Inicio Reportajes El trabajo invisible por la integración: AMIVAL

El trabajo invisible por la integración: AMIVAL

517
0
Compartir
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

La asociación AMIVAL es una agrupación sin ánimo de lucro cuya misión consiste en trabajar con el fin de promover y facilitar el desarrollo personal y la integración social de las personas con discapacidad física, psíquica y/o sensorial así como la de sus familiares. Este objetivo lo llevan a cabo gracias a su esfuerzo por fomentar la puesta en marcha de programas sanitarios, educativos, laborales, asistenciales y de ocio para mejorar su calidad de vida. Pretenden que la persona con discapacidad tenga las mismas oportunidades que el resto de ciudadanos y que, de esta manera, desarrollen una mejora en su calidad de vida sin tener que realizar grandes esfuerzos en desplazarse a otras localidades para su atención.

En el año 1990 se inaugura el Centro Ocupacional de Valdemoro en el que comenzaron a reunirse un pequeño grupo de padres con niños discapacitados de Valdemoro que, hasta entonces, habían tenido que buscar una ubicación para sus hijos a través de sus propios medios. En aquella época el porcentaje de discapacitados en Valdemoro era notable pero lo cierto es que no se disponía de medios para que se conformaran como asociación con el fin de conseguir avances de mayor calado en la comunidad. Estos mismos padres, que ocuparon por primera vez el Centro Ocupacional, crearon ese mismo año la asociación AMIVAL con cuarenta integrantes a diferencia de los veinte niños que albergaba la antigua agrupación. Año tras año y gracias al trabajo constante la asociación fue creciendo de manera rápida debido a la elevada demanda de servicios para discapacitados que existía en Valdemoro. Desde su sede, en el Centro Ocupacional, ejercían su labor de atención a discapacitados y familias así como las tareas de voluntariado.

Nueva imagen (2)En la actualidad AMIVAL ha crecido de manera exponencial llegando a tener más de 400 socios a los que ofrecen cobertura. Con un total de 15 trabajadores, la asociación cuenta con dos dependencias desde las cuales desarrollan sus funciones: la sede situada en el Centro Multidisciplinar Ramón Areces en la C/ Tenerías , nº 28 y el Centro de Atención Temprana y Tratamientos AMIVAL en la C/ Apolo, nº 22, que estrenó nuevas instalaciones el pasado septiembre 2014. Ambas instalaciones fueron cedidas por el Ayuntamiento.

Desde AMIVAL, Rafael Aranda, actual presidente, nos traslada la filosofía que vertebra la asociación basada en la labor social de ayuda a todos los discapacitados de Valdemoro con independencia de su pertenencia a la asociación. El propio presidente nos señala la tarea que realizan con algunas personas que, pese a tener una discapacidad, nunca la han reconocido oficialmente. En estos casos, AMIVAL se encarga de realizar las gestiones procedentes para que a la persona le sea reconocida la minusvalía y se le reconozcan los derechos que la ley establece. La premisa en la que su presidente hace especial hincapié es que desde AMIVAL, lo prioritario es: “no tener ningún tipo de ánimo de lucro y sobretodo trabajar con el corazón abierto para todos los discapacitados de Valdemoro sin distinción por raza, sexo, edad o condición legal”.

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

Por este motivo, la labor del voluntariado es imprescindible para el desarrollo de la Asociación. Gracias a ellos se realizan actividades tales como “Ocio en los Fines de Semana” con el Proyecto “Llámame y quedamos” en el que se realizan a cabo salidas periódicas de ocio dirigidas a un grupo de jóvenes desde los 12 años en adelante o el “Taller de Comprensión Lectora”, del que este año 2015 comenzará la quinta edición, destinado a personas mayores de 12 años con problemas en la comprensión de textos. Otros talleres o actividades en las que colaboran voluntarios son el “Taller de Musicoterapia”, “el taller de baile”, la venta del “Calendario Solidario” o galas solidarias en favor de la Asociación.

_DSC3407Pero su función no sólo queda reflejada a través de los diferentes eventos o actividades que realizan. Los voluntarios de AMIVAL realizan una amplia labor de trabajo invisible para la ciudadanía pero de un calado importantísimo para las personas afectadas. Una de las labores que realizan es la asistencia a personas ostomizadas después de salir del hospital. Tras una operación de estas dimensiones el paciente necesita de un periodo de adaptación a su nuevo estilo de vida. En este punto AMIVAL ofrece un apoyo total y desinteresado al paciente para que su proceso de adaptación a la bolsa sea lo más rápido y menos traumático posible, permitiendo en la mayoría de los casos poder realizar una vida normalizada.

También ofrecen todo un abanico de facilidades a las personas discapacitadas en cuestiones cotidianas como acudir a la consulta del médico o resolver cualquier trámite ordinario. El propio Rafael nos relata algunas de sus tareas cotidianas como trasladar a una persona totalmente rígida al centro médico debido a la ausencia de ambulancias o los continuos viajes a Madrid con personas que no tienen posibilidad de desplazarse a mantener en regla los papeles que acreditan su discapacidad.

Actualmente AMIVAL forma parte de la Confederación Española de Organizaciones en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS) y la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA), federaciones regionales, cuya línea de trabajo es la misma que se sigue desde la Asociación y las cuales proporcionan apoyo en diferentes niveles. Ambas federaciones sirven a AMIVAL como medio para mantenerse informados de todas aquellas noticias relativas al ámbito de la discapacidad y poder solicitar subvenciones a través de los mismos. En algunas ocasiones, estos órganos de mayor tamaño ofrecen soporte profesional y asesoramiento.

Gracias a su esfuerzo y constancia AMIVAL ha conseguido materializar uno de sus proyectos más importantes, el Centro de Atención Temprana y Tratamientos (C.A.T.T.). Nace con la finalidad de dar respuesta rápida a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con alteraciones en su desarrollo o con riesgo de padecerlas. Ante la problemática que experimentaban más de veinte niños de Valdemoro de entre 0 y 6 años, que tenían que desplazarse a otros municipios y pasar jornadas enteras en los centro de rehabilitación, AMIVAL solicitó a la concejalía un Centro de Atención Temprana que pudiera dar servicio a estas personas. Tras justificarse la importancia y relevancia de un servicio de este tipo en la localidad, el Consistorio adquirió y acondicionó un local para que pudieran llevar a cabo el tratamiento de pacientes que presentasen alguna discapacidad o retraso en su desarrollo y que no estuviesen escolarizados en centros de educación especial o que tuviesen necesidad de derivación, es decir, de certificado de discapacidad o provisionalmente educación o salud.

Actualmente en el C.A.T.T se prestan diferentes servicios a más de 60 familias, en manos de profesionales cualificados como estimulación, fisioterapia, psicoterapia, logopedia, intervención psicomotriz, hidroterapia, información y asesoramiento familiar además de tratamientos concertados o privados en pacientes con edades entre los cero y doce años. El trabajo desde edades muy tempranas es fundamental para el mejor desarrollo de niños con discapacidad pues reporta beneficios que le acompañarán toda la vida, mejorando así mismo su calidad de vida propia y la de sus familiares.

Uno de los principales consejos que se transmiten desde la Asociación es el de actuar lo antes posible frente a una discapacidad ya que gracias a la orientación y trabajo de los profesionales en pacientes de edades tempranas, menores a un año, se pueden reportar beneficios en el paciente que alcancen incluso la pérdida absoluta de la discapacidad. En el caso de enfermedades crónicas, la actividad del C.A.T.T supone una mejora en la calidad de vida del discapacitado y de la familia ya que se fomenta la comunicación entre ambas partes lo que supone una mayor comprensión.

_DSC3374

La asociación AMIVAL ha conseguido elaborar a lo largo de su trayectoria una red de servicios y prestaciones con el objetivo de colocar en la sociedad a las personas con discapacidad en condiciones de igualdad. Su labor no cesa y año tras año organizan numerosos eventos con el fin de poder continuar prestando este servicio a la sociedad. Proyectos como el Programa de Apoyo y Respiro Familiar o el Programa de Apoyo Psico-social AMIVAL surgen para auxiliar, orientar y formar a las familias. Estos también apoyan de forma temporal en la atención a la persona con discapacidad intelectual y ofrecen la oportunidad de desarrollar una vida familiar y social satisfactoria.

Su trabajo se hace efectivo a través de diferentes benefactores como el Ayuntamiento de Valdemoro, la Comunidad de Madrid a través del Instituto Madrileño del Menor y Familia, la ONCE (organización nacional de ciegos), La Caixa, etc… Además cuentan con la ayuda de diferentes comercios y Asociaciones, quienes ofrecen descuentos en sus productos, o colaboran como patrocinadores en la elaboración del Calendario Solidario que se realiza anualmente desde la Asociación.

Actividades de ocio y deporte, excursiones o celebración de festejos como carnavales o navidad son muchos de los eventos que se desarrollan a lo largo del año. Para todos ellos son necesarios recursos económicos que intentan obtener a través del Calendario Benéfico o las candidaturas a los Premios Inocente Inocente, donde el pasado año fueron premiados con 10.000 euros gracias a la elaboración del mejor vídeo-candidatura.

En la actualidad AMIVAL necesita fuentes de financiación para llevar a cabo proyectos muy necesarios que aún no están en desarrollo como, por ejemplo, tener una residencia de personas con discapacidad, un centro de educación especial o la existencia de pisos tutelados. Estos servicios no pueden prestarse debido a la escasez de recursos económicos.

Desde la Revista de Valdemoro queremos destacar el enorme esfuerzo que ha realizado el equipo de profesionales que conforma AMIVAL así como del equipo de voluntariado durante todo este tiempo. Su labor social es ejemplar e invisible a los ojos de la sociedad pero lo cierto es que se trata de una actividad de gran relevancia para los afectados y de la que esperemos nunca llegue a su fin.

 

Fotografía: Ncuadres

Texto: Sergio García Otero

Fisioterapia Valdemoro

Anuncio Patrocinado

Zonauto Sur

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here