Inicio Salud Resiliencia psicológica

Resiliencia psicológica

394
0
patrocinado

En los últimos tiempos si hay de algo de lo que se habla con cierta frecuencia es de la resiliencia psicológica, a continuación te acercamos todos los datos que debes conocer al respecto.

En qué consiste la resiliencia psicológica

Pues bien, bajo el término resiliencia psicológica se hace referencia a la capacidad de una persona para adaptarse adecuadamente y superar situaciones que puedan ser difíciles a nivel emocional. Las personas que son resilientes encuentran los recursos emocionales suficientes para lograr un buen estado emocional y físico, independientemente de si hay situaciones realmente adversas.

Cómo se manifiesta la resiliencia

En cuanto a los principales signos que una persona con resiliencia psicológica suele tener decir que son los siguientes. Por un lado, la capacidad para ser flexible y adaptarse a los cambios, saber buscar siempre la perspectiva más positiva y saber manejar el estrés y las emociones de una forma sana y positiva.

Son varios los factores que pueden ser clave a la hora de lograr desarrollar la resiliencia. Por ejemplo, disfrutar de una infancia estable y segura, una educación positiva y también contar con una salud física y mental.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Además la resiliencia también se puede desarrollar a través de la propia experiencia vital y de los aprendizajes que te da, además de ayudar a lograrla a través de  ciertas técnicas que pueden ayudar a afrontar las situaciones. Entre dichas técnicas están la meditación y la terapia que pueden ayudar a generar la capacidad de resiliencia. Todo esto, sin duda, se ha de hacer siempre de la mano de una psicóloga en Madrid, una profesional experta precisamente en dar las habilidades necesarias para desarollar la resiliencia como es Aída López Gómez.

Situaciones en las que puede ser de gran utilidad la resiliencia

La resiliencia es útil prácticamente en cualquier situación que pueda ser ciertamente adversa pero, sobre todo, ante momentos especialmente delicados como pueden ser los siguientes.

Pérdida de un ser querido

Sin duda, ante una situación crítica a nivel emocional como puede ser la pérdida de un ser querido, la resiliencia ayudará a superar el dolor y el sufrimiento, logrando encontrar vías para salir adelante y sacar fuerza.

Cambios importantes a nivel vital

Los cambios vitales suelen generar ansiedad y angustia, especialmente cuando la incertidumbre es elevada. Ante estos momentos importantes como puede ser un cambio de trabajo, un divorcio o un cambio de ciudad, entre otros.

Problemas de salud

Sin duda, los problemas de salud pueden generan ansiedad, estrés e incluso acabar en depresión. Aquí, la resiliencia puede ayudar a seguir adelante y luchar con otro talante, a pesar de que pueda haber dolor o limitaciones de tipo físico.

Problemas financieros

Los problemas financieros pueden generar angustia y con la resiliencia psicológica se puede llegar a tener un estado de ánimo más propicio para enfrentar positivamente la situación y acabar saliendo de la crisis económica en cuestión.

Desastres naturales o eventos traumáticos

Cuando ocurre un evento traumático en nuestras vidas o incluso un desastre natural, lo más común es que aparezca también el estrés y la ansiedad. Sin duda, una persona resiliente podrá manejar mejor la situación y recuperarse de manera más rápida.

Problemas en el trabajo

Si se tiene presión en el trabajo y esto acaba derivando en ansiedad, con resiliencia será más fácil encontrar el modo de lidiar con ello y encontrar una solución inteligente, al tiempo que lograrás que te afecte menos.

Consejos para trabajar la resiliencia

Por supuesto, el primer paso es ir a un buen profesional en psicología que te ayude a trabajar la resiliencia. No obstante, hay consejos para mantenerla a través de ciertas técnicas a trabajar.

Meditar y respirar adecuadamente

Trabajar tanto la meditación como la respiración pueden contribuir a reducir el estrés y la ansiedad, de tal modo que te resultará más sencillo manejar tus sentimientos.

Ser positivo

Intentar mantener siempre la perspectiva positiva te ayudará a considerar los problemas como desafíos temporales y no problemas permanentes, de tal modo que desde el primer momento estarás pensando en cómo puedes salir de esa situación en concreto.

Practicar ejercicio de manera regular

Sin duda, con el ejercicio regular lograrás sentirte más contengo contigo mismo en todo momento, algo que también te ayudará a estar mejor cuando estés pasando por situaciones difíciles, ayudándote también a pensar de un modo más objetivo y claro.

Buscar ayuda

El paso definitivo en cualquier caso siempre es buscar ayuda profesional de un psicólogo que esté especializado resiliencia. De este modo, entrenarás esta virtud a través de diferentes técnicas para que el modo de afrontar los problemas sea diferente.

 

¿Has leído el último número de nuestra revista?