Inicio Educación El programa de prevención de La Morada no se para ante la...

El programa de prevención de La Morada no se para ante la pandemia

201
0
patrocinado

Continuar impartiendo talleres socioeducativos y actividades de prevención y deporte así como retomar las intervenciones individuales y grupales tanto en las instalaciones de plaza de las Monjas como en los centros de educación Secundaria es el propósito con el que el servicio municipal de atención integral a menores y adolescentes comenzó en octubre un curso en el que conviven las propuestas telemáticas con las presenciales, siempre adaptadas a los protocolos anticovid-19.

En torno a 5.000 chicos y chicas participaban cada año en alguno de los proyectos para evitar situaciones de riesgo, conflicto y consumo organizados por el programa de Prevención La Morada con destino prioritariamente a menores derivados de los Servicios Sociales de Atención Social Primaria u otras instituciones. La clave de la actuación de este servicio es la intervención psicosocial, junto con los talleres socioeducativos, los entrenamientos de ‘Prevención y Deporte’ y ‘Educador Social en Secundaria’, iniciativas que han tenido que ajustar aforos y aliarse con las nuevas tecnologías para continuar su actividad.
Es el caso de la intervención psicosocial que va retomando la presencialidad después de un periodo en el que solo se pudo continuar vía Skype o teléfono. Actualmente, un equipo multidisciplinar (educadores sociales y psicólogo) trabaja en 60 de casos con 180 personas, una cifra que incluye a menores de 12 a 18 años y familiares. Entre las problemáticas que aborda se encuentran desde agresiones o acoso entre iguales, relaciones conflictivas en la familia o conductas disruptivas (consumo, control de impulsos, absentismo escolar, trasgresión de normas, fugas…) hasta embarazos de adolescentes o abusos sexuales.
En cuanto a los talleres socioeducativos, de los cuatro grupos con más de una treintena de participantes de 9 a 17 años de antes de la pandemia, en esta edición se ha optado por organizar dos con 16 jóvenes de 14 a 17 años, que es el colectivo con más disponibilidad para trabajar de manera online. Las dos citas semanales comparten el mismo espíritu que las presenciales: fomentar conductas sociales positivas que favorezcan relaciones interpersonales satisfactorias, así como potenciar sus capacidades y habilidades ante posibles situaciones de riesgo y conflicto. La metodología participativa, lúdica y flexibe también sigue siendo esencial en las sesiones telemáticas.
Con menos grupos y ajustados a los protocolos de seguridad encaró el curso la propuesta ‘Prevención y Deporte’, por la que en ediciones precedentes pasaba una media de un centenar de adolescentes. Actualmente es una alternativa de ocio saludable para cerca de 40 jóvenes de entre 14 y 20 años que dos días a la semana por la tarde practican voleibol, baloncesto y fútbol sala en el pabellón Juan Antonio Samaranch a la vez que trabajan la cooperación, la superación personal, el respeto a las normas, la autoestima, la tolerancia a la frustración o el manejo de las emociones.

COLABORACIÓN CON LOS CENTROS EDUCATIVOS
‘Educador Social en Secundaria’ también volvió a los centros con la apertura de las aulas y, excepto un instituto que ha optado por la atención virtual, en el resto se ha vuelto a la actividad presencial con aquellos menores que requieren intervención individual. Además también se están llevando a cabo durante todo el curso acciones formativas, informativas y de sensibilización tanto cara a cara como a distancia, en función de la alternativa que elijan las propias clases.
En este sentido, desde octubre de 2020 hasta este mes, se ha impartido el taller para evitar del uso y abuso de las TICs ‘Redes y juego online’ de forma telemática para 270 estudiantes del IES Villa de Valdemoro y presencial para 70 más del colegio Lagomar. Un total de 160 escolares de este centro y 125 del IES Maestro Matías Bravo han asistido igualmente a sesiones acerca de la tolerancia y el respeto ‘Acción/reacción’ que promueven el entendimiento y tratan de prevenir conductas de bullying.
Además se ha puesto en marcha un nuevo taller dedicado al control de la ansiedad a petición de 2º de Bachillerato del IES Avalón. Un total de 25 alumnos y alumnas cuyo horizonte es la EvAU participaron en esta experiencia que corrió a cargo del psicólogo del programa de Prevención de Servicios Sociales. Dada su buena acogida tendrá continuidad hasta el próximo mayo en otros centros educativos junto con las acciones formativas más veteranas.

A SU LADO EN LO MÁS DURO DEL CONFINAMIENTO
En el periodo más duro del estado de alarma que impidió salir a la calle, el programa de Prevención municipal demostró su capacidad para adaptarse a las circunstancias y estar al lado de los menores con los que trabaja y sus familias de forma virtual y telefónica para detectar sus necesidades.
Además ofreció a diario sesiones online bajo la denominación ‘Confinados pero libres-Seguimos creciendo’, que contaron con 50 participantes y en las que se abordaron los temas más candentes en esos momentos de desconcierto ante la situación inédita que generó el coronavirus, como el miedo, la desmotivación, los conflictos en el hogar, el absentismo escolar virtual o la frustración.
Esta iniciativa se complementó con ‘La Morada nos reta’, con un carácter lúdico y deportivo, en la que cada semana una decena de jóvenes realizaban alguna práctica de ejercicio físico o coreografía y se grababan en vídeo para luego compartirlo por WhatsApp y así mantener la conexión con su grupo de iguales.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Fuente: Ayuntamiento de Valdemoro

¿Has leído el último número de nuestra revista?

 

Publicidad LRDV