una vez elegido el texto, los once integrantes del grupo comienzan a trabajar en la obra: tanto en el ámbito de individual con el personaje a interpretar, como en el trabajo colectivo de confección y creación del vestuario, de atrezo, de la escenografía y de la puesta en escena. Todo ello siempre dirigido por Manuel Lozano.

El grupo Al Mudena no solo ha conseguido progresar y madurar en la calidad de sus representaciones, sino que también ha sabido transmitir y generar en su público el mismo interés por otras variantes de la comedia que nada tienen que ver con sus comienzos. Este acto de evolución conjunta con el público no ha sido fácil, ya que todas sus obras se gestan y son representadas por primera vez sobre el escenario del que disponen en las instalaciones de la Casa de Andalucía. Adaptar las obras de mayor complejidad, tanto interpretativa como de puesta en escena, a un espacio limitado y conseguir, además atraer al público es todo un reto a conseguir.

Dentro del circuito amateur, la agrupación participa en tres grandes esferas. La primera de ellas hace referencia a su implicación en diferentes actos solidarios y colaboración con el Ayuntamiento. Conscientes de la labor social que tiene el teatro, han realizado diferentes actividades y obras sociales en el municipio. Su colaboración con el consistorio es continua, ya han participado en todos los eventos benéficos en los que se les ha requerido. Otra de las labores sociales más destacables ha sido la puesta en escena en varias ocasiones de representaciones en el Centro Penitenciario de Valdemoro con motivo de la celebración del la Virgen de la Merced.

Su compromiso con la integración es tal que los miembros nos cuentan que en una ocasión, durante la representación de los pendones de Castilla, uno de los internos quebró las normas de seguridad para subir al escenario y dar un beso en la mano a la reina. Lejos de crear alarma, la actriz que representaba el papel de la reina, Mari Ángeles, accedió a la petición del intruso y, tras finalizar su intervención, continuó con la obra.

En segundo lugar, el grupo forma parte de la Federación de Comunidades Andaluzas del Centro de España (FECACE) que, gracias a su certamen de teatro, ha facilitado que la agrupación haya realizado bolos en diferentes municipios de la Comunidad de Madrid y del resto de España.

Por último, la agrupación también está presente en certámenes en diferentes municipios de toda España. Los miembros del grupo Al Mudena nos confiesan que cada vez es más difícil estar presente en este tipo de eventos, ya que el número de grupos de aficionados de teatro ha crecido en los últimos años y luego están los premios en metálico. La afición por el teatro es un fenómeno que puede constatarse a través de las páginas web dedicadas a promocionar e informar de la actividad cultural y de los innumerables certámenes municipales que se convocan anualmente.

A pesar de la elevada competencia, el grupo Al Mudena ha estado presente en numerosos certámenes como el de la localidad vecina de Ciempozuelos, algunas localidades de la provincia de Toledo o Brunete, donde obtuvieron el galardón a la mejor representación.

Este año 2017 comienza con la satisfacción de haber cumplido nuevos retos. En 2016 la agrupación firmó un contrato con el Grupo Smedia para un bolo en el Teatro Real Carlos III de Aranjuez. La representación elegida, Los Pobrecitos, tuvo lugar el 29 de diciembre y fue todo un éxito. Un lleno absoluto que les ha reportado beneficios y el impulso moral para continuar haciendo lo que más les gusta. De igual magnitud fue la respuesta a la representación de la misma obra en el Teatro Municipal Isabel de Farnesio para colaborar con organizaciones sociales dedicadas a los más necesitados.

El 20 de mayo Al Mudena estará presente en el XXXIII Festival de Teatro Aficionado Villa de Valdemoro con la obra Bacapueblo, de José Cedena y una proyección especial de un reportaje que resume un entrañable recorrido por los veinte años de trayectoria de la agrupación.

El grupo se encuentra actualmente en el proceso de búsqueda, selección y adaptación de la obra que será su propuesta principal para la próxima temporada que se inicia en el mes de septiembre. Entre sus objetivos tienen muy presente el deseo y empeño por construir una buena propuesta para el próximo año que sea atractiva para el público. Por otro lado, aún está latente el éxito de Los Pobrecitos en el Teatro Real Carlos III de Aranjuez. La agrupación tiene el deseo de repetir la experiencia de firmar un contrato con un grupo de comunicación y representar una nueva temporada.

Mantener la integridad de un grupo de teatro a lo largo de los años no es una tarea fácil. El factor humano, laboral y artístico deben convivir en armonía para construir un conjunto sólido que reme en una misma dirección. En este sentido, el grupo de teatro Al Mudena puede presumir de ser el grupo teatral en activo más antiguo de Valdemoro.

El éxito de su longevidad reside en la robustez del conjunto. Los once integrantes de Al Mudena conforman un núcleo que aporta solidez y estabilidad. La experiencia, la pasión, la ilusión y un buen ambiente de trabajo son las claves para el buen funcionamiento de un grupo del que, estamos seguros, seguiremos hablando muchos años más.

 

 

Texto_Sergio García Otero

Fotografía_Ncuadres

Fisioterapia Valdemoro

Anuncio Patrocinado

Zonauto Sur

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here