Inicio Educación Particularidades de la profesión de traductor certificado

Particularidades de la profesión de traductor certificado

1429
0
patrocinado

Debido a la globalización mundial y la era tecnológica en la que vivimos inmersos, cada vez son más necesarias las traducciones en todos los ámbitos culturales, comerciales, jurídicos y educativos, entre muchos otros. Los traductores y las agencias de traducción con sus equipos especializados han tomado a los ojos del público en general el valor que realmente tienen.

Todas las especialidades son muy valiosas y tienen la misma importancia en cuanto al trabajo que realizan los traductores. No obstante, algunas son más solicitadas que otras solo por una cuestión de oferta y demanda.

Dentro de ese grupo de las más solicitadas, se encuentran las traducciones certificadas. Estas traducciones llevan una declaración realizada, firmada y sellada por el traductor al final una hoja adjunta o en la última carilla de la traducción en papel,

Se realiza esta declaración para certificar y dejar constancia que la traducción que se ha realizado es una copia fiel del texto original, pero en el idioma meta (el idioma en el que se realiza la traducción). En muchos países, la firma del traductor es certificada por el organismo que los regula.

Contenido Patrocinado
Publicidad LRDV

Es importante aclarar, que además de la certificación mencionada anteriormente, las traducciones pueden necesitar otro tipo de validaciones, como puede ser la legalización en un consulado o embajada, pero esto depende del objetivo por el cual fue realizada.

Los hacedores de las traducciones certificadas

Los traductores profesionales que realizan traducciones certificadas son aquellos llamados jurados en España, traductores públicos en la República Argentina y perito traductor en otros países. No son los únicos nombres que se le da al título profesional de estos traductores.

Para convertirse en el experto traductor certificado que desean ser, es necesario que primero se preparen con el apoyo académico necesario, o sea cursando y aprobando el plan de estudios especifico para convertirse en un traductor de esta especialidad.

El segundo paso es matricularse u obtener la licencia (de acuerdo con el lugar en donde viva el nuevo profesional) para comenzar a trabajar como traductor certificado. Esto significa que debe ser reconocido por una institución oficial que regula a estos traductores y su trabajo.

Perfil del traductor certificado

El perfil del traductor certificado es uno de los más definidos en el campo de la traducción, a pesar de la gran cantidad de temas que pueden estar presentes en las traducciones que realiza.

Básicamente, es un traductor que ha obtenido su diploma en una institución educativa autorizada, privada o pública, y que luego ha superado los requerimientos de la asociación que los registra y regula.

Los traductores certificados traducen todo tipo de documentación, no solo certificados, contratos y diplomas, pero todo sucede bajo el formato especial que se utiliza para estas traducciones y la certificación final.

Los detalles del formato son bastante curiosos para los que no están acostumbrados a ver este tipo de trabajo, ya que el traductor debe registrar todo lo que ve en el documento original y seguir un modelo particular en cada hoja. Por lo tanto, las técnicas utilizadas son bastante concretas.

 

 

Publicidad LRDV