Inicio Cultura y Ocio Valdemoro literario

Valdemoro literario

404
0
patrocinado

Tres valdemoreños han publicado libros en los últimos meses. Comenzaremos con las dos autoras. Ambas han sido definidas como mujeres polifacéticas: Silvia Sotomayor Rodríguez nos ha regalado Sentir en verso (Círculo Rojo, 2021), un poemario lleno de momentos íntimos, dedicados a sus seres más cercanos, que repasan temas como la maternidad o la pérdida de un ser querido; Antonia Pórtalo publicó Las palabras calladas (Mil amores, 2020), una obra ambientada en el mundo del arte y la mujer artista, un terreno que Antonia conoce bien. Por último, Ángel Utrillas acaba de publicar Ángel exterminador (Bohodón, 2021), su primer y último poemario. Conocido por su prosa (ocho novelas y dos libros de relatos a sus espaldas), Ángel explora así nuevos ángulos fuera de su zona de confort literario.

Valdemoro aparece también en un libro publicado hace dos años, pero que ahora viene con un mapa de regalo con indicaciones sobre los lugares que menciona. Se trata del libro de Javier Ramos Altamira y Ángel Caldito Castellano El cine del oeste en la Comunidad de Madrid (La librería, 2019). Además de señalar Valdemoro en el mapa adjunto, el libro dedica toda una página a nuestra localidad por ser el lugar donde se rodó La venganza del Zorro (dirigida por Joaquín L. Romero Marchent, 1962).

Como el Ayuntamiento de Valdemoro ha retomado la programación de actividades conmemorativas del 450.º aniversario de la muerte del valdemoreño Diego de Pantoja, nos gustaría recomendar dos libros sobre la figura de Pantoja: Diego de Pantoja, SJ (1571-1618) – Un puente con la China de los Ming (Xerión, 2018), coordinado por Wenceslao Soto Artuñedo; y Diego de Pantoja y China, de Zhang Kai (la traducción al español fue publicada por Editorial Popular en 2018), un libro maravilloso publicado originalmente en chino (de ahí que podamos saber que Valdemoro se escribe en chino 於西班牙巴爾德莫羅)y que nos parece una lectura imprescindible.

Por último, no podemos terminar este repaso literario sin mencionar, al menos, alguna de las obras de este jesuita valdemoreño. La que le hizo pasar a la historia en Occidente es una larga carta que escribió al provincial de Toledo, Luis de Guzmán. En esa carta, muy difundida por toda Europa (fue traducida al latín, alemán, francés e inglés), Diego de Pantoja compartía sus impresiones sobre los chinos, hablaba de su cultura y sus costumbres, de la geografía del país asiático y de la lengua china. También fue importante la contribución de Diego de Pantoja al desarrollo de un sistema de transcripción del chino al alfabeto latino, que había comenzado Matteo Ricci en 1605, y que culminaría Nicolas Trigault en 1623.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Sin embargo, la mayor parte de la obra literaria de Diego de Pantoja fue escrita en chino. Su libro Tratado de los siete pecados y virtudes (七克大全, Qī Kè Dàquán), publicado en Pekín en 1614, combina perfectamente las virtudes cristianas con la ética tradicional confuciana. Además de su valor teológico-filosófico, en el año 1778, el emperador manchú Chien Lung ordenó que el Tratado de los siete pecados y virtudes fuera incluido en su gran colección de libros excelentes. Muchos eran los méritos de la obra: su pensamiento era elevado, su moral era pura, su estilo era elegante con exacta y concisa fraseología tradicional. Pantoja demostró que conocía tanto a los autores chinos contemporáneos como a los clásicos.

¿Has leído el último número de nuestra revista?

 

Publicidad LRDV