Inicio Entrevistas Daniel Castrillo, promesa del golf nacional

Daniel Castrillo, promesa del golf nacional

177
0
Compartir
patrocinado
 Fisioterápia Reyes Medina

El valdemoreño, perteneciente al Club de Golf Aranjuez, se ha proclamado varias veces campeón de Madrid y actualmente es quinto de España

Fermín Castrillo recordaba haber visto de pequeño por televisión a Severiano Ballesteros jugar al golf, a pesar de ello, no se interesó por este deporte hasta la edad adulta. Su primer contacto con el golf fue gracias a un amigo, con el que tuvo la oportunidad de dar sus primeros golpes en el Centro Nacional. La pericia que ya tenía por haber practicado tenis ayudó mucho en la primera toma de contacto. La satisfacción fue tal que al día siguiente se compró el equipo completo de golf y se federó.

El mayor de sus hijos, Daniel, siguió sus pasos desde los comienzos. Primero jugando al tenis y, pronto, incorporándose al golf. Daniel viene pisando fuerte, ya que con tan solo catorce años se ha proclamado tres veces campeón de la Comunidad de Madrid por equipos, ha sido varias veces campeón de la Comunidad de Madrid en modalidades individuales y campeón del prestigioso Circuito Miguel Ángel Jiménez, en el que con tan solo trece años consiguió batir a los más de 1500 niños y niñas de toda España que competían.

¿De dónde nace tu pasión por el golf?

Todo empezó cuando mi padre jugaba en Aranjuez y yo me iba con él al campo. En los comienzos solo jugábamos los fines de semana. Poco a poco vi que me iba gustando más y le dije que me llevara todos los días. Desde entonces ya juego al golf a diario, a lo mejor falto una o dos veces a la semana, como mucho.

Contenido Patrocinado
La Buha Valdemoro

El salto a jugar al golf en serio también lo di gracias a que entré en el Club de Golf de Aranjuez. Dentro del Club hay una escuela para gente de hasta dieciocho años en la que hice un grupo de amigos que también me animaron a tomarme más en serio este deporte y a empezar a competir.

¿Cómo recuerdas tus inicios?

Los recuerdo muy complicados porque el golf al principio es muy difícil. Para poder empezar a jugar bien tienes que estar por lo menos dos o tres años, yo ya llevo ocho. Para jugar al golf es prácticamente imprescindible tener un entrenador. Desde que empecé yo lo tengo: él es el que me ha enseñado la técnica.

La escuela del Club fue muy importante para mí porque el trabajo con otros compañeros siempre te hace mejorar. Estamos todo el día comparando los resultados para ver si podemos superar a nuestros compañeros. No es una rivalidad seria, pero nos ayuda a tener una motivación extra para seguir mejorando.

Las primeras competiciones en que participé eran en el club. En este deporte avanzas en el nivel de competición según vas mejorando tu hándicap. Poco a poco di el salto a las competiciones de la Comunidad de Madrid hasta llegar a este momento, en que compito por toda España. Este mes de febrero, por ejemplo, juego un puntuable nacional sub-16 en Murcia.

Tomar la decisión de hacer de un hobby un propósito deportivo como es la alta competición no debe ser nada fácil, ¿cuándo sabes que estás preparado para competir a un nivel que implica un sacrificio?

Es una evolución. A partir de los nueve años es cuando empiezo a competir fuera de Madrid, hasta entonces solo había salido una vez de Aranjuez. Cuando gané el Campeonato de Madrid benjamín hándicap a los nueve, mi padre ya pensó en que el golf se me daba bien y empecé a salir fuera de Aranjuez.

El golf no es como el fútbol, para poder jugar campeonatos necesitas un hándicap, un nivel. Cuando comienzas, el hándicap es muy alto y puedes optar a competiciones muy bajas. Según vas obteniendo resultados, tu hándicap disminuye y las competiciones son cada vez más importantes. De las competiciones locales pasas a las competiciones de la Comunidad de Madrid, y para pasar a las competiciones nacionales tienes que tener un hándicap muy bajo, solo van los noventa mejores de España. Ahora mismo tengo hándicap 2,5.

El alto nivel de competición supongo que habrá cambiado tu vida, ¿no es así?

Por supuesto. Entreno prácticamente todos los días después de salir del instituto a las cinco de la tarde. Donde más lo noto es en los estudios, me levanto a las siete de la mañana porque de siete y media a ocho y media tengo clases particulares antes de ir al colegio. Tiene que ser así porque por la tarde no me da tiempo, necesito estar tres horas entrenando en el campo y tener una rutina.

¿En qué consisten los entrenamientos?

A lo largo de la semana entreno en dos sitios diferentes. En el golf hay que trabajar muchos tipos de golpes diferentes. Una vez a la semana voy al campo de la Ciudad Financiera del Santander, donde tengo un entrenador con el que estudio cada golpe. Allí me hacen un estudio en el que me graban y analizamos cada movimiento. Después del análisis me llevo «deberes» para el resto de la semana que suelen ser corregir los fallos que hemos encontrado en el campo de Aranjuez. A la semana siguiente, si he conseguido el objetivo, cambiamos a otra cosa y si no lo he conseguido, seguimos trabajando en ello.

¿Qué aptitudes hay que tener para jugar al golf?

Al golf puede jugar todo el mundo. En la escuela hay niños de cinco o seis años y gente muy mayor. Competir ya es diferente. Hay que tener mucha capacidad de análisis para saber qué palo escoger, qué angulación dar, cómo moverse… son muchas decisiones las que tienes que tomar, y si varía una de ellas, la bola se puede ir veinticinco o cincuenta metros desviada en un golpe largo, por ejemplo.

Es muy importante también tener disciplina y paciencia. El golf es un deporte en el que se tiene que entrenar muchísimas horas y muchas veces es muy frustrante. Hay ocasiones en que aunque des el mejor golpe de tu vida, la bola puede botar mal y complicarte un juego que podía parecer que estaba bien encaminado. Dos veces al mes tengo sesiones con una psicóloga deportiva que me ayuda a trabajar las situaciones que surgen en el juego. En ese sentido me ha ayudado mucho a relajarme cuando las cosas no van bien.

Físicamente también es muy importante tener flexibilidad porque te ayuda a tener un mejor swing. La visión espacial y la coordinación entre la vista y las manos también es fundamental. Además, a partir de este año, que ya cumplo los quince, una parte del entrenamiento también será el ejercicio físico para estar en forma.

La federación te ha ofrecido la posibilidad de ir a un centro de alto rendimiento, ¿por qué has decidido no hacerlo?

Principalmente porque mi vida está aquí. Si entro en ese centro, casi toda la vida la haría allí. En el CAR comienzan las clases a las ocho de la mañana y también se entrena allí, por lo que llegaría de noche a casa. Además, no llevo muy bien los cambios. Irme allí supone dejar a mis compañeros de colegio, a mis amigos del Club…

Todo el trabajo que llevo hecho hasta ahora con mis entrenadores también se perdería. Con mi entrenador llevo practicando el mismo estilo de juego desde que empecé. Además, mi entrenador de Boadilla también tiene el mismo estilo. Me funciona esta forma de jugar al golf y cambiar de entrenadores supondría poder perder gran parte de este trabajo.

¿Cuáles son tus objetivos en este deporte?

Llegar a poder dedicarme a esto.

Entiendo que también quieres continuar tu formación académica, ¿no?

Por supuesto. Me gustaría terminar una carrera que me permitiera ser profesor de algo relacionado con este deporte. Pero sobre todo me gustaría poder llegar a ser golfista profesional.

La mayoría de los golfistas que se dedican profesionalmente a este deporte han creado su carrera en países como Estados Unidos, ¿estarías dispuesto a marcharte para poder llegar a ser un profesional?

No lo sé. Ahora mismo te diría que no. Dentro de cuatro años a lo mejor cambio de idea y me marcho, pero ahora mismo estoy bien aquí. Algunos amigos se han marchado a Estados Unidos a estudiar y jugar al golf con una beca.

Sé que es una muy buena opción para mi carrera porque allí puedo compaginar los estudios con el deporte, y el nivel es mucho mayor. Hay que tener mucho nivel para poder optar a una beca de ese tipo, y todavía quedan cuatro años para tomar esa decisión, así que de momento me quedo aquí.

¿Es complicado conseguir patrocinadores que apuesten por deportistas jóvenes como tú?

Las marcas principales no patrocinan a ningún jugador hasta los dieciséis años. Un compañero consiguió quedar segundo en el British Open con esa edad, uno de los torneos más importantes del mundo, y gracias a ello ha conseguido un gran patrocinador como es Taylormade. Hay que conseguir algo muy importante para que te patrocinen.

Las grandes marcas no apuestan por chavales tan jóvenes como Daniel (añade Fermín y explica por qué): Invertir dinero en un joven es un peligro porque nunca sabes si estará dispuesto a comprometerse. Como en cualquier otro deporte, el nivel de alta competición es muy exigente y requiere de muchos sacrificios a los que la mayoría de los jóvenes de dieciséis años no están dispuestos.

¿Cómo afrontas la temporada que comienza este año?

Mi intención es mejorar en los campeonatos nacionales y ganar el ranking de la Federación Madrileña. Este año he quedado tercero y esta temporada me gustaría luchar por el primer o segundo puesto.

Es un objetivo bastante factible. Ahora mismo estoy jugando mejor que nunca porque tengo mucha competencia alrededor que me motiva. De los cuatro mejores de España, dos somos de la Comunidad de Madrid y jugamos juntos. Esto nos motiva a ambos, cada año gana uno y siempre mejoramos.

Club de Golf Aranjuez

La historia de este club comienza en 1992, cuando un pequeño grupo de aficionados decidió alquilar una finca agrícola. Gracias al esfuerzo de sus socios fundadores, poco a poco fueron realizando las tareas necesarias para adecuarlo a la práctica del golf en un entorno totalmente rústico.

Lo que en sus inicios iba a ser una medida provisional, ya que estaban a la espera de una serie de licencias para la construcción de un campo de golf de dieciocho hoyos en una finca cercana, terminó por convertirse en la raíz de lo que es hoy, un club consolidado y un campo en perfectas condiciones para la práctica de este deporte.

A lo largo de todos estos años, y gracias a la implicación de todos sus socios y a las diferentes juntas directivas que han dirigido el club, se ha conseguido mejorar el estado del campo y crear un ambiente social y familiar del cual presumen orgullosos. En la actualidad el campo cuenta con nueve hoyos y tiene unas medidas modestas que facilitan su mantenimiento sin repercutir en unas cuotas elevadas para los socios.

Todo el campo está perfectamente acondicionado y en continua renovación. Sus calles están perfectamente delimitadas, el césped en excelentes condiciones, dispone de iluminación artificial de bajo consumo y un lago. Entre las próximas mejoras se encuentra la renovación del sistema de riego. Además del campo principal, el club cuenta con uno de prácticas y unas instalaciones rústicas donde se desarrolla gran parte de la actividad. Dispone de bar social, así como de una zona recreativa con futbolín y mesa de ping-pong, entre otros. Las instalaciones son un zona activa donde todos los días de las semana hay vida. A lo largo de la semana se programan actividades de manera que siempre haya torneos.

Pero sin duda alguna unos de sus mayores reclamos es el carácter social del que le han otorgado todos sus socios. El club es un espacio de reunión entre familias y amigos en el que la cercanía está siempre muy presente. Su carácter social también invade la práctica del golf. Desde la dirección del club se pretende fomentar la práctica del deporte con diferentes iniciativas. Un ejemplo son los torneos sociales durante todos los miércoles del año, donde los participantes disfrutan de una competición y una barbacoa por tan solo 20 euros.

Se establecen cuotas muy asequibles y ventajas para las familias. La señal inicial para pasar a formar parte del club ha descendido de 2000 a 500 euros, que son reembolsables una vez se abandona el club. Además, la cuota es trimestral y se fija un precio único de 125 euros por familia, con independencia del número de sus integrantes. Los jugadores juveniles que compiten tienen sufragados por la entidad todos los gastos derivados de la competición, además del material necesario para competir, la entrada al campo y las bolas.

Desde 1997, el club alberga una escuela infantil para alumnos entre cinco y dieciocho años. Es una de las principales acciones sociales de la entidad y su finalidad es fomentar este deporte, impartiendo clases a niños y niñas agrupados según edad y niveles de juego. Las clases se extienden desde octubre hasta junio y los grupos nunca superan los seis alumnos.

La escuela cuenta con alrededor de setenta niños. El perfil de los alumnos es muy variado y en ningún caso se requiere un nivel mínimo para ingresar. Desde el club se facilita en todo lo posible la práctica del golf a los jóvenes, prestándoles a muchos de ellos material deportivo para su iniciación.

Las clases son los sábados y los domingos durante todo el día. En cuanto a las cuotas, las familias que son socias disponen de una beca del club que reduce la cuota de 60 euros, para personas ajenas al club, a 40 euros y, además, reciben una bonificación de 5 euros por cada hermano que se apunte a la escuela.

Dentro de sus acciones para la difusión del golf han desarrollado un programa de clinics educativos para colegios. Esta iniciativa tiene como propósito acercar el golf a los jóvenes de la mano de un entrenador profesional. Durante la jornada los colegiales tienen la oportunidad de conocer los conceptos básicos de este deporte, así como iniciarse en los primeros golpes a la bola. Además, la Federación Madrileña de Golf ha creado el programa «Golf en los colegios» para formar al profesorado y donar equipación con el fin de que este deporte se instale en los centros educativos.

El Club de Golf Aranjuez pasa por uno de sus mejores momentos. La calidad de sus instalaciones, el ambiente de la comunidad y la promoción del golf progresan con gran satisfacción para la entidad. Para más inri, los resultados deportivos de sus jugadores son los mejores de su historia. Este año han conseguido colocarse entre los cuatro mejores clubes de la Comunidad de Madrid, estando a la altura de equipos que cuentan con varios cientos de jóvenes entre sus filas.

Como entidad, los datos que manejan son de cuatrocientos socios titulares que, unidos a sus beneficiarios (cónyuges e hijos hasta veinticinco años), hacen un total de más de setecientas personas adheridas. En esta cifra hay una importante comunidad de valdemoreños, pues aproximadamente setenta socios son de nuestro municipio. Tanto la cercanía a la vecina localidad de Aranjuez como sus instalaciones y ambiente hacen que el Club de Golf de Aranjuez sea la única oferta para la práctica del golf atractiva en la zona sur de Madrid.

 

Texto_Sergio García Otero

Fotografía_Ncuadres

Fisioterapia Valdemoro

Anuncio Patrocinado

Zonauto Sur

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here