Inicio Deportes Entrevista a Carla Caballero

Entrevista a Carla Caballero

534
0
patrocinado

Joven promesa del triatlón local 

 

Hace más de trece años que los padres de Carla vinieron a Valdemoro desde Madrid. Aquí ha aprendido a andar, correr, nadar y montar en bici, habilidades habituales para cualquier joven, pero Carla es diferente. Esta joven promesa del triatlón ha conquistado el podio en todas las modalidades del campeonato de la Comunidad de Madrid, organizado por la Federación Madrileña de Triatlón, llevándose los títulos de campeona en triatlón, duatlón cross, duatlón bici carretera y acuatlón en la temporada 2022-2023. 

 

Carla es estudiante del Valle del Miro, donde no solo destaca por sus logros deportivos, sino también por su rendimiento académico. Tiene interés particular por la lengua inglesa y ha demostrado ser una alumna dedicada, pese a la exigencia de tiempo y esfuerzo físico que requiere la competición deportiva.  Fuera de las piscinas, bicicletas y zapatillas de correr, Carla tiene sueños y aspiraciones que van más allá del deporte. Sueña con convertirse en cardióloga o estudiar en la Academia General Militar, para cursar dentro la carrera universitaria. En su tiempo libre, Carla encuentra refugio en los libros y en la pintura. Es una fanática de la serie de Gerónimo Stilton, La diversión de Martina y El diario de Greg. Su pasión por la lectura la ha llevado incluso a obtener el segundo premio en la edición del 2023 del Concurso de Cómics de Valdemoro, demostrando su habilidad creativa y artística. 

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

 

En muy poco tiempo has convertido el deporte en un aspecto muy importante de tu vida. ¿De dónde sale este vínculo tan fuerte? 

Las chicas de la casa practicamos mucho deporte. Mi madre es muy deportista, con ella practico los deportes que podemos: senderismo, ciclismo, carrera, natación, y en verano kayak, paddle surf, escalada… A mi hermana mayor también le gusta mucho el deporte, ella practica fútbol y se une a muchos de nuestros entrenamientos.  

 

¿Cuándo empezó todo? 

Mi primera toma de contacto con el deporte creo que fue a los seis meses, cuando mi madre me llevaba a un curso de natación para aprender a nadar. La natación me ha acompañado a lo largo de todos estos años. A los cinco años empecé a practicar atletismo y, como no quería desvincularme de la natación, encontramos un deporte que me permitía correr y nadar: el triatlón. No tengo un primer recuerdo en concreto practicando este deporte. De lo que sí que me acuerdo es de que no se me daba muy bien montar en bicicleta. Tenía mucho miedo a quitarme los ruedines, porque alguna vez me caí y me hice rasguños. Tuve que entrenar mucho junto con mi entrenadora y ahora domino tanto la bicicleta de montaña como la de carretera. 

 

¿Qué ha supuesto para ti la figura de tu madre? 

 

Mi madre ha sido la que me adentró en el mundo del deporte, la que me ha ayudado a ir superando los miedos que he tenido y también la que me ha enseñado los valores del deporte y del compañerismo. Solemos entrenar juntas todas las disciplinas; para mí ha sido una motivación hacerlo. Nos divertimos mucho entrenando juntas. Gracias a ella me gusta tanto hacer deporte. 

  

¿Cómo ha sido tu progreso dentro del triatlón? 

 

Empecé a practicar triatlón con seis años. El cambio al Club Villa de Valdemoro Triatlón fue importante porque, aunque ya había estado en un club de atletismo, esta nueva etapa suponía practicar tres disciplinas a la vez: correr, nadar y montar en bicicleta. El progreso ha sido año tras año, comencé con entrenos donde había muchos juegos y ahora son entrenos con más intensidad. Empecé entrenando solo dos días a la semana, luego con el tiempo pase a tres días, y actualmente entreno cinco días. Los fines de semana también suelo salir a montar en bicicleta de carretera o de montaña.  

 

¿En qué momento te planteas entrar en la competición? 

Nunca tuve un propósito claro de empezar a competir. Mi madre me dijo de probar la experiencia a principios del año 2022, hasta entonces no entraba en mis planes la competición, me gustaba entrenar y seguir progresando en las tres disciplinas. Fue en el duatlón del circuito escolar de Rivas Vaciamadrid de 2022, era una prueba de bicicleta de carretera y yo llevaba una bicicleta de montaña.  Durante toda la competición fui muy bien posicionada, pero al llegar la prueba de bicicleta perdí la ventaja. Salí tan frustrada que no quise competir hasta que no tuviera una bicicleta de carretera que me permitiera competir en igualdad de condiciones con mis compañeras. Ahí descubrí que me gustaba la competición. Desde ese momento me empezó a gustar asumir los retos que supone estar en una competición.

 

¿Qué es lo que sí te gustó de la competición?  

En la competición, es el momento que te pones a prueba; tienes que superar nervios, miedos, te enfrentas a otras compañeras, es el momento de mostrar todo el trabajo y esfuerzo de los entrenos. Todo eso me motiva a seguir entrenando e intentar mejorar en cada disciplina. Si fuera una presión, estoy segura de que no lo haría. También me hace conocer a chicos de otros clubs. Tengo buenas amigas de otros clubs. 

 

Llevas tan solo dos años de competición en los que has progresado de manera exponencial.  

La primera temporada fue en 2022 y como no tenía ningún propósito mi mentalidad era ir a probar la experiencia y divertirme. Las primeras competiciones del año las finalizaba siempre en torno al décimo puesto. Con el paso de las competiciones hice dos grandes cambios: empecé a mejorar poco a poco el material con el que competía y por otro lado aprendí a ir optimizando mi manera de competir, mejorando las transiciones y sabiendo posicionarme dentro del recorrido. Esto me permitió ir escalando puestos muy rápido y pronto empecé a posicionarme en el pódium. 

 

En 2023 has dominado la competición de triatlón haciéndote con el primer puesto en las cuatro modalidades del Campeonato de Madrid.  

La temporada 2023 era mi segundo año en la categoría alevín y ya contaba con bastante experiencia acumulada del año anterior. La primera modalidad que conseguí fue el duatlón cross de Ciempozuelos. Estoy muy contenta de esa competición porque conseguí hacer una buena salida e ir primera durante toda la prueba. En mayo disputé el triatlón de Tres Cantos. Me preparé mucho las tres disciplinas, porque una parte muy importante de la competición es conocer el terreno y saber optimizar la transición. En septiembre participé en el acuatlón de Valdemoro, una prueba que tiene 500 metros de carrera, y yo me siento más cómoda en distancias largas. La competición fue bien y conseguí liderar toda la prueba. La última modalidad fue en el mes de noviembre con el duatlón en bici de carretera de Colmenar Viejo. En este campeonato tenía la presión de culminar el esfuerzo hecho durante todo el año, consiguiendo los cuatro campeonatos en un año. La carrera de bici estuvo disputada con otra compañera, pero al final, con esfuerzo y resistencia, conseguí ganar. Estoy muy feliz de haberlo conseguido porque es la recompensa a todo el trabajo, y esfuerzo que hay cada semana de entrenos.

 

¿Cuál es tu clave para ganar? 

Mi clave es trabajar más aquello que se me da peor y que suele gustarme menos. En mi caso es la bicicleta. Como te dije, desde muy pequeña ha sido un reto para mí y a base de esforzarme mucho en esa disciplina es como he conseguido dominarla mucho más y que no suponga un inconveniente respecto a la carrera o la natación. Además, me gusta analizar las competiciones que hago para aprender de los errores que cometo.  

 

¿Qué supone ser parte del Club Villa de Valdemoro Triatlón? 

Todos los entrenadores, y en especial los míos, Antonio Molina y Luis Utrera, mis compañeros de equipo, todos los integrantes del Club Villa de Valdemoro Triatlón, así como los padres, son geniales, todos nos apoyamos y ayudamos mutuamente.  Somos una pequeña familia, de hecho, algunas de mis mejores amigas son del club. Disfruto mucho de las dinámicas de entrenamiento. En el club nadie te obliga a competir, y cuando yo decidí que quería hacerlo me apoyaron de todas las maneras posibles. Gracias a ellos he podido conseguir todos los retos que me he propuesto la temporada pasada. 

 

¿Cómo compaginas los estudios con el triatlón? 

Entre semana voy al colegio y por las tardes tengo entre hora y hora y media de entrenamiento. El resto del tiempo lo invierto en estudiar y descansar. Los fines de semana es cuando aprovecho para estudiar. De momento consigo compaginarlo bien.  

 

También has sido noticia en Valdemoro por tu segundo puesto en el Concurso Infantil de Cómic. ¿En qué consistía tu obra? 

Además del deporte tengo otras aficiones más relacionadas con el ámbito artístico. Me encantan la escritura, el dibujo y bailar. Me presenté al concurso con un cómic que se llamaba 13 Rúe de los deportes chistosos, inspirada en la obra 13 Rue del Percebe de Francisco Ibáñez. Utilicé el edificio de Ibáñez para crear en cada viñeta un chiste de cada deporte.  

 

La temporada que entra afrontas un cambio de categoría, pasas a infantil de primer año. 

El cambio de categoría siempre es un reto porque las competiciones se vuelven más exigentes. Llevo bastante tiempo trabajando las nuevas distancias para que la llegada a infantil de primer año no sea tan brusca. Tengo muchas ganas de afrontar este nuevo reto.  

 

¿Qué sueño te gustaría cumplir en el triatlón?  

Este año, la Federación Española de Triatlón ha sacado los Campeonatos de España por autonomías a partir de la categoría infantil. Me encantaría ser una de las dos triatletas que representan a la Comunidad de Madrid. Para el futuro, me encantaría poder tener una trayectoria de alguna de mis ídolos, como Miriam Casillas, Georgia Taylor-Brown, o Flora Duffy. 

 

Con una determinación admirable y una pasión innata por el deporte, Carla ha demostrado que se puede ser una niña normal y, al mismo tiempo, destacar en el mundo del triatlón. Su enfoque meticuloso en la competición y su dedicación para alcanzar su mejor marca han sido los cimientos de su éxito en la categoría alevín. Ahora, inicia un nuevo reto como triatleta, donde seguramente continuará creciendo. Estamos emocionados por ver su evolución en este próximo capítulo de su carrera deportiva. ¡Le deseamos lo mejor a Carla en este nuevo camino! 

 

Texto_Sergio García Otero

Fotografía_Ncuadres

¿Has leído el último número de nuestra revista?