Inicio Comercio El sabor de la tradición en El Palacio del Pollo

El sabor de la tradición en El Palacio del Pollo

334
0
patrocinado

Desde 1978, Antonio Molina Puchol ha deleitado los paladares de Valdemoro con sus famosos pollos asados. Con más de cuatro décadas de experiencia, su restaurante El Palacio del Pollo se ha convertido en un referente, conocido por sus platos sabrosos y una atención al detalle que se refleja en cada bocado.

El viaje de Antonio en la gastronomía comenzó con una visión clara: ofrecer el mejor pollo asado de la región. «Desde 1978 hacemos el pollo asado con dos sabores: a las finas hierbas o al limón», comenta Antonio. Estos pollos, seleccionados por su tamaño y calidad, se cocinan a la perfección en un asador especial. «Nuestros pollos son del tamaño más grande que entran en el asador, si tratásemos de poner pollos más grandes no podrían girar y chocarían entre sí», explica. Esta atención al detalle asegura que cada pollo sea jugoso, sabroso y aromático.

Pero El Palacio del Pollo no se detiene en el pollo asado. La carta del restaurante es amplia y diversa, con más de 150 platos diferentes. «Tenemos otros platos de cinco estrellas como las patatas frescas fritas en aceite de oliva recién hechas, nada que ver con las patatas congeladas que venden por ahí», afirma Antonio. Además, sus famosas croquetas, hechas con una bechamel suave y rica, destacan entre las favoritas, ofreciendo combinaciones de sabores como jamón y queso de cabra.

El menú diario es otra de las joyas del restaurante, con más de 20 platos frescos diarios que incluyen ensaladas, verduras, pastas, arroces, carnes y pescados frescos del día. «Puedes pedir todos los días de la semana un plato diferente para comer o para guardarte para la noche», asegura Antonio, demostrando que la variedad y la calidad son pilares fundamentales de su negocio.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Para Antonio, la satisfacción de su trabajo va más allá de la cocina. «Te agrada ver cómo diferentes generaciones han celebrado sus momentos más especiales contigo», dice con orgullo. Las historias de clientes que viajan desde otros pueblos solo para disfrutar de sus platos son un testimonio del impacto de su cocina. «Te anima y reconforta para levantarte cada mañana y encender los fogones con la ilusión y el buen hacer del primer día», añade.

El compromiso de Antonio con sus clientes se refleja también en la accesibilidad del servicio. «Puedes venir al restaurante y que te lo den todo hecho o llevártelo tú a casa. Y para todas aquellas personas que no se pueden desplazar o no tienen tiempo tenemos el servicio a domicilio», explica. Con una aplicación móvil y un número de teléfono dedicado, encargar pedidos nunca ha sido tan fácil. Además, el restaurante se esfuerza por minimizar los tiempos de espera, cocinando cada plato al momento para garantizar frescura y calidad.

El Palacio del Pollo abre todos los días del año, con horario especial en días festivos y laborales. El horario de comidas es de 10.00 a 16.30 en festivos y de 12.00 a 16.00 horas en laborales.

Visita su local en calle Pozo Chico, 30, de Valdemoro. Más información y reservas en la app del código QR y el teléfono 918 953 216.

¿Has leído el último número de nuestra revista?