Inicio Reportajes Centro Municipal de Mayores

Centro Municipal de Mayores

424
0
Compartir
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

Sus más de 6500 usuarios disfrutan de un espacio lleno de vida

El Centro de Mayores nace en los años noventa en la calle Doctor Barraquer, donde ocupaba lo que hoy en día conocemos como las aulas de la Universidad Popular de Valdemoro. Sus comienzos fueron muy modestos, tan solo ofertaban las actividades de yoga, gimnasia de mantenimiento, grupo de variedades, caminar por los senderos de Valdemoro, bingo y baile los fines de semana. Tenía una estructura complicada para personas con movilidad reducida y su espacio era muy limitado.

En vista de que la demanda de este servicio iba en aumento y se requería de mayor accesibilidad y nuevos espacios, en el año 2001 el equipo de gobierno del momento decide hacer un traslado del Centro a las instalaciones ubicadas en el parque Duque de Ahumada, concretamente en la calle General Martitegui 4.

Se trata de la única institución con este fin en nuestra localidad. Es de carácter municipal y no cuenta con ninguna ayuda de la Comunidad de Madrid, lo que significa que está subvencionado por todos los valdemoreños y valdemoreñas. La plantilla está compuesta por una directora, dos animadores, tres auxiliares administrativos y cuatro conserjes. Su horario de apertura es desde las 8:30 de la mañana hasta las 20:30 o 21:00 de la noche, 363 días al año.

Para pasar a formar parte de la comunidad de usuarios, es necesario conseguir el carnet de usuario, y para ello hay que cumplir unos requisitos: ser pensionista mayor de sesenta años o cónyuge de pensionista y estar empadronados en Valdemoro o bien que algún hijo esté empadronado en el municipio.

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

El objetivo principal del Centro es dar cabida a nuestros mayores, atendiendo sus inquietudes, actividades, ocio y tiempo libre. El Centro de Mayores es un referente para las personas jubiladas; la amplia variedad en la oferta de actividades hace que todos los usuarios puedan encontrar su espacio, en el que compartir su tiempo libre con personas en su misma condición.

Un entorno que da vida

La nueva ubicación, enmarcada en un torno de zonas verdes, ofrece una mayor amplitud de espacios y una mejora en los servicios. El crecimiento exponencial en el número de usuarios hizo que seis años más tarde de su traslado, en 2007, se tuviera que realizar una ampliación anexa al edificio ya existente. La mejora ofrece una mayor capacidad para aulas y talleres, un salón de bailes más amplio (con capacidad para trescientas personas), un gimnasio y una sala para juegos de mesa. Esta última ampliación da cabida a los de 6612 usuarios que utilizan el Centro en la actualidad.

El Centro cuenta con una cafetería-comedor en un área polivalente donde también se celebran jornadas de baile y bingo. Este espacio alberga gran parte de la vida del Centro gracias a su versatilidad y a su servicio de cafetería y restaurante, con precios tan económicos como el menú del día con cuatro primeros y cuatro segundos más postre, por 4,50 euros. Anexo a esta sala se encuentra la zona de juegos de mesa.

La parte baja de las instalaciones dispone de una biblioteca compuesta por donaciones de libros y adquisiciones propias; próximamente, la Comunidad de Madrid va a realizar una donación de quinientos libros. A la biblioteca se suman la peluquería de caballeros y la sala de podología, al igual que la restauración, con precios económicos. Ya en la planta media, el Centro tiene a su disposición siete aulas polivalentes, entre las que se encuentran el gimnasio y la peluquería para señoras. En el sótano se ubican la sala de billar, con tres mesas, y un espacio destinado a la fisioterapia, el último de los servicios que completan la oferta del Centro. Por último, al otro lado del parque hay dos salas polivalentes más, dedicadas a la pintura y la danza.

Esencial labor del voluntariado

Realizan todo tipo de actividades, con un enfoque primordialmente lúdico. La oferta de actividades se clasifica en diferentes categorías. En primer lugar, encontramos las actividades fijas o talleres, donde cuentan con aproximadamente treinta iniciativas que se desarrollan entre los meses de octubre y mayo. En conjunto se caracterizan por ser completamente gratuitos gracias a la ayuda de los voluntarios. Tan solo tres actividades (pintura, gimnasia de mantenimiento y batuka), tienen un coste de 5 € al mes para sufragar los gastos de sus monitoras.

Y es que si de algo están especialmente orgullosos, lo que supone una gran diferencia respecto a otros centros, es de su programa de voluntariado. El programa de voluntariado se crea en marzo de 2001 con el objetivo de dar cabida a personas que pudieran ofrecer ayuda a otras personas, mediante la atención y compañía. Además, pronto se detectó la necesidad de contactar con quienes pudieran ofrecer mayor vida al Centro. De esta manera, se acercó al centro un numeroso grupo de personas que han aportado nuevas propuestas culturales y de entretenimiento.

Cuenta con ciento ocho voluntarios que, de forma totalmente altruista, imparten toda clase de disciplinas: yoga, gimnasia con aparatos, inglés, lectura y escritura, pachtwork, sevillanas, tertulias diversas, de encuentro y literaria, poesía, informática, confección con corte de patrones, coro, teatro, relajación, billar, ajedrez, taichí, crecimiento personal, memoria, guitarra, marquetería en acetato, relajación corporal y redes sociales mediante tablet.

Esta última actividad es un ejemplo del dinamismo y la adaptación a las necesidades de los usuarios. Para los mayores, las nuevas aplicaciones son un mundo y sin embargo quieren saber cómo manejar estos dispositivos para poder tomar fotos, conectarse con los familiares o estar en grupos. En definitiva, estar al día.

Todas las propuestas siguen el mismo procedimiento: durante un periodo de prueba los usuarios tienen acceso a las mismas, y si la iniciativa consigue aceptación, pasa a formar parte del catálogo de talleres del Centro. El resultado son más de 2500 personas haciendo actividades en aulas y talleres, impartidos por voluntarios.

El programa de voluntariado no solo se implementa en las instalaciones del Centro, también cuentan con voluntarios en las residencias de mayores del municipio, el Hospital Infanta Elena y en domicilios particulares. Su principal función es la de prestar ayuda a aquellas personas que lo solicitan, tanto en el Centro, si se trata de asistencia a domicilio, como en el hospital, gracias a la labor de los voluntarios en consultas y habitaciones. Los voluntarios suponen un apoyo psicológico y moral para aquellas personas que no tienen a nadie con quien compartir su tiempo y vivencias.

Junto a las actividades permanentes, la dirección del Centro elabora un calendario con los eventos especiales del año. Todos los meses se celebra al menos un evento especial con el afán de mantener viva la atención y la dinámica para distracción de los usuarios.

En enero se procede a la entrega de premios del concurso de belenes y árboles navideños y la merienda de Reyes con chocolate y roscón; el mes de febrero, la entrega de premios del Certamen Nacional de Cartas de Amor y la cena de gala con baile de San Valentín. En marzo acuden al entierro de la sardina con merienda y coctel. Abril es uno de los meses más ajetreados, con la semana del mayor y la feria de abril, con actuaciones de grupos rocieros y flamenco. En el mes de mayo celebran las fiestas patronales con una comida con orquesta en el parque Duque de Ahumada. Unos días más tarde, San Isidro con actuación, rosquillas típicas y baile. En junio celebran la Noche de San Juan con hogueras en el parque Duque de Ahumada y aperitivos.

A la vuelta del verano, en septiembre, arranca la festividad con el Día del Mayor en las fiestas patronales con merienda y baile. Octubre es el mes de la Marcha entre Pinto y Valdemoro, en la que ambos municipios se unen para celebrar una marcha de senderismo hasta la localidad vecina. Noviembre es tiempo para los voluntarios con la cena de gala del Día Internacional del Voluntariado. Y para concluir el año, en diciembre realizan la tradicional celebración de bodas de oro para aquellas personas que ese mismo año cumplen cincuenta años de casados, finalizando con un brindis por el año que termina. Para recibir el año nuevo, celebración con cotillón y baile de gala fin de año con orquesta y chocolate con churros hasta por la mañana. Este año hasta las 6:30 horas en un ambiente de diversión y ganas de pasarlo bien para comenzar 2017 con buenas sensaciones.

El amplísimo abanico de actividades e iniciativas termina con la organización de varias salidas a lo largo del año. La dirección del Centro propone viajes por España y el extranjero. Este año se llevarán a cabo durante los meses de mayo y junio: un viaje a Cuba de nueve días, ocho días a Londres y Paris, una semana en Galicia, ocho días en Lanzarote y Fuerteventura y once días en Benidorm en el mes de septiembre.

Dado que los grupos son numerosos y los viajes se organizan desde el Centro, los precios resultan muy atractivos para los usuarios. El Centro tiene también varios acuerdos con el IMSERSO para organizar salidas de vacaciones y a balnearios en grupos, desde Valdemoro a los destinos que se concedan.

Ambiente de reciprocidad y carácter social

Tanto el Centro como sus propuestas están en constante cambio gracias al continuo diálogo que existe entre dirección y usuarios. Recientemente se han celebrado las nuevas elecciones a la junta directiva, la cual, gracias al nuevo reglamento, ha visto aumentada sustancialmente su representación hasta un total de ocho de los doce posibles representantes. La modificación supone una mayor defensa de los intereses de los usuarios.

Entre los proyectos de futuro del Centro se encuentra una iniciativa muy reciente que pretende potenciar el crecimiento personal entre el profesorado y el personal sanitario. El proyecto surge de los buenos resultados obtenidos en el Taller de Relajación que imparten los voluntarios en el Centro, y tiene como objetivo trasladar sus beneficios a este tipo de personal con trabajos de alto nivel de estrés.

En definitiva, estamos ante una de las instituciones con mayor vitalidad de Valdemoro. Sus inagotables ganas por seguir innovando y la creación de una amplísima variedad de actividades convierten al Centro Municipal de Mayores en el lugar idóneo para disfrutar y vivir, más que nunca, el tiempo de descanso que tan merecido tienen nuestros mayores.

Para más información y consultas de la programación del mes de febrero puedes visitar sus instalaciones en la calle General Martitegui 4 o ponerte en contacto a través del correo mayores@ayto-valdemoro.org o del teléfono 918 099 682.

Texto_Sergio García Otero

Fotografía_Ncuadres

Fisioterapia Valdemoro

Anuncio Patrocinado

Zonauto Sur

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here