Inicio Reportajes Wild Cats Rocódromo. Descubre la escalada ‘indoor’ en Valdemoro

Wild Cats Rocódromo. Descubre la escalada ‘indoor’ en Valdemoro

233
0
Compartir
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

Ponte en forma de una manera divertida 

Número tras número nos sorprendemos de la amplia oferta deportiva de Valdemoro. Como ya hemos mencionado en meses pasados, uno de los objetivos de esta revista es el de visibilizar y promover las casi infinitas propuestas en este ámbito.

Decimos «casi infinitas» porque resulta casi extraño imaginar que en Valdemoro se creen colectivos en torno a deportes que, por su particular disposición geográfica, son muy difíciles de practicar en el entorno del municipio. Parece ser que esto no es un gran impedimento, en esta ocasión visitamos Wild Cats Rocódromo, un centro de escalada ubicado en el polígono Albresa, que nos abre las puertas para conocer más de cerca este apasionante deporte que, en las próximas olimpiadas de Tokio 2020, gozará de la categoría de deporte olímpico.

Deporte de aventura

Antes de adentrarnos en el mundo de la escalada es de obligada necesidad despejar algunas percepciones erróneas sobre lo que entraña este deporte. La primera de ellas es la creencia de que hablamos de un deporte de riesgo. La escalada es un deporte de aventura que no entraña ningún riesgo si se practica con los conocimientos básicos y el cumplimento de las normas de seguridad.

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

Otra creencia errónea acerca de este deporte es la que afirma que lo más importante para escalar es la fuerza del tren superior del cuerpo. Nada más lejos de la realidad: a la hora de realizar escalada, la fuerza se emplea principalmente con la parte central e inferior del cuerpo. Dentro de este mundo es muy habitual escuchar: «Hay que escalar con los pies», ejerciendo la fuerza con las piernas, ya que son las que nos aportan estabilidad y equilibrio en la pared.

No obstante, hablamos de un deporte muy completo, donde se trabajan todos los músculos del cuerpo. Un buen estado físico no es un requisito imprescindible para comenzar, pero sí es un aliciente para todo aquel que poco a poco quiere progresar. Cuando se escala se arrastra el propio peso del cuerpo lo que supone que a menor lastre, más fácil es desplazarse por la pared.

La escalada es uno de los deportes más eficaces para cuidar la línea, ya que permite quemar calorías y tonificar la musculatura de todo el cuerpo. Es un deporte que implica el uso de todos los músculos del cuerpo, desde las piernas hasta el pecho, la espalda y el abdomen. Con esta disciplina vas a esculpir tu cuerpo casi sin darte cuenta. Además de conseguir fuerza y tono muscular, también se potencia la flexibilidad de las articulaciones y se activa el metabolismo, pudiendo llegar a quemar entre 700 y 900 calorías por hora.

Pero sus beneficios no son exclusivamente físicos. Psicológicamente la escalada requiere el cien por cien de tu atención. Cuando el escalador está agarrado a una pared y consigue cierta altura, aunque no se corra ningún riesgo, necesita centrar todos tus esfuerzos en mantenerse agarrado a la pared y no caer. Se estimula la mente y se consigue liberar el estrés y las tensiones.

En una primera fase de iniciación es un deporte en el que se evoluciona rápido. Aunque la primera toma de contacto puede dar la sensación de inmovilismo, con algo de dedicación los resultados comienzan a aflorar, y se genera una sensación de avance siempre muy positiva para el escalador principiante.

La constancia es la gran aliada del escalador. En muchas ocasiones, los factores que limitan el progreso no están tan relacionados con la capacidad física como con las barreras mentales. La escalada te ayuda a enfrentarte a tus miedos e intentar vencerlos. Entre los más pequeños es un deporte muy beneficioso en términos psicológicos, pues el niño aprende que cada acción tiene una consecuencia directa. Una decisión errónea puede poner en peligro todo el trabajo realizado hasta ese momento, teniendo que volver a empezar de cero.

En resumen, la escalada es un deporte divertido, bueno para la mente, para perder peso y para tonificar los músculos del cuerpo de una manera entretenida y diferente al huir de las rutinas de los gimnasios.

Wild Cats

Wild Cats es el proyecto personal de Silvia y Antonio, dos apasionados de la escalada que deciden moverse de la capital para cumplir su sueño de montar un rocódromo en la localidad de Valdemoro. Para Silvia y Antonio Valdemoro es «un lugar familiar, cercano y acogedor en el que poder llamar a sus socios por su nombre, evitando las directrices obligadas que sufren los grandes centros franquiciados. Un lugar donde todos los usuarios tengan voz para poder mejorar y crecer juntos».

El rocódromo, ubicado en la avenida de Madrid 10 A del polígono Albresa, cuenta con una nave de 200 metros cuadrados, más de 2000 presas, aproximadamente 250 metros escalables, una sala de entrenamiento y vestuarios. Las paredes escalables son de diferentes tipos y niveles de dificultad: hay paredes en ángulo recto y paredes con desplome desde los 15 hasta los 45 grados. También incluye una zona que simula una cueva con gran inclinación para practicar en terrenos con desplome.

La iniciativa parte de la idea de crear un punto de encuentro para todas las personas de la zona sur de Madrid que tengan interés por la escalada. Hasta el nacimiento de este rocódromo indoor en Valdemoro a finales de 2013, la zona sur de Madrid carecía de instalaciones cubiertas donde poder practicar escalada todos los días de la semana y en cualquier época del año.

Lento pero seguro, el rocódromo se ha ido asentando en nuestro municipio. En la actualidad cuenta con aproximadamente noventa socios y una destacable oferta formativa, con ocho grupos y varios talleres y salidas mensuales.

La formación para adultos está organizada en cinco grupos divididos en turnos de mañana y tarde. Las clases tienen una duración de hora y media, en la que se realizan quince primeros minutos de calentamiento, una hora de clase técnica específica de escalada y los quince minutos restantes son de estiramientos. Las sesiones están supervisadas por un monitor con una amplia experiencia, que se encarga de explicar y ayudar a los alumnos en las diferentes técnicas que se imparten.

En la franja de edad infantil cuentan con cuatro grupos, dos entre semana (martes y jueves de 17:30 a 18:30 y otro de reciente creación, los miércoles de 17:30 a 18:30) y dos en fin de semana (sábados de 11:00 a 12:00 horas y de 12:00 a 13:00 horas). Las clases infantiles están compuestas por un máximo de diez alumnos y se basan en el aprendizaje a través del juego. La edad mínima recomendada es de seis años y llega hasta los doce.

Gracias a la escalada los niños desarrollan mejor la lateralidad y la psicomotricidad. Tanto mayores como pequeños estamos acostumbrados a practicar deportes y actividades en horizontal. El desarrollo de otros movimientos, como desplazamientos en diagonal o ascender y descender, mejora la mente y las destrezas físicas de los pequeños.

En paralelo a la formación continua, el rocódromo organiza talleres mensuales que giran en torno a temáticas muy concretas, tales como un taller de material de escalada, de técnica de rápel, de nudos… El objetivo de estos talleres es ampliar la formación de los escaladores o asentar conocimientos en los escaladores avanzados, con el fin de mejorar la seguridad en sus sesiones de escalada tanto dentro como fuera del rocódromo. Los precios son muy accesibles, alrededor de cinco euros, y pueden asistir tanto socios como personas ajenas al rocódromo.

Deporte de naturaleza

El ciclo de aprendizaje parte, aconsejablemente, desde el rocódromo. Los rocódromos son centros preparados para esta actividad, donde todos los elementos están controlados. Existen medidas de seguridad como colchonetas y, además, hay un control total sobre la dificultad de los ejercicios.

La montaña es un entorno que requiere de conocimiento y experiencia, algo no recomendado para una persona que se inicia en este deporte. No conocer las normas básicas de seguridad es otro de los peligros que se corre cuando se intenta practicar este deporte en la naturaleza. No obstante, el objetivo principal de la mayoría de los escaladores es realizar salidas a la montaña. Conscientes de esta voluntad casi natural del escalador, Wild Cats organiza mensualmente salidas a la montaña.

Las salidas dirigidas están enfocadas principalmente a personas que se encuentran en periodo de iniciación. Esta actividad les permite tener una primera toma de contacto segura con la naturaleza, así como conocer personas y entornos en los que escalar. Las localizaciones más frecuentes se encuentran en el norte de la Comunidad de Madrid (La Pedriza, Patones, San Martín de Valdeiglesias…) aunque también se organizan salidas en Castilla-La Mancha, concretamente en Toledo.

Están compuestas por un grupo máximo de seis personas. Según el nivel del grupo y las condiciones meteorológicas, se decide la localización de la salida. Ya en el lugar, los integrantes del grupo se dividen por parejas y realizan diferentes tramos, adaptando la dificultad a su nivel.

En todas las salidas un monitor del rocódromo y un técnico de escalada se encargan de supervisar toda la actividad. El rocódromo facilita todo el material necesario para escalar en exterior, así como el seguro obligatorio. Mensualmente se planifican dos salidas, una con cuerdas y otra de bloque, modalidad de baja altura con colchoneta. Cada salida tiene un coste de 29 euros y 25 euros para socios.

Eventos

Wild Cats celebra varias competiciones a lo largo del año. La primera de ellas es con motivo del aniversario del rocódromo, donde se montan veinte problemas que hay que superar en unas dos horas, donde gana quien más bloques realice o el que registre el menor tiempo. A pesar de su carácter de competición, el espíritu familiar del rocódromo nunca se pierde.

Además del aniversario, el rocódromo organiza otras competiciones como la de carnaval, donde el requisito es escalar disfrazados. Para finalizar el curso en el mes de junio se celebra un último evento en el que los alumnos de todo el año tienen que superar una serie de ejercicios. En estos eventos se suele entregar como premio material de las marcas patrocinadoras.

No existe ningún jurado que vaya calificando, son los propios escaladores los que se autopuntúan. El carácter de estas competiciones está muy ligado a la filosofía de competición que tiene la escalada en general: es un deporte de equipo incluso a nivel competitivo. En las competiciones de escalada es muy habitual que los escaladores que compiten entre sí analicen los diferentes bloques y pongan ideas en común. La competición está presente, pero el compañerismo es muy importante.

Reservas

También puedes reservar el rocódromo de manera privada. Los sábados por la tarde organizan para ti y tus acompañantes una tarde amena de aventura. El rocódromo queda a tu disposición para la celebración de cumpleaños, excursiones escolares de escalada, eventos de trabajo, asociaciones, etc.

La cuota de socio con entrenamiento dirigido es de 55 euros al mes, la cuota mensual de acceso libre al rocódromo es de 33 euros mensuales, con posibilidad de obtener un 10 % de descuento al domiciliar las cuotas (49,50 para entreno libre más clases, y 29,70 para el uso libre de las instalaciones). Existen además entradas simples de día sin límite de tiempo por 7 euros y bonos de diez entradas a 54 euros. Adultos y niños tienen la posibilidad de probar una clase pagando una entrada de día al rocódromo. Si al finalizar la clase deciden apuntarse, la entrada de día se descuenta de la cuota de la mensualidad. Todos los socios cuentan con descuentos en otras actividades organizadas por el rocódromo, como son talleres, salidas, ropa o el material de escalada que pueden adquirir en la tienda que tienen a disposición de los usuarios.

Wild Cats seguirá trabajando para seguir siendo un punto de referencia de este deporte en la zona sur de Madrid. En su mente ya está muy presente una ampliación de los metros escalables y la posibilidad de conformarse como club para ofrecer a sus socios las múltiples ventajas de ser escaladores federados. Hasta entonces la programación continúa con talleres, cursos y salidas todos los meses.

 

Para más información puedes entrar en su página web, www.wildcats.es, o visitar sus instalaciones en la avenida de Madrid 10 (polígono Albresa) en los siguientes horarios: lunes de 18:00 a 22:00, martes y jueves de 10:00 a 22:00, miércoles y viernes de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 22:00, y sábados de 10:00 a 14:00.

 

Texto_Sergio García Otero

Fotografía_Beri Anjo

Fisioterapia Valdemoro

Anuncio Patrocinado

Zonauto Sur

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here