Inicio Educación Espacios que educan, Colegio Nobelis

Espacios que educan, Colegio Nobelis

649
0
patrocinado

Cuando empezamos a configurar cómo iba a ser nuestra nueva línea de espacios educativos, fijamos una premisa muy clara: queríamos transformar el modelo educativo actual y afrontar un cambio tan profundo como el que deseábamos para nuestro centro; y eso requería también un nuevo diálogo con el entorno.

Así surgió nuestro proyecto “Espacios que educan”, un proyecto que nace de la necesidad educativa de replantear el diseño del aula tradicional hacia un espacio versátil y reconfigurable.

Creamos aulas concebidas como un ente vivo que cambia según las necesidades de los alumnos y de las diferentes situaciones de aprendizaje, con espacios multifuncionales y mobiliario modular que permiten la creación de diferentes agrupaciones de trabajo.

Cambiar la distribución de las aulas propicia experiencias más dinámicas y supone una transformación fundamental del rol del alumno y el maestro. Promueve una gestión más autónoma y personalizada del trabajo de cada alumno y fomenta que el maestro se convierta más en mediador que en conductor.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

La transformación de espacios conlleva un sinfín de beneficios para los alumnos. Facilita el acceso a la información y mejora la colaboración y cooperación. El alumno se vuelve el centro de su educación, se convierte en protagonista y aumenta su responsabilidad y grado de implicación.

Como centro neurálgico de nuestro cole, creamos el espacio Ágora. Este espacio abierto y luminoso representa nuestro ADN, nuestro motor y nuestro corazón. Un espacio funcional para toda la comunidad educativa.

Una zona flexible, dinámica y transparente, que fomenta la comunicación y que invita a querer quedarse. Un espacio que educa.

Es un lugar que se adapta a las formas de aprendizaje y a las metodologías de nuestro centro donde podemos compartir, cooperar, indagar y descubrir. Un espacio de vida que siempre está lleno de alumnos trabajando en sus proyectos.

El fácil acceso al exterior, permite que los alumnos trabajen y compartan al aire libre, lo que sirve para crear una increíble conexión emocional. Son muchos los estudios que avalan que la presencia de vegetación y el aire puro influyen positivamente en el comportamiento y el confort global.

Seguros de los beneficios que aportan las experiencias al aire libre, y siguiendo nuestra línea de crear espacios para el aprendizaje que sean flexibles, versátiles y funcionales, decidimos también naturalizar nuestros patios, convirtiéndolos, además de en zonas recreativas, en zonas que invitan a la reflexión, el debate y, por supuesto, en espacios emocionales que hagan sentir a nuestros alumnos bienestar y confortabilidad.

Jugar de manera libre, flexible e inclusiva permite que nuestros alumnos desarrollen de forma natural su motricidad y socialización. Les permite seguir su propio ritmo, tomar decisiones y así, afianzar su autonomía, validar su confianza y trabajar su autoestima.

En definitiva, espacios que se adapten al siglo XXI, donde se dé un aprendizaje experiencial, espacios que inviten a la experimentación, la comunicación y la investigación, ya que, como decía el pedagogo italiano Loria Magaluzzi, el espacio es el tercer maestro.

Visita las instalaciones del Colegio Nobelis en la calle Carmen Martín Gaite, 3, de Valdemoro. Para más información visita su página web, www.colegionobelis.com, o ponte en contacto en el teléfono 918 658 125.

¿Has leído el último número de nuestra revista?