Inicio Cultura y Ocio Ncuadres – Escribiendo con la luz

Ncuadres – Escribiendo con la luz

201
0
patrocinado

Permítanme refrescarles sus conocimientos de la lengua griega. Foto viene del griego φωτ- φῶς y significa «luz». Grafía viene del griego γράφ-γράφω y significa «escribir». Escribir con la luz. El concepto de la fotografía no puede ser más hermoso. A lo largo de los últimos nueve años, La Revista de Valdemoro se ha marcado como objetivo convertirse en cronista de esta villa (crónica también viene del griego χρονικα βιβλια y significa «libros que siguen la línea del tiempo»). Y en un tiempo en el que parece que todo debe hacerse con prisas, nosotros hemos intentado llevar a cabo esa crónica buscando las palabras más certeras y seleccionando las fotografías más idóneas. Allá donde nuestras palabras no eran lo suficientemente claras, nuestras fotografías las complementaban con toda la luz necesaria.

Como muchos de sus objetivos son comunes, la Asociación Ncuadres ha trabajado codo con codo junto a La Revista de Valdemoro desde la creación de esta publicación. Nos ha regalado portadas magníficas y fotos, para nuestros reportajes y entrevistas, espectaculares. La Asociación Ncuadres, bajo el auspicio de Julián Villar, lleva muchos años escribiendo con luz en Valdemoro. Son muchos los proyectos fotográficos que han desarrollado o en los que han participado: calendarios solidarios, fotos para campañas políticas o publicitarias, concursos, portadas de discos y libros…

Una de las piedras angulares de la Asociación Ncuadres son sus clases de fotografía. Con grupos reducidos, sus estudiantes, personas que no se conforman con darle al botón de la cámara del móvil chiquicientas veces, aprenden el hermoso arte de la fotografía. El arte de escribir con la luz. Todos los años, antes del verano, los estudiantes de Ncuadres terminan con un proyecto que culmina en una muestra fotográfica en la sala de exposiciones Juan Prado de Valdemoro. Este año, del 8 al 25 de mayo, el objetivo del proyecto era rendir homenaje a los deportistas de Valdemoro. No se trataba de retratar, simplemente, a nuestros plusmarquistas valdemoreños. Las fotos eran el resultado de un trabajo premeditado y laborioso donde, con pequeños cambios dentro de un esquema clásico de iluminación, se consiguiera dar carácter y sentido al personaje, intentando, a la vez, que saliera favorecido. Cada uno de los 49 deportistas retratados llevaba un esquema de iluminación distinta. Es decir, se adaptó la iluminación al personaje; no el personaje a la iluminación. En este pequeño reportaje, pueden disfrutarse algunos ejemplos.

Aquellas personas interesadas en aprender a escribir con la luz, pueden conseguir más información en www.ncuadres.com.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

 

¿Has leído el último número de nuestra revista?