Inicio Cultura y Ocio ‘El ruiseñor y los tontos’ de Mario Miguel Hernández Soria

‘El ruiseñor y los tontos’ de Mario Miguel Hernández Soria

304
0
patrocinado

Un narrador surge en mitad de una pequeña guerra con su pareja; de ahí parte un hombre innominado. Condenado por su propia naturaleza, el narrador y protagonista de esta novela es abandonado. En la calle, incapaz de valerse por sí mismo y víctima de cómicas desgracias, se sirve de sus engaños para salir al paso en compañía de Mauro, una extraña proyección de dudosa identidad.

La novela avanza entre el peor olor de las calles, la inestabilidad mental del narrador, la anarquía y la indigencia del amor, la amistad y la familia. El género psicológico y social de la obra se mezcla con la suciedad natural de los sucesos, que acaban mostrando lo más salvaje de quien los narra. Polémico y ajeno a etiquetas y a estándares, El ruiseñor y los tontos mezcla una prosa descarnada con un lirismo febril en la historia de un hombre que se va acercando a la locura.

Mario Miguel Hernández Soria (Madrid, 2001), formado en las facultades de Filosofía y, actualmente, de Filología, es el autor de una novela que no dejará indiferente a nadie. Toda su vida ha sido vecino de Valdemoro. Su nomadismo tiene más que ver con la intensidad que con la extensión.

Del pueblo donde vive le gustan especialmente tres cosas: su nombre tetrasílabo, la posibilidad de recorrerlo con los ojos cerrados y El Labrador, un bar de cuyo nombre no quiere olvidarse, pues escribir es, para él, labrarse un pasado con aire de futuro indefinido. Valdemoro es, para el autor de la novela, lo que uno de sus protagonistas, Mauro, es para el narrador, que no debe confundirse con el autor: un amigo de la infancia, un recuerdo del futuro, una colección de experiencias que empieza en la calle Grande y acaba en los cerros de camino a la estación.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

¿Has leído el último número de nuestra revista?