Inicio La Revista de Valdemoro Valdemoro El Ayuntamiento de Valdemoro evalúa en casi tres millones de euros los...

El Ayuntamiento de Valdemoro evalúa en casi tres millones de euros los daños causados por Filomena

267
0
patrocinado

El Ayuntamiento ha evaluado en casi tres millones de euros las pérdidas causadas por el temporal Filomena en Valdemoro, una cifra que sustenta la solicitud de declaración de zona catastrófica para la localidad. Más de la mitad de esa cuantía tiene su origen en los daños que ha sufrido el pavimento, un 20% corresponde a los destrozos en equipamientos municipales, aunque la gran víctima ha sido el arbolado ya que la práctica totalidad de los ejemplares se han visto afectados.

Cuando el 7 de enero a media mañana comenzaron a caer los primeros copos y pese a que las previsiones anunciaban un gran temporal era difícil imaginar que el sábado 9 y tras más de 30 horas ininterrumpidas nevando abundamente, Valdemoro, como el resto de la Comunidad de Madrid, iba a amanecer bajo un manto blanco de entre 30 y 70 centímetros de grosor, el mayor que ha cubierto la región en los últimos 100 años.
La sorpresa y el deslumbramiento inicial ante una belleza albina tan inusual dieron paso al disfrute, pero el lado menos lúdico de la nieve no tardó en aparecer. Quienes primero lo padecieron fueron las personas que se quedaron atrapadas en sus vehículos en la carretera y acabaron pernoctando en el Pabellón Juan Antonio Samaranch. 
Las mínimas de hasta 12 grados bajo cero que se registraron en días sucesivos hicieron el resto: calles inaccesibles, imposiblidad para cualquier tipo de movilidad y, con ello, cancelación de servicios, suspensión de suministros por avería, graves desperfectos en edificios, destrucción de arbolado bajo el peso de la nieve… y muchas caídas.
ZONA AFECTADA GRAVEMENTE POR UNA EMERGENCIA DE PROTECCIÓN CIVIL
El Ayuntamiento ha cifrado los destrozos en 2.964.996,10 euros y, de forma unánime, ha solicitado al Gobierno de España la declaración del municipio como ‘Zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil’ y, a la Comunidad de Madrid, que habilite un fondo extraordinario de ayudas para que las administraciones locales puedan afrontar los daños.
El 56% de esos casi tres millones de euros (1.660.000) corresponde a los estragos que el temporal ha producido en el pavimento; un 20% (594.464 euros) tiene su origen en los destrozos que han sufrido diversos edificios y equipamientos municipales como el hundimiento de la cubierta del aparcamiento de la calle Colegio o las deformaciones de la techumbre del Complejo Deportivo Río Manzanares, también parcialmente vencida.
El 10,7% son gastos extraordinarios que ha sido necesario realizar para acometer la limpieza viaria y la recogida de residuos. Más de 317.300 euros que se han empleado mayoritariamente en maquinaria y personal para despejar las calles de hielo y nieve y, en menor medida, en la sustitición de contenedores reventados.
Filomena también ha causado desperfectos en numerosos centros educativos públicos; aunque individualmente ninguno es especialmente grave, todos juntos suman 100.000 euros, es decir, casi un 3,4% de la evaluación de daños.
EL ARBOLADO, UNA DE LAS GRANDES VÍCTIMAS
Una cantidad similar (97.820,50 euros) se calcula que será necesaria para revertir el nivel de destrucción masiva en que ha quedado el arbolado. Alrededor de 40 árboles han tenido que ser talados, entre ellos los 10 de la cuesta de la Villa -por riesgo crítico de caída- otros en los parques España, Tierno Galván y Alberiza, así como en distintas zonas del municipio. Este dato solo es una muestra de una realidad más dura: la totalidad del arbolado de Valdemoro se ha visto afectado por el temporal.
La nevada dejó daños considerables en todos los de hoja perenne (pinos, cipreses, olivos, aligustres) pero se salvaron muchos de hoja caduca que, sin embargo, quedaron muy afectados días después por el azote del viento y está en duda la supervivencia de las palmeras por culpa de las extremas temperaturas negativas.
El Consistorio calcula que de los casi 100.000 euros que se precisan para recuperar el arbolado. 33.000 euros se emplearán en la reposición de lo talado, mientras que el resto es el coste de los trabajos de poda y mantenimiento que permitan la supervivencia de los afectados, así como la eliminación de los que se encuentran en estado crítico.
OTROS DESPERFECTOS
La valoración económica de daños incluye también los producidos en los polígonos industriales (2,5%), el tanatorio y cementerio municipales (1,1%) y, con cuantías menores, el tendido eléctrico, el alumbrado público y la señalización, entre otros conceptos que representan un 3% del total.
La solicitud de declaración de zona catastrófica resultará de gran utilidad para todas aquellas personas que hayan sufrido desperfectos en sus viviendas y vehículos como consecuencia del temporal, ya que les permitirá acreditar que se trata de siniestros extraordinarios causados por fenómenos de la naturaleza muy destructivos.
TODOS LOS RECURSOS 
Antes de que se desencadenara la tormenta de nieve el Ayuntamiento de Valdemoro inició la distribución de 28.000 kilos de sal sobre el pavimento y tenía preparadas tres máquinas quitanieves. Pronto se requirieron más recursos para combatir el calibre del temporal, así que el Gobierno municipal destinó a este fin a todo el personal de recogida de basuras, que se unió al de Gesvival y al de la empresa adjudicataria del servicio de limpieza que ya estaban inmersos en la tarea junto a efectivos de la Comunidad de Madrid -coordinados por la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112- con la prioridad de despejar los accesos al hospital, centros de salud o residencias de mayores, entre otros equipamientos esenciales.
 Los refuerzos llegaron con el Cuerpo de Bomberos, la Unidad Militar de Emergencias (UME) y la Brigada Paracaidista (BRIPAC), por mediación de la Delegación del Gobierno. También las Brigadas Forestales regionales participaron en el tratamiento del arbolado con riesgo de desprendimientos.
La distribución de un total de 100.000 kilos de sal entre la ciudadanía, desde unos puntos itinerantes de reparto, fue fundamental para que cada persona o familia pudiera habilitar y garantizar la seguridad de las zonas de paso más próximas a sus domicilios.
Con el objetivo de reabrir los colegios cuanto antes, todos los efectivos disponibles se emplearon a fondo en despejar patios y accesos, realizar las pertinentes reparaciones y poner en marcha las calefacciones. Tras sucesivos aplazamientos, los estudiantes regresaron a las aulas el miércoles 20.
AUNANDO ESFUERZOS
El Gobierno municipal mantuvo informado en todo momento al resto de la Corporación, a través de reuniones diarias de la Junta de Portavoces. Así mismo y en colaboración con la Comunidad de Madrid, órgano competente al elevarse a 2 el nivel de emergencia, realizó una labor de coordinación de todos los servicios esenciales municipales para la recuperación de la ciudad y estableció las líneas de colaboración con otras administraciones supramunicipales a las que se fueron solicitando recursos humanos y materiales, así como con Gesvival y la empresa adjudicataria de la limpieza viaria. Aunando esfuerzos se logró mantener activo las 24 horas del  día un operativo de cinco máquinas quitanieves.
Una semana después de la nevada, los esfuerzos tuvieron que orientarse además en evitar que el deshielo, unido a la lluvia, provocara inundaciones a consecuencia de los atascos que las ramas o los bloques de nieve  impidieran el paso del agua por las rejillas de alcantarillado.
LA COLABORACIÓN CIUDADANA, CLAVE
Esencial fue la colaboración de la ciudadanía en sus diversas formas: despejando los accesos a sus hogares, aportando maquinaria y camiones para apartar la nieve de las calles, realizando traslados de personas y profesionales sanitarios con vehículos preparados para circular por el hielo, aportando alimentos, trabajo y mobiliario para hacer más llevadera la situación a quienes no pudieron llegar a sus casas, reteniendo en sus viviendas las basuras que los vehículos del servicio de residuos no podían pasar a recoger, soportando las esperas de los autobuses que no siempre podían llegar a la hora prevista, realizando trabajos esenciales para dejar a Filomena a un lado, siendo responsables con las medidas anticovid pese a las dificultades, dando cuenta de las incidencias y ofreciendo sugerencias al Ayuntamiento a través de las redes sociales y las vías habilitadas para ello y, sobre todo, teniendo paciencia con la situación generada por la nevada más grande que ha vivido Valdemoro y toda la región en los últimos 100 años.
La página web municipal y las redes sociales del Ayuntamiento desempeñaron un papel fundamental para mantener a la población constantemente al tanto de la información de servicio público. También, las dos líneas telefónicas de atención ciudadana que se habilitaron y el correo electrónico para comunicar incidencias.
A través de estas vías los vecinos y vecinas de Valdemoro pudieron conocer con inmediatez datos esenciales para su vida cotidiana a los que no podían tener acceso desde otros medios, como la suspensión de los transportes públicos, los puntos de distribución de sal, los itinerarios y horarios que iban recuperando las distintas líneas de autobús, las calles que volvían a ser transitables, los servicios municipales que mantenían la atención al público, las actividades que se cancelaban, los derechos que les asisten en caso de cancelación de viajes por el temporal o los comercios que estaban abiertos, entre otros. También recomendaciones de salud y consejos para evitar el impacto del frío en suministros como el agua.
En el portal web, además, se puso a disposición de quienes lo necesitaran un justificante de movilidad firmado por el alcalde que se podía descargar para acreditar ante las empresas la imposibilidad para trasladarse en el municipio.
Fuente: Ayuntamiento de Valdemoro
Publicidad LRDV