Inicio Comercio La nueva Clínica Puerta del Moro ya es una realidad

La nueva Clínica Puerta del Moro ya es una realidad

272
0
patrocinado

La Clínica Puerta del Moro ha inaugurado ya su nuevo centro, situado en el número 7 de la calle San Isidro. Las instalaciones que estrenan dispone de nueve salas para atender a sus pacientes.

La clínica, una de las más longevas de Valdemoro y la zona sur de Madrid, cuenta con los mejores profesionales de la salud: desde veteranos como el doctor Luis Dettoni, la psicóloga Teresa Álvarez, la atención de Pilar Ojeda (Maripi), o jóvenes como la doctora María Aguilar, que se incorporan a tiempo completo en horario de mañana y tarde en la nueva sede.

A causa de la pandemia y la nueva normalidad, para disminuir el riesgo de cualquier transmisión de enfermedad, todos los despachos son amplios y cuentan con ventilación adecuada.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Hablamos con Pedro y Rodrigo, los gerentes, sobre la nueva aventura y emprendimiento.

¿A qué se debe esta ampliación o renovación de la clínica? Parece una apuesta arriesgada en estos tiempos.

Rodrigo: Durante la pandemia que hemos sufrido tuvimos una avalancha de pacientes. Fuimos el único centro privado abierto en Valdemoro. Observamos que nos quedábamos escasos de espacio y decidimos que debíamos modernizarnos en un espacio nuevo y adaptado a los momentos y nuevas circunstancias. Además, hemos añadido más profesionales y horarios, por ejemplo, la doctora María Aguilar va a pasar consulta de lunes a viernes por la mañana y por la tarde. La nueva clínica está a tres minutos andando de nuestro centro original, lo que no supone un contratiempo para los pacientes.

¿Qué novedades pueden esperar los pacientes que acudan a las instalaciones nuevas?

Pedro: Además de unas instalaciones más espaciosas que cuentan con ventilación en todas las salas, disponemos de mayor flexibilidad de horarios para acudir a consulta de diferentes especialistas. Por ejemplo, en medicina general o servicio de dermatología también con ASISA, nutricionista, terapia ocupacional y logopedia. También contamos con nuevo aparataje, como un ecógrafo y algunas novedades que iremos comentando según se vayan concretando.

¿Cómo habéis diseñado la organización de los dos centros?

Rodrigo: Para los pacientes puede parecer confuso, pero tenemos el mismo número de teléfono para los dos centros y, aunque no están todos los especialistas en la nueva clínica, cada semana se van sumando más servicios en San Isidro. Hemos reforzado y apostado por contratar personal para mejorar el servicio de atención telefónica. También contamos con WhatsApp y estamos trabajando para que se pueda pedir cita en nuestra web. Intentamos hacerlo más fácil a los pacientes, aunque sin perder el trato humano y también para que la gente más mayor no tenga problemas con las nuevas tecnologías. Nuestro objetivo es mudarnos completamente a la nueva clínica para tenerlo todo centralizado. Esperamos estar después del verano instalados en San Isidro al completo.

He visto que estáis trabajando para una nueva sección de temas relacionados con estética, ¿qué me puedes contar?

Rodrigo: Sí, tenemos la suerte de contar con la doctora Leire Sánchez de los Arcos, licenciada en medicina y dermatología y especialista en estética. Ella va a empezar a hacer infiltraciones de bótox y ácido hialurónico. La doctora Sánchez es una experta en este campo y hemos pensando que ella aporta la confianza que necesitan nuestros pacientes. El doctor Francisco Valenzuela también va a ser parte del equipo. Uno de sus servicios son los hilos tensores.

Este es un proyecto que comenzaron vuestros padres y que hoy continuáis vosotros.

Pedro: Todo esto lo comenzaron ellos, Pedro y Mari Carmen. Desgraciadamente no están con nosotros, pero siento que estarían orgullosos de ver que mantenemos y evolucionamos lo que ellos empezaron y consolidaron. Con la misma ilusión, trabajo y cariño. Ellos fueron pioneros, hicieron lo más difícil, nosotros ahora solo tenemos que continuar para seguir dando el servicio con el cariño y la dedicación que ellos ponían. Es justo reconocer que también esta clínica sigue funcionando gracias a los profesionales que han trabajado y los que siguen con nosotros. Tenemos la suerte de que son fieles y eso genera tranquilidad a nosotros y seguridad a los pacientes, que ven que pueden tener su médico de confianza y que no hay cambios cada cierto tiempo. Y cómo no dar las gracias a los pacientes, algunos que venían con sus padres y ahora vienen con sus hijos. Por ejemplo, durante la pandemia había pacientes que llamaban para preguntar cómo estábamos nosotros. Son detalles que se agradecen.

La historia de la Clínica Puerta del Moro se remonta al 4 de diciembre de 1978, cuando el doctor Pedro Serrano y su esposa, doña María de Carmen, abrieron en Valdemoro una pequeña clínica cuyo nombre sería Clínica Puerta del Moro. El nombre proviene de los edificios donde se sitúa, en el número 32 de la avenida de Andalucía, que se denominan Puerta del Moro.

Ahora, 44 años más tarde, sus hijos, Pedro y Rodrigo, contando con el resto de profesionales han decidido abrir un nuevo centro para adaptarse a los nuevos tiempos, pero sin perder el trato cálido y humano y poder seguir prestando servicio durante muchos más años a los vecinos y amigos de Valdemoro.

Para más información sobre Clínica Puerta del Moro, puedes visitar su centro en la avenida de Andalucía, 32, 1.º C o en la calle San Isidro, 7, o llamar al teléfono 918 951 732 y al Whatsapp 620 528 843. También puedes escribir al correo: info@clinicapuertadelmoro.com o visitar su web www.clinicapuertadelmoro.com.

¿Has leído el último número de nuestra revista?