Inicio Salud Premiado el proyecto de humanización pediátrica del Hospital de Valdemoro

Premiado el proyecto de humanización pediátrica del Hospital de Valdemoro

523
0
patrocinado

Entregado por la asociación Cars for Smiles en su evento anual, que permitió a cinco pacientes pediátricos del hospital valdemoreño vivir una jornada única y pilotar “super coches” en el Circuito del Jarama

“Deporte Triple-S: Sano, Seguro y Saludable”, proyecto de humanización pediátrica del Hospital Universitario Infanta Elena, integrado en la red pública madrileña, fue reconocido el pasado sábado con uno de los premios de Cars for Smiles, organización internacional sin ánimo de lucro que trabaja para mejorar la calidad de vida de niños y jóvenes que sufren de alguna enfermedad o condición difícil, a través de eventos relacionados con el mundo del Motorsport y coches especiales.

El galardón, entregado en la jornada que esta asociación organiza cada año para que menores con patologías graves y/o crónicas disfruten de un día inolvidable al volante de vehículos deportivos y de alta gama, fue recogido por César Téllez y Adriana Pascual, gerente y subdirectora médico del hospital valdemoreño, respectivamente, y reconoce un proyecto cuyo objetivo es “fomentar hábitos saludables en el paciente y su familia, mejorar los hábitos físicos de la población pediátrica, y realizar una prescripción individualizada de ejercicio como parte del tratamiento y un examen de la aptitud deportiva”, tal y como explica el Dr. Francisco José Martín, cardiólogo pediátrico del hospital valdemoreño e investigador principal de la iniciativa, junto al Dr. Enrique la Orden, jefe del Servicio de Pediatría.

El proyecto, alineado con uno de los ejes estratégicos del hospital, la prevención y la promoción de la salud, parte de los más que documentados beneficios de la actividad física, que incluyen la prevención del sobrepeso y la obesidad -una de las epidemias actuales más graves, y cuyo inicio en la etapa pediátrica, detección tardía y manejo inadecuado ocasiona una gran repercusión y pérdida de calidad de vida, al asociarse a una mayor morbimortalidad en la edad adulta-, y una mejor composición corporal y salud músculo-esquelética, metabólica y cardiovascular, a los que se añaden numerosas ventajas psicosociales.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Asimismo, hay consenso en la necesidad de realizar un cribado predeportivo, y en España el Consejo Superior de Deportes reconoce la necesidad de un sistema de reconocimientos médicos para “todos aquellos deportistas que vayan a obtener una licencia deportiva que les habilite para participar en competiciones de ámbito estatal”. Sin embargo, no es habitual realizarlo en niños, y no hay regulación que aborde los reconocimientos previos a la práctica no federada para detectar anomalías cardiovasculares que puedan constituir un riesgo vital o de enfermedad para el menor durante la realización de deporte.

Conscientes de ello, los promotores del proyecto, entre quienes también figuran los doctores Noemí Trincado (Cardiología Pediátrica), María Royo y Julián Martínez-Villanueva (Endocrinología Pediátrica) y María Aranzazu Nuñez, enfermera de Cardiología, proponen incluir el “examen cardiovascular con exploración física completa, electrocardiograma y ergometría de esfuerzo para el despistaje de salud cardiovascular previo a la práctica deportiva en población sana, así como para el manejo, tratamiento y seguimiento de pacientes con alto riesgo cardiovascular, con o sin cardiopatía, en los que la actividad física controlada y dirigida es un abordaje eficaz y con mayores beneficios que cualquier tratamiento farmacológico”.

Además, como cualquier tratamiento, este examen cardiovascular debe ser correctamente prescrito, por el profesional adecuado, y contar con un seguimiento y adaptación continua para garantizar un buen cumplimiento. Por ello, “Deporte Triple-S” se concretará en la creación de una Consulta de Actividad Física integrada en la Consulta de Cardiología Pediátrica que permitirá emitir recomendaciones, promover actuaciones comunitarias, valorar a pacientes que precisen una prescripción individualizada de actividad física para su patología o una valoración facultativa previa para su realización en un entorno seguro.

Una Unidad de Prescripción de Actividad Física en Pediatría con consulta específica

Previo a la consulta, para optimizar el tiempo de la misma y realizar un adecuado diagnóstico de la situación de cada paciente junto con la petición de prestación, el nuevo servicio incluirá un formulario no presencial que permitirá, a través de distintos cuestionarios, analizar los hábitos de alimentación, las horas de sueño y uso de pantallas, la calidad de vida relacionada con la salud en niños y adolescentes, y la actividad física de los menores.

Posteriormente, de forma ya presencial, la valoración en consulta contempla el diagnóstico de la situación a través de un formulario de consulta, la evaluación somatométrica y composición corporal, y la valoración de la tolerancia al ejercicio, detallan los responsables de la iniciativa.

En cuanto a la actitud terapéutica tras la consulta, se promoverán recomendaciones sobre nutrición, se entregará un “plan de prescripción de actividad física” y se realizará, mediante envío seriado y reevaluación de los formularios no presenciales, no siendo por tanto necesaria una nueva visita presencial del paciente, una evaluación longitudinal.

Finalmente, y aunque no hay regulación legal en España sobre los exámenes de aptitud deportiva, en la Consulta de Actividad Física del Infanta Elena se podrá realizar una aproximación de la tolerancia individual al ejercicio o examen de actitud deportiva.

Con todo ello, “la Unidad de Prescripción de Actividad Física en Pediatría se planteará como objetivos específicos favorecer la salud mediante la prescripción de recomendaciones y la promoción de actividades con la sociedad civil, la puesta en marcha de la Consulta de Actividad Física, referente para el diagnóstico y tratamiento, y la realización de reconocimientos deportivos con la expedición del certificado de aptitud deportiva”, explica el el Dr. Martín.

Una jornada única llena de experiencias inolvidables

La entrega del premio tuvo lugar en el marco de la jornada anual de Cars for Smiles, que este año contó con la participación de cinco pacientes pediátricos del hospital valdemoreño diagnosticados con enfermedades graves y/o crónica, que ese día se sintieron “especiales y afortunados” por convertirse en copilotos de “super coches” deportivos.

Ese fue el caso y de manera muy especial, de Héctor, cuyo cumpleaños fue precisamente el sábado y pudo celebrarlo como nunca junto a sus seres queridos. “Quiero dar las gracias por el día tan estupendo que pasamos, que nuestro hijo pasó diciendo que era ‘una pasada’”, dijo su madre, lamentando con gracia lo alto que este evento ha puesto el listón y lo difícil que va a ser superarlo en venideros aniversarios, y animando tanto a Cars for Smiles como al hospital a seguir impulsando este tipo de iniciativas y proyectos para los pacientes pediátricos.

Y es que el encuentro, único tanto para los niños y adolescentes participantes, como para sus familias, reunió en Madrid a los chavales y pilotos, en su mayoría propietarios de vehículos exclusivos de míticas marcas como Ferrari, Bentley, Porsche o Lamborghini, a los que se sumaron voluntarios y directivos de empresas patrocinadores y colaboradoras. Los asistentes disfrutaron un día que comenzó con la presentación del proyecto en el Hipódromo de la Zarzuela, de donde partió la caravana de vehículos en dirección al Circuito del Jarama, donde tuvieron lugar varias rondas de rodajes y experiencias a bordo de estos coches únicos, con la participación de los jóvenes como copilotos de sus “padrinos”, antes de almorzar en el recinto.

El broche de oro de la jornada fue el anuncio de los proyectos ganadores de investigación o mejoras en las instalaciones hospitalarias en las que estos jóvenes son tratados para optimizar la atención a este colectivo, y a los que cada año se destina el dinero recaudado a través de las donaciones que realizan los pilotos y patrocinadores, donde “Deporte Triple-S: Sano, Seguro y Saludable” fue seleccionado entre los presentados por los centros colaboradores.

Hospital Universitario Infanta Elena

El Hospital Universitario Infanta Elena, ubicado en Valdemoro, da asistencia a los habitantes de Valdemoro, Ciempozuelos, Titulcia y San Martín de la Vega, así como a otros ciudadanos procedentes de otras áreas de salud, manteniendo los objetivos de alta calidad asistencial, tecnología de vanguardia, eficiencia y profesionalidad.

¿Has leído el último número de nuestra revista?