Inicio Cultura y Ocio Entrevista Exprés Laura Lavilla

Entrevista Exprés Laura Lavilla

464
0
patrocinado

Laura Lavilla. Soprano. Profesora de canto. Miembro del dúo artístico Amalthea (así se llamaba, en la mitología griega, la nodriza que amamantó a Zeus. Amalthea era representada, a veces, como una ninfa; otras veces, como una cabra; por eso, cuando Amalthea murió, Zeus la convirtió en la constelación de Capricornio; Amalthea se llama, además, uno de los satélites de Júpiter, pieza principal de uno de los anillos de ese planeta). Laura vivió y trabajó en Valdemoro durante un buen puñado de años.

Junto a la pianista Sofía Merchán has creado el grupo Amalthea, nombre que combina sonoridad con mitología. Cuando lo elegisteis, ¿no temisteis que a Júpiter se le cayeran los anillos?

Amalthea se corresponde con la constelación de Capricornio. Lo elegimos porque las dos somos capricornio y nos pareció una coincidencia muy bonita y mágica. También es la nodriza de Zeus. El nombre nos recuerda la fuerza que tenemos. Creímos que nos daría suerte en la trayectoria del dúo.

El dúo Amalthea, ¿«unen canto con pasión» o «un encanto, compasión»?

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Amalthea busca ser una agrupación de cámara estable. Normalmente, los cantantes líricos, —salvo agrupaciones dedicadas a la música antigua— alternan sus producciones de zarzuela y ópera con algunos recitales. En este caso, nos establecemos como formación estable sólida dedicada al repertorio de cámara, a saber: canción española, chanson franҫaise, lied (canción alemana) y canción italiana. Unimos la intensidad —somos las dos pasionales— con el duende (risas). Damos orden a nuestra parte caótica (más risas). Queremos resaltar la expresividad y la intimidad de los textos y hacer música de buena calidad.

Habéis titulado vuestro primer disco Juego de duendes, con temas musicales que giran alrededor de la infancia. ¿Cómo podemos los padres desarrollar el gusto por la música clásica en nuestros hijos?

Me gusta pensar que los juegos infantiles pueden ir asociados a las canciones. Y que los padres pueden cantar con sus hijos. Existen funciones de ópera para niños, con títeres, cursos de música desde los cuatro años (música y movimiento) en escuelas, grado elemental a partir de los ocho años en conservatorios, pero creo que lo que más les gusta es disfrutar con los padres. Escuchar música clásica en casa, imaginar con ella, bailarla, dibujar con ella, cantar en los viajes en coche —tengo grandes recuerdos de esto— y festejar eventos, logros, con alegría, danza y música. Fomentar tocar en orquestas, bandas y grupos, aunque sea a muy pequeño nivel, ayuda a crear grupos de amigos con esta afinidad. Fomentar el gusto musical es fomentar la cultura… acudir a conciertos, teatro, pintura es desarrollar un gusto estético. Y todo contribuye.

Si tuvieras que elegir, ¿preferirías que una de tus grabaciones sirviera de banda sonora de una película minoritaria de culto o de un vídeo viral de Tik Tok?

¡Ostras qué pregunta! Por principio, película minoritaria. Soy anti Tik Tok. Aunque soy consciente de que la vería mucha menos gente. La soledad no ha sido nunca un problema.

¿Has leído el último número de nuestra revista?