Inicio Salud Rehabilitación oncológica rápida y efectiva

Rehabilitación oncológica rápida y efectiva

394
0
patrocinado

Clinicadia te ofrece su experiencia y tecnología para mejorar tu calidad de vida

El Centro Médico Fisioterapia Clinicadia Valdemoro es referente en rehabilitación oncológica y de poscirugía de cáncer, entre otras dolencias. A las riendas del Clinicadia se encuentra Pompeya Haag, fisioterapeuta con más de 35 años de experiencia profesional. «Inicié mis primeros pasos por la carrera aquí en Madrid, en el área de Oncología y Cirugía Reparadora. Cuando casi nadie lo trabajaba en fisioterapia».

A lo largo de su dilatada carrera, Pompeya ha tenido la oportunidad de formarse en países como Alemania y Francia y cuenta con formación de posgrado y Máster en Rehabilitación Oncológica y Post Cirugía en cáncer. Por sus manos han pasado infinidad de pacientes con diferentes dolencias y secuelas que no les permitían tener una vida normal y activa.

En Clinicadia tratan cicatrices tanto recientes como maduras, que pueden ser dolorosas, antiestéticas, sensibles y perturban la vida cotidiana generando dolor y desequilibrios funcionales. Además de sus conocimientos específicos en fisioterapia, cuentan con aparatología de última generación como el Endermologie LPG, que gracias a sus cabezales garantiza una movilización precisa, regular e indolora en el tejido, incluso en las zonas de difícil acceso a las que es complicado llegar manualmente.

Endermologie LPG ofrece un tratamiento natural a los tejidos subcutáneos y cutáneos. Un bienestar inmediato y duradero, sin efectos secundarios y sin agresión a la piel. La endermología médica se puede aplicar en todas las áreas de salud. Disminuye el dolor de fibrosis del tejido, edema y, por supuesto, tensión muscular, ya que produce drenaje de los líquidos, estimula la musculación, optimiza la cicatriz y, por supuesto, produce acción analgésica. Este tratamiento fisioterapéutico se complementa con un masaje manual de la zona a tratar, con una duración aproximada de unos cuarenta minutos. Se trabaja en todas las áreas donde hay compromiso articular, muscular y tisular:

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV
  • Reumatología: produce disminución de rigideces.
  • Traumatología preposoperatoria: reabsorbe los edemas y aumenta la normalidad articular.
  • Oncología: libera adherencias y trata la piel madura.
  • Quemaduras: suaviza las cicatrices y adherencias.
  • Maxilofacial: trata espasmos musculares.
  • Urología-ginecología: aporta mejoras en la cicatriz de cesárea, flacidez y retención de líquidos.
  • Deporte: sirve para la preparación y recuperación de lesiones articulares y musculares.

«Siempre hago también una evaluación y entrenamiento neurofísico con otros aparatos de última generación muy utilizados en Europa y EE. UU., como el Huber 360. Este instrumento tiene una plataforma motorizada con sensores, también en sus empuñaduras, lo que me permite trabajar su parte física y cognitiva. Esto es lo que denomino rehabilitación neuromuscular», afirma Pompeya.

Gracias a la tecnología, los profesionales de Clinicadia pueden trabajar programas terapéuticos específicos para cada indicación. Está indicado para tratamientos que requieran fortalecimiento dinámico, postura-equilibrio y trabajo cardiomuscular.

El proceso de rehabilitación es ameno para el paciente, pues los juegos de equilibrio son divertidos y las actividades, de alta intensidad para unos resultados más rápidos, tienen una duración aproximada de cinco minutos. El feedback que ofrece la pantalla permite el control de la fuerza y la dirección para mejorar el reclutamiento muscular.

Huber 360 LPG está diseñado para pacientes que no pueden afrontar largos tiempos de recuperación, que con esta técnica, sin embargo, es rápida, efectiva y duradera; una demanda cada vez más presente en los tiempos que corren.

Pero la aparatología no lo es todo en Clinicadia. «La rehabilitación —comenta Pompeya— se hace con motivación porque mi trabajo es personalizado. La percepción es inmediata, con programas completos dirigidos y adaptados al nivel de cada paciente y patología. Realizamos un seguimiento de la recuperación para incrementar la motivación y el placer en tiempo récord».

También han incorporado sesiones de rehabilitación acuática, una técnica usada mundialmente y que aporta numerosos beneficios. Estas sesiones se tienen lugar en las instalaciones del Colegio Lagomar. Gracias a la inmersión en agua tibia (30 ºC) se pueden rehabilitar muchas patologías, facilitando al paciente la realización de ejercicios. Estas dinámicas aportan efectos muy positivos y logran una relajación muscular generalizada.

Pompeya utiliza las propiedades físicas del agua, la presión hidrostática, flotación y viscosidad para recuperar diferentes patologías en la tercera edad. El agua permite al paciente fortalecer sus músculos en una postura funcional-erguida donde el fluido actúa como una «pesa líquida» que mejora la fuerza y flexibilidad muscular. Los tratamientos en piscina también son muy recomendados en problemas de espalda, pérdida de fuerza, masa muscular, estrés, posoperatorios de pulmón y patologías respiratorias.

Clinicadia cuenta con un magnífico equipo de profesionales. «Considero que soy una fisioterapeuta con mucha suerte, pues siempre he tenido la oportunidad de vivir en lugares donde la fisioterapia está en un lugar muy importante en la salud. También los profesionales con los que he trabajado, sobre todo en Francia, me han aportado mucho a mi vida profesional y personal. Además, el mundo evoluciona y la medicina es dinámica. Pretendo utilizar todos los mecanismos y medios que puedan ayudar a mejorar y sentirse bien a cada valdemoreño que venga a mi consulta», asegura Pompeya.

«Creo que la salud es el motor principal, si nos falta la salud, el resto sobra. Por ello, intento ser una profesional cercana a las personas, ofreciendo una fisioterapia preventiva que permitirá al paciente tener una evolución y comportamiento físico y postural que evitará dolores posteriores. Estoy convencida de que aquí en Valdemoro contar con el Hospital Universitario Infanta Elena me permitirá abordar muchas patologías, ya que también existen muchos centros privados que están trabajando como yo, con un equipo técnico y humano muy bien preparado para las necesidades de Valdemoro y alrededores. Deseo y agradezco a la vida el poder volver a mi pueblo, donde comencé mi profesión y vi crecer a mi familia. Soy una inmigrante argentina que formó su carrera paso a paso en Europa y Latinoamérica. La vida me vuelve a traer a Valdemoro, donde comenzó mi vida en España hace treinta años. El desafío es grande y daré todo por estar a la altura y las necesidades de mi ciudad por adopción».

Visita Clinicadia en calle Aguado, 93. Más información en el  WhatsApp 641 458 718, el correo pompeya.clinicadia@gmail.com o en su página web www.clinicadia.es.

 

¿Has leído el último número de nuestra revista?