Inicio Educación ¿Es posible conducir un vehículo sin estar incluido en el seguro?

¿Es posible conducir un vehículo sin estar incluido en el seguro?

130
0
patrocinado

Esta es una duda que, tarde o temprano, asalta a todos los conductores. Al fin y al cabo, no es raro que tengamos que prestar el coche a un familiar en una situación de emergencia o que lo compartamos con nuestra pareja o hijos. Por ello, aquí vamos a darle respuesta.

Todo depende de la compañía en cuestión

Las compañías de seguros tienen libertad a la hora de imponer las condiciones que permiten a un conductor cuyo nombre no figura en la póliza conducir el vehículo cubierto. Lo más habitual es que se exijan, al menos, entre 26 y 30 años de edad, así como 2 o más años de experiencia en el carnet de conducir.
Pero, como decíamos, es una cuestión que depende de la aseguradora. Hay muchas que imponen requisitos mucho más duros que estos. Por ejemplo, existen algunas que solo cubren a aquellos conductores que tengan más edad y más experiencia al volante que el titular de la póliza. Otras, incluso, no se hacen cargo en ningún caso.

¿Qué pasa si un conductor no asegurado sufre un accidente de tráfico?

Los titulares de pólizas cuyas coberturas no estén limitadas a terceros prevén el pago de una serie de indemnizaciones al conductor en caso de accidente. Hablamos, en concreto, de cantidades económicas destinadas a sufragar sus gastos médicos y a compensar posibles perjuicios físicos y materiales derivados del accidente.
Cuando nos referimos a que una póliza puede no cubrir a un conductor no asegurado, hacemos referencia a este tipo de compensaciones. Porque, en cualquier caso, la responsabilidad civil se mantendrá.
Con esto queremos decir que, si dicho conductor no asegurado tiene un accidente de tráfico del cual es culpable, la póliza indemnizará al otro conductor por los daños y perjuicios causados. Esto es lo que se conoce como responsabilidad civil.
Sin embargo, no son pocos los casos en los que las aseguradoras tratan de eludir su responsabilidad en este sentido. Por ejemplo, solicitando el reembolso del pago. Algo que solo está previsto por la ley en caso de que el conductor tuviese el accidente bajo los efectos del alcohol o de las drogas.
En este tipo de situaciones, los servicios de un abogado de accidentes automovilísticos en Sarasota se antojan fundamentales. Solo un profesional especializado será capaz de proteger los derechos del conductor ante ciertos abusos realizados por las compañías aseguradoras, como son las reclamaciones de pago de las indemnizaciones por responsabilidad civil a quienes no tienen la edad o la antigüedad mínima exigida.

En definitiva, es perfectamente posible y legal conducir un vehículo aunque nuestro nombre no esté incluido en el seguro. Es cierto que las compañías tienen la potestad de no cubrirnos personalmente en caso de que no cumplamos ciertos requisitos en materia de edad y experiencia al volante. Sin embargo, salvo que el accidente se produzca mientras estamos bajo los efectos del alcohol o de las drogas, no podrá librarse de abonar las pertinentes indemnizaciones en concepto de responsabilidad civil obligatoria.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

 

¿Has leído el último número de nuestra revista?