Inicio Salud La enfermera de psiquiatría, pieza clave en la recuperación de los pacientes...

La enfermera de psiquiatría, pieza clave en la recuperación de los pacientes con patología mental

232
0
Compartir
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

Con motivo de la Día Mundial de la Salud Mental celebrado el pasado 10 de octubre, el Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro, integrado en la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, quiere dar a conocer la labor que realiza la enfermera de psiquiatría y en la que cada día se enfrentan a una psicopatología muy variada en un rango de edad muy amplio.

En este sentido, Elena Hernando Merino, enfermera de salud mental del Hospital Infanta Elena explica que “con respecto a los pacientes con trastorno mental grave como son la esquizofrenia o trastorno bipolar, su labor consiste en el seguimiento para la prevención de recaídas y la rehabilitación. La intervención se basa en la psicoeducación y la educación para la salud donde se trabaja la conciencia de enfermedad, la identificación de síntomas que indican una recaída, el cumplimiento de hábitos saludables, la adherencia al tratamiento”. Todo ello lleva acompañado las funciones básicas como enfermera de “control de constantes (tensión arterial, frecuencia cardiaca y peso, principalmente) o la administración de los tratamientos farmacológicos. También se hace seguimiento y monitorización de los efectos adversos de los medicamentos, así como analítico de niveles en sangre, control de parámetros hepáticos, renales, etc de algunos fármacos como los estabilizadores del ánimo, controles hematológicos para algunos antipsicóticos”, matiza.

Sin embargo, la psiquiatría engloba mucho más. La depresión y la ansiedad son, en la actualidad, la tercera causa de enfermedad en España y una de las principales causas de minusvalía. A este respecto, Elena Hernando sostiene que por su experiencia son bastantes más. “Son muchos los pacientes que por el estigma social no lo comentan y muchos son también los que se recorren otras especialidades por síntomas somáticos. Y es que el 80% de mi trabajo diario, lo ocupan los trastornos del ánimo, la ansiedad, los trastornos en la alimentación (anorexia o bulimia), del sueño o alteraciones conductuales”, reconoce.

Esta especialidad también incluye la edad infanto-juvenil donde, según Elena Hernando, “nos encontramos con trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDHA), trastornos del espectro autista (TEA), trastornos del vínculo, afectivos o de conducta y otras dificultades de aprendizaje o del desarrollo como son las incontinencias (enuresis o encopresis), entre otros. En el caso de los niños, mi intervención es más de tipo conductual, así como pautas de intervención breves en padres”.

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

Otra de las labores que realiza la enfermera de salud mental es la terapia grupal. “Es una intervención grupal de tipo psicoeducativo donde se trabaja que es la ansiedad y como se manifiesta y se enseñan técnicas de relajación. El objetivo no sólo es manejar esa ansiedad de la que ya partimos, sino aprender a afrontar las situaciones. La terapia grupal consiste en cuatro sesiones de una hora, donde las sesiones son semanales y, posteriormente, se hace una al mes y oras a los dos meses”, explica Elena Hernando.

Recursos de asistencia en la Comunidad de Madrid

Todo esto es posible gracias al trabajo en equipo y a la amplia red de recursos de asistencia a la salud mental que hay en la Comunidad de Madrid. El recurso central es el Centro de Salud Mental (CSM) que es un dispositivo ambulatorio y en el cual, prosigue Elena Hernando, “trabajamos conjuntamente un equipo multidisciplinar formado por seis psiquiatras, cuatro psicólogas, una trabajadora social y una enfermera. Desde aquí trabajamos en coordinación con diferentes recursos como son Atención Primaria como primer eslabón de intervención, centros ambulatorios de rehabilitación como Centro de Día (CD), Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS), Centro de Rehabilitación Laboral (CRL), Unidades Residenciales (miniresidencias, pisos tutelados…), ingresos hospitalarios cortos unidad de hospitalización breve (UHB), y también ingresos en Unidad de Media Estancia (UME) o de larga estancia en pacientes que lo requieran. También se trabaja en coordinación con recursos específicos como Centro de Atención Integra a Drogodependiente (CAID) en caso de pacientes con trastornos por abuso de sustancias, Unidades de trastornos de conducta alimentaria, unidades trastornos de personalidad, hospitales de día para tratamiento más intensivo y una amplia gama de recursos intermedios específicos para cada patología”.

Este trabajo en equipo cobra especial relevancia en la población infanto-juvenil donde “es muy importante la coordinación con todos los recursos también desde los pediatras en atención primaria, recursos educativos como el equipo de orientación escolar (EOE), servicios sociales, atención temprana, y también recursos específicos como el Centro de Intervención en Abuso Sexual Infantil (CIASI)”, recuerda la enfermera del Hospital Infanta Elena.

Por último, Elena Hernando quiere Para recalcar “la importancia de la prevención primaria y hacer un llamamiento a la comunidad y que se promueva aún más la salud mental en colegios, trabajos y por supuesto, en atención primaria. Así se evitarían muchas patologías a todos los niveles, tanto físicas como mentales y se reduciría el número de consultas por síntomas somáticos que esconden ansiedad”.

Fuente: Hospital Universitario Infanta Elena

¿Has leído el último número de nuestra revista?

Fisioterapia Valdemoro

Anuncio Patrocinado

Zonauto Sur

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here