Inicio Salud Ondas de choque focales. Un nuevo tratamiento llega a Ibesur Valdemoro

Ondas de choque focales. Un nuevo tratamiento llega a Ibesur Valdemoro

400
0
patrocinado

¿Qué son las ondas de choque?

Mucha gente piensa que las ondas de choque son ultrasonidos o láser, pero nada más lejos de la realidad. La onda de choque es un estímulo sonoro de una intensidad determinada y corta duración que puede producir una presión marcada en los tejidos. Para entender esta definición se puede poner un ejemplo sencillo. Todos conocemos el estruendo que genera un avión cuando logra romper la barrera del sonido y sabemos que ese sonido logra mover los vasos de una estantería. Esa presión que mueve los vasos es una onda de choque y el fenómeno se llama cavitación.

Las ondas de choque focales empleadas en traumatología siguen un principio similar al explicado y tienen unas características concretas que las hacen únicas. Pero ¿no se usan también para tratar cálculos renales, es decir, piedras en el riñón?

¿Cómo comenzaron?

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Las primeras ondas de choque se usaron de manera experimental en 1980 para el tratamiento de los cálculos renales, que se extirpaban de manera quirúrgica. Pese a las dudas iniciales del tratamiento, tal fue su éxito que pronto se empezaron a emplear de rutina en todo el mundo y hoy en día el 98 % de casos de esta patología se trata mediante ondas de choque, en lo que se conoce como litotricia.

Poco después se comenzaron a estudiar dentro del campo de la traumatología, al comprobar que también tenían efectos beneficiosos para la reparación de tendones o fracturas que no consolidaban, evitando así al paciente una cirugía segura. Esto nos lleva a las aplicaciones de este tratamiento.

Tipos de ondas de choque: radiales y focales

Las ondas de choque radiales son mucho menos potentes y efectivas que las focales, ya que no usan la cavitación, sino un estímulo puramente mecánico de golpeteo continuo. No es necesaria titulación para aplicarlas.

Las ondas de choque focales son mucho más potentes y efectivas, ya que emplean la cavitación. Se pueden usar en más patologías y con menos sesiones se consiguen mejores resultados que con las radiales. Precisan una titulación de la International Society for Medical Shockwave Therapy (ISMWT) para poder aplicarlas.

¿Para qué se pueden usar?

Dentro del campo de la traumatología se pueden emplear para el tratamiento de pseudoartrosis, afecciones musculares, calcificaciones, tendinitis y fascitis. Las patologías más comunes en que se emplean son:

  • Tendinitis calcificantes en tendones
  • Fascitis plantar
  • Epicondilitis o epitrocleitis
  • Trocanteritis
  • Tendinitis rotuliana y de Aquiles
  • Periostitis
  • Pseudoartrosis de huesos

El beneficio fundamental de este tratamiento es que se consigue una mejoría eficaz en patologías sin necesidad de invertir largos periodos en una tediosa rehabilitación o tener que pasar por el quirófano, por lo que se evitan las complicaciones asociadas a la cirugía.

Para más información, visita Ibesur en la Avda. Mar Mediterráneo, 3 (28341, Valdemoro), llama al teléfono 918 954 957 o escribe al correo info@centromedicovaldemororeston.es

 

 

¿Has leído el último número de nuestra revista?

 

Publicidad LRDV