Inicio Deportes Entrevista Pedro Sageras

Entrevista Pedro Sageras

748
0
patrocinado

«El ejercicio físico previene muchas de las patologías más comunes»

La llegada del buen tiempo nos saca del letargo invernal, la actividad en la calle aumenta y nos sentimos más vivos. Esta vitalidad, en muchas ocasiones, es una buena motivación para retomar uno de los propósitos estrella de todos los años, ponerse en forma.

En La revista de Valdemoro sabemos que muchos de nuestros lectores comparten esta inquietud, pero muchos de ellos no saben cómo comenzar esta rutina para sentirse mejor. Es por ello que nos hemos reunido con Pedro Sageras, educador físico-deportivo de origen argentino pero afincado en Valdemoro.

Hijo de padres licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, la vida de Pedro ha estado siempre ligada al deporte. Se ha sumergido en modalidades tan diversas como el fútbol, el triatlón, el tenis o el judo. De los catorce a los dieciséis años compitió en triatlón, participando en campeonatos de España. A partir de entonces inició su carrera como futbolista, que se extiende hasta la actualidad. Pedro ha sido jugador semiprofesional de fútbol en equipos como la Agrupación Deportiva Parla o el Club Deportivo Colonia Moscardó, ambos equipos de Tercera División.

Además, Pedro ha emprendido su propia empresa de asesoramiento deportivo y nutricional: SagerasLab. Esta nueva propuesta de entrenamiento personalizado aúna todos los valores y conocimientos que Pedro ha acumulado en los años de formación.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Esos mismos valores los podemos observar en sus perfiles de Tik Tok (247.000 seguidores) e Instagram (11.000), donde acumula millones de reproducciones. En sus publicaciones, el educador físico-deportivo anima a sus seguidores a mantener un estilo de vida más saludable donde la actividad física y los buenos hábitos predominen en su día a día.

Tienes un vínculo muy estrecho con el deporte desde tus primeros pasos. ¿Qué ha supuesto en tu vida? 

El deporte ha sido uno de los ejes que ha articulado toda mi vida. Desde muy pequeños, la familia entera pasábamos los fines de semana de verano participando en carreras populares de pueblos, incluso alejados de Madrid, para disputar varias carreras entre sábado y domingo. Ha sido nuestra rutina diaria y no había modalidad que no practicáramos. En las olimpiadas escolares nos apuntábamos a todos los deportes.

En tu contenido de redes sociales se ve una concepción muy clara del deporte. 

Tengo una visión evolutiva del ser humano. Sin calidad de movimiento no hay calidad de vida. El desarrollo nos ha llevado a tener una vida más cómoda en la que no tenemos que desarrollar grandes esfuerzos físicos para vivir. Convivimos con muchas patologías cuya aparición pensamos que ha sido aleatoria y, en realidad, están relacionadas con el sedentarismo. Con esto no quiero decir que todo el mundo tiene que practicar deporte hasta conseguir abdominales. Se trata de hacer un mínimo de ejercicio físico diario que nos permita llevar con fluidez y sin molestias nuestra vida cotidiana.

¿Por qué cuesta tanto tener una rutina de ejercicio diario? 

Es un problema de concepción. Cuando enciendes la televisión, los anuncios que te hablan de dolores de rodilla no te dicen que tienes que fortalecer tu musculatura, te recomiendan una crema o una pastilla. Estamos expuestos constantemente a un modo de vida que promueve que no te guste la actividad física. Mi consejo es que cada persona invierta tiempo en descubrir qué deporte o ejercicio físico le gusta y trate de practicarlo a diario.

¿Cuáles son los pilares sobre los que sustenta una vida saludable? 

Tener un buen descanso es fundamental. Entiendo que cada persona es un mundo y no todos tienen las mismas circunstancias, pero es importante crear una rutina de sueño. Para mejorar la calidad del descanso se pueden hacer cosas como dejar las pantallas que emiten luz azul una hora antes de irse a dormir y practicar una pequeña meditación de entre tres y cinco minutos previa al sueño. En cuanto a cantidad, entre siete y ocho horas en suficiente, más horas de sueño pueden producir el mismo efecto negativo que dormir por debajo de las siete horas.

La alimentación es otro de los pilares. Este punto es controvertido porque comprar todo light no significa que estés comiendo saludable. Seguir una dieta estándar de internet tampoco. La alimentación es algo crucial que si no se desarrolla correctamente puede acarrear problemas de salud. Por eso, es importante la inversión en un profesional de la nutrición que te ayude a elaborar una pauta de alimentación adaptada a tus circunstancias. Como punto de partida, ser consciente de la cantidad de proteína que comes al día y comer principalmente alimentos que te puedes encontrar en la naturaleza son buenos pasos a seguir.

Por último, el ejercicio se puede enfocar en dos ámbitos: la actividad física diaria y el entrenamiento de fuerza. Una actividad física diaria de entre 8.000 y 10.000 pasos es suficiente para tener una vida saludable. Este objetivo lo podemos conseguir promoviendo el movimiento en esas tareas que hacemos todos los días: ir a por el pan, hacer la compra o ir a visitar a un familiar cercano, por ejemplo. Por su parte, un entrenamiento de fuerza bien pautado por un profesional nos ayuda a desarrollar una buena cantidad y calidad de masa muscular, estructura fundamental para una buena salud. Practicar ejercicio de fuerza de manera correcta supone un estresor positivo para nuestro cuerpo que nos ayuda en la prevención de enfermedades tan delicadas como son el cáncer de mama o las enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo podemos comenzar el proceso de cambio? 

Uno de los ejercicios que primero recomiendo es escribir tu día en un papel. Este ejercicio nos permite visualizar dónde podemos incluir el ejercicio físico en detrimento de actividades menos beneficiosas, como consultar las redes sociales durante horas. Es importante que sea dentro de tu rutina diaria porque los cambios se producen sobre acciones que ya haces y están interiorizadas. De lo contrario, si intentamos compensar el número de pasos que nos faltan hasta llegar a nuestro objetivo con un paseo, es muy probable que acabemos por dejar de hacerlo porque es un esfuerzo.

¿Cuáles son los errores más comunes que se cometen cuando empezamos a hacer deporte? 

El error más común es no tener un plan de acción. Mucha gente se despierta un día con ganas de hacer deporte y se pone una rutina de entrenamiento de fuerza de YouTube. En muchas ocasiones la práctica de deporte que comienza de esta manera termina fracasando por una lesión o por malas sensaciones tras el entrenamiento. Cuando una persona no tiene experiencia previa practicando deporte, necesita de una rutina personalizada donde se adapten los ejercicios a su condición física para que pueda ir progresando de manera óptima evitando lesiones. Ser consciente de que avanzas y obtienes buenos resultados es lo que te mantiene en la práctica de actividad física, no la motivación de un día.

¿Cómo hacer para sacar tiempo? 

Vivimos en una sociedad de alta productividad, pero también de mucho consumo que nos genera dopamina. Dentro del ejercicio de escribir tu día también podrás detectar cuánto tiempo inviertes en consumir redes sociales o ver la televisión. Estoy seguro de que si haces ese ejercicio, puedes restarle minutos suficientes al móvil y dedicarlos a practicar algo de ejercicio.

¿Cuán importante es la fuerza? 

Una de las creencias más generalizas, y que es errónea, es que ejercitar fuerza está solamente orientado a esas personas que quieren ser muy fuertes, casi culturistas. La fuerza es una capacidad fundamental en la vida de un ser humano. Trabajar esta cualidad que tenemos todos los seres humanos para hacer gestos cotidianos como abrir un tarro o elevar a nuestro hijo por encima de los hombros, previene patologías tan instauradas en nuestra sociedad como la artrosis o la osteoporosis. El ejercicio físico se acaba de incluir dentro del protocolo de actuación para una persona con depresión por la cascada de liberación hormonal. España es el país del mundo que más consume benzodiacepinas, medicamentos psicotrópicos utilizados fundamentalmente para tratamientos de casos leves de ansiedad, insomnio o trastornos emocionales, según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes. Por lo tanto, no solo hablamos de estar fuertes, sino de salud mental.

¿Todo el mundo puede estar en forma y saludable? 

Primero de todo habría que redefinir la concepción que tenemos sobre estar fit, en forma. Mi objetivo como entrenador, insisto, no es que todo el mundo tenga abdominales marcados. Muchas personas pueden tener un par de kilos de más y estar saludables. De hecho, tener reservas de grasa es una respuesta instintiva de nuestro cuerpo por si vienen momentos en los que no haya comida. El sobrepeso, científicamente hablando, es una patología que puede desarrollar problemas de salud, e igual que combatimos otras patologías, deberíamos hacerlo con esta.

Tu metodología de trabajo es online y tienes una gran presencia en redes sociales como Tik Tok e Instagram. ¿Qué peligros conlleva informarse a través de estos canales? 

Estar presente en las redes sociales me ha permitido ver de primera mano la otra cara del ejercicio físico que no se publica en vídeos: las lesiones. He tenido varios casos de personas que me han escrito por privado porque se han lesionado practicando algún tipo de rutina que han visto en estos canales. Cuando pasas de los treinta años y acumulas años de sedentarismo tienes que considerar muy en serio contar con la ayuda de un profesional que te ayude a reactivar tu cuerpo con el ejercicio físico. Caer en una lesión por una mala praxis lo único que consigue es empeorar el punto de partida. 

¿Cuál es tu concepción del entrenador personal? 

Todos tenemos en nuestro imaginario la idea de ese entrenador personal que está muy fuerte y que te hace rutinas para que tú también estés muy fuerte. A Lourdes de Mallorca le da igual si las fibras del deltoides lateral estén dispuestas en vertical o horizontal, lo que quiere es poder jugar con su nieto sin que le duela la espalda. Mi trabajo es con todas aquellas personas que quieren incluir el ejercicio físico en su vida para tener una mejor salud. Una vez conseguido ese objetivo mínimo, podemos llegar hasta donde quiera cada uno.

¿Por qué decidiste adentrarte en el mundo de las redes sociales? 

Estudié Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la Universidad Europea de Madrid. Allí invitaron a dar una conferencia a Patry Jordán, conocida como GymVirtual, una influencer de contenido fitness. Cuando le solicitaron la titulación envió una título de graduada en Derecho, lo que supuso las críticas de muchos de mis compañeros. En ese momento me di cuenta de que los profesionales solo estábamos criticando sin dar otra opción a las personas y por eso comencé mi actividad en las redes sociales para compartir contenido de calidad frente a la desinformación que impera en estas plataformas.

Has experimentado un crecimiento exponencial, con más de 200.000 seguidores en Tik Tok. ¿Qué podemos encontrar en tus perfiles? 

El objetivo principal de mi contenido es la conciencia corporal y la necesidad de una actividad física diaria. Además, grabo muchos vídeos explicando cómo ejecutar correctamente ejercicios, explicando los errores más comunes que me suelo encontrar. La salud plantar es algo que me interesa. Durante tiempo sufrí varias molestias en los pies y, tras investigar por cuenta propia, ya que no soy podólogo, encontré la solución en el calzado drop 0 y andar descalzo. Otra parte de mi contenido también la centro en desmentir vídeos virales que difunden información falsa o supuestos hábitos saludables que pueden ser perjudiciales. Por último, emito directos en los que puedo interactuar con la gente y resolver dudas de manera inmediata.

En un mar de información y desinformación como son las redes sociales, ¿qué podemos hacer para discriminar aquellas cuentas que promuevan la actividad física de manera incorrecta?

Por lo general, hay que descartar toda aquella información que se mueve en términos absolutos. Cada persona es un mundo y tiene sus peculiaridades, por eso nadie tiene la clave sobre lo que necesitas sin haberte conocido. Aquellas cuentas que se preocupan por matizar el contenido son más fiables porque contemplan la individualidad. Obviamente, tenemos denominadores comunes porque todos somos seres humanos y aquí entra el concepto cherry-picking, que se basa en escoger la información que interesa al divulgador obviando argumentos que vayan en contra de su contenido, sin contar el contexto o las particularidades de cada uno. Este factor, unido a una baja atención por parte del espectador a la hora de consumir un vídeo , puede ser un riesgo para la persona —la verdad es que no atendemos más de siete segundos a una publicación—..

¿Cuáles son los principales problemas que te has encontrado en las redes sociales? 

Además de la desinformación existe una tendencia al etiquetado de las personas porque lo que gusta es lo polarizado: yo soy dieta keto o soy realfooder. Además, se ha instaurado una tendencia entre los adolescentes a practicar ejercicio que, a priori, no es mala, pero que en muchos casos deriva en una distorsión de su autoconcepto y su físico. En este último caso sería importante educar a los jóvenes en que lo importante es hacer ejercicio físico y no tener más o menos glúteo o brazo.

¿Qué opinión tienes de las redes sociales? 

Aunque me dedique a ellas, viviría sin ellas. Creo que han sido diseñadas demasiado bien y no tenemos la capacidad de controlarlas. Valoro mucho las oportunidades que nos dan, pero a la vez son una herramienta complicada de gestionar porque no nos han enseñado a utilizarlas.

Consciencia del origen del ser humano y análisis de la sociedad en la que vivimos son dos de las claves que Pedro nos ha enseñado para emprender un cambio de mentalidad hacia una vida más dinámica donde el movimiento de nuestro cuerpo sigue siendo una prioridad para perpetuar la salud. Fortalecer nuestro cuerpo no solo nos hará vernos mejor de cara al verano, sino que nos reporta numerosos beneficios que van desde lo físico hasta lo psicológico.

¿Has leído el último número de nuestra revista?