Inicio Reportajes AFAV cumple 25 años

AFAV cumple 25 años

1112
0
Fotografía_Ncuadres
patrocinado

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Valdemoro (AFAV) cumple 25 años. En 1998, la enfermedad de Alzheimer era una gran desconocida. No había mucha información sobre ella ni sobre los cuidados y medicación necesaria para su tratamiento. El Alzheimer se sufría, en privado, por las familias que lo padecían. Sí, por las familias. La
enfermedad es padecida por uno de los miembros, pero afecta al resto del núcleo familiar.

En los últimos años del siglo pasado, el Ayuntamiento de Valdemoro organizó un curso subvencionado por la Comunidad de Madrid. Iba dirigido a los cuidadores de enfermos. Allí participaron mujeres que encontraron una forma de exteriorizar sus sentimientos, sus dudas y sus preocupaciones. El desarrollo del curso fue tan positivo que, una vez finalizado, el formador sugirió la creación de una asociación. Los objetivos eran varios: por un lado, querían dar continuidad a la experiencia del curso y, por otro, deseaban darla a conocer a más cuidadores en una situación similar.

Tomó la iniciativa María Ángeles García García, que se ocupó de todos los trámites para formalizar la constitución de la nueva asociación. Reunió a los participantes del curso y, según el acta fundacional, formó la primera junta directiva de la asociación junto a Isaura Fernández García y Antonio Fernández Rodríguez. María Ángeles, Isaura y Antonio eran unos luchadores. Como lo fueron los que tomaron el relevo: Adela, Hortensia, Antonia, Paqui, Conchi…algunas han seguido formando parte de la junta directiva hasta que han podido, otras siguen vinculadas a la asociación y otras, que ya no están, siguen muy presentes en la memoria de estos 25 años.
En este artículo, queremos destacar la especial labor, dedicación y vocación de Adela, reciente pérdida de la asociación, que ha dejado un gran legado a seguir por
las personas que configuran la junta actual.

Las primeras reuniones de la asociación suponían un ejercicio de autoayuda, ya que hay una gran necesidad de compartir experiencias y afrontar situaciones derivadas de la convivencia con la enfermedad. En la actualidad, sigue habiendo un GAM, el Grupo de Autoayuda Mutua. Esta acción de AFAV es fundamental puesto que, cuando el Alzheimer llega a una familia, es muy difícil hablar de la enfermedad y no es fácil aceptarla.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Los comienzos de la asociación no fueron fáciles: todas las gestiones y todos los trámites eran presenciales. Había que desplazarse a Madrid y las mujeres fundadoras debían buscar a alguien que atendiera a sus familiares enfermos mientras se ausentaban.
Sin embargo, se seguía dando pasos firmes. Tras el éxito del GAM, decidieron ayudar también a los enfermos en las primeras fases de la enfermedad. Se creó un taller de psicoestimulación que tenía lugar dos días a la semana.

Fotografía_Ncuadres

Todos estos esfuerzos han dado su fruto y la asociación fue creciendo hasta convertirse en lo que es hoy: un centro de recursos para familiares y enfermos con un gran equipo de profesionales dedicado a la atención y búsqueda de medios para continuar ofreciendo
servicios que permitan mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. Se han ampliado los servicios y, en la actualidad, la asociación dispone de talleres de psicoestimulación, ayuda a domicilio, fisioterapia, logopedia, atención psicológica, grupos de autoayuda mutua y, recientemente, se ha creado la Unidad de rehabilitación cognitiva,
dirigida a personas con deterioro cognitivo leve, párkinson inicial y a personas que hayan padecido un ictus o tengan síntomas post-COVID.

Con este artículo, la asociación quiere agradecer todo el esfuerzo y toda la dedicación de las fundadoras que iniciaron un camino con muchas dificultades y sin muchos medios. También quiere dar las gracias a todas y cada una de las personas que, formando parte de las diferentes juntas directivas, han ayudado a nuestro crecimiento, especial agradecimiento a todos los profesionales que han formado y forman parte de la asociación, a todos los voluntarios que, de manera solidaria, han realizado labores de apoyo en todas las iniciativas y eventos organizados por la asociación.

AFAV quiere agradecer también a las administraciones públicas que facilitan recursos mediante subvenciones y, especialmente, al Ayuntamiento de Valdemoro por la cesión del local donde se llevan a cabo los servicios que presta la asociación; a las entidades privadas que colaboran con subvenciones o con su apoyo cuando se celebran eventos para la difusión y recaudación de fondos como mercadillos y marchas solidarias, festivales benéficos y comidas solidarias. Por último, AFAV quiere agradecer a todos los socios y a todos los valdemoreños participan en las actividades de la asociación. Cada granito de arena cuenta.

 

Entrevista con Jesús Cepeda, profesor de Historia en la UNED. Habla del 25 aniversario de la Asociación de familiares de enfermos de Alzhéimer de Valdemoro.

 

 

¿Has leído el último número de nuestra revista?